Leído

DEFRAUDACIÓN

De Vido, a juicio oral por Río Turbio

Lun, 09/09/2019 - 1:29pm
Enviado en:
Por Urgente24

El juez federal Luis Rodríguez elevó a juicio oral y público una parte de la causa que investiga los negociados en la mina Río Turbio, que tiene como principales imputados al ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y a su principal colaborador, Roberto Baratta. En este caso se investiga una maniobra que habría perjudicado al Estado "en principio y cuanto menos" en la suma de $176 millones.

Julio De Vido (Foto de archivo NA).
de-vido.jpg
Contenido

El juez federal Luis Rodríguez elevó a juicio oral una parte de la causa que se sigue contra el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, y su ex mano derecha Roberto Baratta, entre otros acusados, por presunta defraudación y desvío de fondos de Yacimiento Carbonífero de Río Turbio.

En la causa se investigaron convenios por casi 5 mil millones de pesos, de los que se facturaron mil trescientos millones, de acuerdo a lo establecido por la Sindicatura General de la Nación.

El perjuicio para las arcas del Estado ascendería en principio a la suma de $176 millones, según estableció la investigación.

Por esta causa se ordenó en su momento el desafuero y detención de De Vido, lo que ocurrió el 25 de octubre de 2017. En noviembre de ese año fue procesado por defraudación por administración fraudulenta.

El juez Rodríguez firmó esa resolución luego de un fallo del viernes pasado de la Cámara Federal, en donde se rechazaron una serie de nulidades solicitadas por la defensa de De Vido y Baratta que cuestionaban el rol de las querellas de la Unidad de Investigaciones Financieras y la Oficina Anticorrupción, y la persecución penal contra el ex ministro de Planificación y la multiplicación de causas en su contra.

El caso ya fue elevado a Casación para que se sortee un tribunal oral.

Según la resolución que firmó hoy Rodríguez, aquí se investiga "una maniobra defraudatoria, cuya perpetración se sitúa entre el 14 de enero de 2008 y el 26 de enero de 2016, que consistió en la ilegítima obtención de fondos provenientes del Estado Nacional –concretamente del ex Ministerio de Planificación Federal,Inversión Pública y Servicios (en adelante MINPLAN) y del Yacimiento Carbonífero de Río Turbio y de los Servicios Ferroportuarios con Terminales en Punta Loyola y Río Gallegos de la Provincia de Santa Cruz (en adelante YCRT)-, y su manejo a través de la Facultad Regional Santa Cruz (en adelante FRSC) de la Universidad Tecnológica Nacional (en adelante UTN) y de la "Fundación Facultad Regional Santa Cruz" (en adelante "Fundación")".

Esa maniobra, sostuvo la causa, se hizo "en connivencia con funcionarios y empleados públicos del MINPLAN, el YCRT y la FRSC, y los fundadores, directivos y empleados de la referida Fundación".  Se añadió que "el perjuicio a las arcas del Estado Nacional asciende, en principio y cuanto menos, a la suma de $ 176.074.000".

Cabe recordar que este año, el caso Río Turbio estuvo a punto de pasar a la órbita del juez Claudio Bonadio. Es porque había otra investigación sobre el funcionamiento de la usina Río Turbio. Sin embargo, la Cámara entendió que las dos causas se anexaran en el juzgado de Rodriguez. Por eso ahora eleva parcialmente la causa por la mina.

Queda para resolver algunas cuestiones puntuales y también el tema de la usina. En ese expediente Bonadio ya indagó a  De Vido,  Baratta, el ex gobernador de Santa Cruz Daniel Peralta y un grupo de empresarios de la firma Isolux-Corsan, encabezados por Juan Carlos De Goycoechea, el hombre de negocios que abrió el dominó de "arrepentidos" en la causa de los Cuadernos.

La semana pasada, la Cámara Federal porteña rechazó el pedido de prisión domiciliaria presentado por la defensa de De Vido, quien se encuentra preso en Marcos Paz. El ex funcionario había solicitado el beneficio en función de su edad - atento a que cumple 70 años en diciembre- y por problemas de salud.