CLAUDIO TINARI

Audios complican al empresario detenido en Pinamar: "Esto es poder político, pa"

Claudio Tinari está detenido por presunto "abuso sexual con acceso carnal", pero esta denuncia motivó otras por trata de personas y explotación laboral, y se destaparon antecedentes penales y acusaciones que agravan la situación del imputado. Ahora la Justicia analiza una serie de audios.
miércoles, 13 de enero de 2021 · 16:21

Claudio Alberto Tinari, de 44 años, fue detenido en Pinamar por una denuncia de violación de una de sus empleadas Se trata de un empresario gastronómico de Morón que es dueño de un patio cervecero en Hurlingham, y además adquirió la concesión de un restaurante ubicado en la zona norte de la localidad costera. Ahora, tras esta denuncia, se desencadenaron más en su contra entre las que se encuentran trata laboral  y explotación laboral. Asimismo, se destapó una serie de antecedentes penales y acusaciones que agravaron la situación del imputado.

Entre las pruebas que ahora analiza la Justicia, se sumaron en las últimas horas unos audios aportados por los empleados del hombre que son una prueba contundente del maltrato que recibían.

En uno de ellos, Tinari expresa su descontento con los jóvenes que había contratado para que trabajaran en su restaurante durante la temporada de verano, muchos de ellos del interior del país, cuando estos manifestaron sus intenciones de renunciar. El tono de reproche fue escalando y se convirtió rápidamente en amenazas a los gritos: “Y que me digan que ahora se van (...) igual yo tengo un plan B, un plan C...Tengo tres equipos de cocina armados por si ustedes se van. No soy un bo...., soy un empresario”, alardeó Tinari, y arremetió: “El día que tu novia se hizo la loquita ya sabía que se iban a ir todos. Avisale a tu novia que en la gastronomía el jefe es el que manda, no los empleados. ¿Entendés?”.

Luego continúa: “Si vos no me devolvés toda la ropa que yo di. El (talle) XL que le di a la gorda esa deformada, los gorros, toda la ropa que me deben y no me pagan, los voy a buscar por todo Pinamar”. Y remató: “Esto no es una amenaza. Esto es una advertencia. No van a poder trabajar en ningún hotel, amigo. Porque hay otra historia, esto no es amenaza, esto es poder político.

En otro tramo de los audios profiere otra amenaza: "acá yo soy bueno, soy bueno, pero si soy malo soy recontra malo. Si vos querés a Dios, tenés a Dios. Si querés al Diablo, tenés al Diablo".

Según informó Diego Escoda, Fiscal General de Dolores, la denuncia por el presunto abuso sexual de la camarera fue posterior a la que ya había formulado otra empleada por “explotación sexual”. Aquel expediente fue caratulado como “tentativa de explotación del ejercicio económico de la prostitución y trata laboral” y podría pasar al fuero federal de confirmarse esta última acusación.  "Luego de esta denuncia por trata de personas la víctima tomó coraje y lo denunció por abuso", dijo a Télam una fuente judicial.

La primera mujer en denunciarlo fue una joven quien contó que le había ofrecido 100 dólares para “pasar el día en Cariló” con un cliente del balneario en el que trabajaban bajo el mando de Tinari. Luego de este testimonio, otra chica relató que fue abusada por el mismo hombre.

Según fuentes policiales, el ataque sexual habría ocurrido el martes 22 de diciembre pasado en una habitación del Hotel Trinidad de Pinamar, donde la presunta víctima se hospedaba junto a otros compañeros de trabajo. 

La mujer realizó la denuncia el miércoles 6 de enero: contó que cuando salió de bañarse encontró a su empleador en la habitación. Eran las 9 de la noche.  "Me tomó de los brazos y me dijo: 'Callate, no grites va a ser rápido'", recordó. Luego la tiró sobre la cama, se le subió encima y la violó "sin utilizar protección", según consta en la denuncia policial.  

A estas denuncias se sumaron el resto de los trabajadores quienes aportaron datos y audios que dejan ver “maltratos” de todo tipo por parte del empresario gastronómico, incluso una situación de “encierro” en la casa en los que los tendría como “secuestrados”.

“Tinari encerraba a sus empleados y se llevaba la llave”, agregó el fiscal, en relación a los maltratos a los que el empresario sometía a los jóvenes que contrataba.

Pero el prontuario de Tinari no terminaría ahí: según Télam, cuando los investigadores fueron a buscar sus antecedentes encontraron que tiene una pena de 8 años de prisión en suspenso por el delito de "exhibiciones obscenas agravadas y daño" en la justicia de Morón, tras ser descubierto mostrando sus genitales en la puerta de un jardín de infantes.

El pasado lunes 11/01, el fiscal Juan Pablo Calderón, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Pinamar, pidió tres allanamientos y logró la detención del acusado, que se dio en la casa que alquilaba para los empleados, en en la avenida Enrique Shaw al 3000.

En el lugar se secuestró su teléfono celular y un bolso marca Puma de color turquesa y azul, y una valija roja que contenían ropa y elementos de perfumería de la víctima. Los otros dos lugares allanados fueron el balneario donde funcionaba el restaurant y la casa donde se alojaba el empresario y que compartía con su pareja. Participaron de los operativos personal de la Comisaria de la Mujer de Pinamar y del Servicio Externo de Ostende y Pinamar.

Además se le incautaron dos computadoras personales, un celular y varias hojas de un cuadernillo con registros y constancias de puño y letra de la situación laboral de empleados.

A su vez, testigos declararon que el imputado también tenía una relación violenta con su pareja, a quien amenazó varias veces de echarla del balneario, y era habitual verlo drogado o alcoholizado.

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia