EL PORTEÑO

PAGOS DE JULIO

Hay alarma porque casi la mitad de los comercios porteños se atrasó en el alquiler

El dato surge de un relevamiento que realizaron en conjunto dos entidades inmobiliarias y una federación de comerciantes. Los datos preocupan y son el reflejo del impacto de la cuarentena sobre la actividad económica. No sólo el 45% de los comercios se atrasó en el pago del alquiler en julio pasado, sino que el índice de desocupación de los locales comerciales ya es del 42%. Además, entre un 20% y un 25% de los contratos de alquiler con destino comercial no se están abonando.

La Mesa Productiva Inmobiliaria y de la Construcción de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA), el Centro de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires y la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) realizaron un relevamiento en conjunto para determinar cómo está impactando la cuarentena por el coronavirus en los contratos de los locales con fines comerciales.

De ese trabajo surgió que el 45% de los locales comerciales de la Ciudad de Buenos Aires no pudo pagar en julio el correspondiente alquiler en los plazos establecidos, debido a las restricciones impuestas por la cuarentena y la caída de la demanda.

Además, calculan que una vez que finalice el aislamiento social el 11,55% de los establecimientos no volverá a abrir sus puertas.

El análisis de la situación fue abordado de manera conjunta ante “la compleja situación por la que atraviesa la actividad comercial y como consecuencia, el sector inmobiliario, ante la marcada tendencia de recisión de contratos de alquiler acontecida durante el primer semestre del año a causa de la pandemia COVID-19”, señalaron en las entidades.

El relevamiento realizado arrojó como resultado que, finalizado el primer semestre de 2020 y específicamente en junio, un 22% de locales comerciales debió rescindir sus contratos, dando inicio a una tendencia negativa que se profundizó en julio, con un índice de desocupación de locales comerciales de alrededor del 42%.

El principal motivo de la rescisión de contratos de alquiler (y la posterior desocupación de numerosos locales comerciales en diferentes Centros Comerciales Abiertos de la ciudad) ha sido la imposibilidad de cumplir con el pago de los alquileres en tiempo y forma”, destacaron.

Al respecto, las tres entidades remarcaron que en julio, quinto mes de cuarentena y de inactividad debido a la pandemia, “un 45% de los comercios no pudo cumplir con sus obligaciones y pagar el alquiler dentro de los plazos acordados”.

Asimismo, según el relevamiento realizado por FECOBA, cuando finalice el Aislamiento Sanitario Preventivo y Obligatorio (ASPO), se calcula que “alrededor de un 11,5% de los locales comerciales de todo el país que debieron cesar sus actividades a causa de la pandemia, ya no volverá a abrir sus puertas”.

Por otra parte, se estima que el 46% de los locales comerciales ocupados hoy, son explotados por sus dueños.

La situación se generó a pesar de que “el 90% de los locales comerciales de la Ciudad de Buenos Aires pudieron renegociar una baja en el monto mensual del alquiler con los dueños de los locales”, en tanto “tan solo un 10% continúa, pese a la crisis, cumpliendo con el pago del alquiler bajo los mismos valores de marzo pasado”.

Por último, FECOBA, CIA y los corredores inmobiliarios señalaron que “entre un 20% y un 25% de los contratos de alquiler comercial no se están abonando”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario