Leído

EN SAN TELMO

La Justicia frenó la construcción del edificio Astor, que Larreta había autorizado

Lun, 18/11/2019 - 7:15pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

La Justicia declaró nulos los permisos de construcción del edificio Astor, en el barrio porteño de San Telmo, y la obra se volvió a frenar. Los vecinos, a través de un amparo, denunciaron que el hotel excedía la altura máxima permitida a pesar de que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta había dado la autorización a la empresa TGLT para el proyecto. La firma adelantó que apelará la medida.

Contenido

Otro freno a la construcción del edificio Astor en San Telmo, por reclamos de los vecinos, a pesar de que la obra estaba autorizada por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

El juez Pablo César Mantaras, titular del Juzgado Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad N° 3, hizo lugar a una acción de amparo presentada por la Asociación Civil Basta de Demoler, la Asociación Vecinal Casco Histórico Protege y el Observatorio de Derecho de la Ciudad en la causa

"Asociación Civil Basta de Demoler c/ GCBA (Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires) s/ amparo- suspensión de obras", Expte. Nº A30636-2017/0.

Por esa medida, Mantaras declaró la nulidad de los permisos de obra otorgados por el gobierno porteño al proyecto ubicado sobre la Avenida Caseros al 500, entre las calles Bolívar y Perú, al entender que "se autorizó una construcción en exceso de los límites de altura previstos por el CPU (Código de Planeamiento Urbano)", para el Área de Protección Histórica N° 1 (APH 1).

El permiso de obra había sido otorgado por la Dirección General de Registro de obras y Catastro (Dgroc). Se había permitido levantar un edificio de 29,3mts de altura que los vecinos denunciaron por ilegal ya que el máximo permitido para el Área de Protección Histórica es de 13 y 22 metros.

Desde la constructora reclamaron que el nuevo Código Urbanístico y de Planeamiento, aprobado el año pasado, luego de que comenzara la obra de Ástor, cambiaba los criterios de alturas máximas. Sostuvieron que debía "adoptarse un criterio morfológico que contemplara a la manzana y a la cuadra como unidades primarias y no a la parcela".

Además, la empresa aseguraron que la presentación  de Basta de Demoler y el Observatorio por el derecho a la Ciudad "impide el avance del proyecto conforme los criterios originalmente proyectados y debidamente aprobados por la autoridad de la Ciudad".

Por último, advirtieron que "TGLT apelará la decisión ante la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires por considerarla improcedente y contraria a derecho, y confía en una pronta resolución favorable para darle finalización a un proyecto que aportará valor a todo el barrio de San Telmo y revivirá una de las avenidas icónicas de la ciudad de Buenos Aires".

En agosto, el juez ya había ordenado frenar las obras, al dar curso al amparo. Ese mismo mes, la Dirección General de Rentas porteña decidió impugnar "ciertas declaraciones juradas" del impuesto a los Ingresos Brutos de 2012 y 2014; e informó que iba a determinar de oficio el tributo de esos períodos, para aplicar una alícuota diferente a la utilizada por TGLT.

Ese mismo mes, TGLT había alcanzado un acuerdo para reestructurar una deuda de u$s 150 millones. Como parte de ese acuerdo, IRSA Propiedades Comerciales (dueña del 4,2% de sus acciones), y el fondo PointArgentum (del 14,1%), harán una capitalización de u$s 39 millones, de ellos, u$s 24 millones a cargo de IRSA, según consignó el diario El Cronista.