Leído

AJUSTE JUDICIAL

Exjueza K defendió las jubilaciones de los jueces: No son "privilegiadas" pero sí "muy buenas"

Lun, 23/12/2019 - 11:03am
Enviado en:
Por Urgente24

En el marco de los pedidos de ajuste en el gasto político y de los jueces ante la sanción de la Ley de Solidaridad, la exjueza de la agrupación kirchnerista Justicia Legitima, María Laura Garrigós de Rébori, defendió las jubilaciones de los magistrados y opinó que perciben "una muy buena jubilación" que no se trata de "una jubilación privilegiada" y que sólo la cobran unas 7.000 personas.

María Laura Garrigós de Rébori, referente de la agrupación judicial kirchnerista Justicia Legítima
Contenido

Tras la sanción de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva sancionada la semana pasada por el Congreso del a Nación y que exceptuó a los jueves de la suspensión de la movilidad jubilatoria, este lunes (23/12) la exmagistrada Garrigós de Rébori negó que las jubilaciones de los jueces sean "privilegiadas" pero sí admitió que son "muy buenas".

María Laura Garrigós de Rébori, referente de la agrupación kirchnerista Justicia Legítima, explicó  en declaraciones la radio La Red que las "jubilaciones de privilegio son las que se cobran por haber estado corto tiempo en un cargo ejecutivo o legislativo. El Poder Judicial nunca tuvo ese sistema. En el Poder Judicial rige la obligación de 30 años de actividad, más la edad y los aportes correspondientes".

Sin embargo, luego admitió que no iba a ser "hipócrita" de decir que necesitarían cobrar más porque se trata de "una muy buena jubilación". Además, indicó que durante todos los años de trabajo, "los judiciales aportan un punto más de aporte", con lo cual -agregó-, si resuelven modificar el sistema jubilatorio, "le van a tener que devolver el punto más de aporte que han hecho a lo largo de su vida".

"No es una jubilación privilegiada; es una muy buena jubilación, un 82 por ciento móvil como los docentes, y los judiciales aportan todo el tiempo que son funcionarios un punto más", aseguró la ex camarista, quien, además, remarcó que son "7.000 personas las jubiladas por este régimen, incluidos ex presidentes y ex ministros", con lo cual restó importancia a la trascendencia de ese sector y al impacto fiscal de sus salarios.

Garrigós fue protagonista de varias polémicas. En 2017 pidió la renuncia de los tres jueces de la Corte Suprema que con su voto beneficiaron con el cómputo de "dos por uno" de su condena al represor Luis Muiña, y horas después se supo que ella misma había votado de modo similar en otra causa, en la que el beneficiado era el ex militar Raúl Guglielminetti, represor condenado por el Plan Cóndor.

Y en febrero de 2015, había criticado duramente la marcha para homenajear al fiscal Alberto Nisman.