L'Avenue du désastre

Evidentemente entre los vecinos de la construcción del inmueble L'Avenue, en Avenida del Libertador 3858, Ciudad de Buenos Aires, y los responsables de la obra del Grupo Portland, hay crisis diaria. Los constructores aparentemente quieren acelerar, recuperar el tiempo perdido e irse de un lugar que es testigo de varios reveses profesionales. Los vecinos les hacen saber, cada vez que pueden, que los desprecian. ¿Alguna tarea de empatía o de geneeración de vínculo? Ninguna.
sábado, 5 de diciembre de 2020 · 20:53

Acerca de la obra L'Avenue Libertador, con fecha de entrega agosto 2022, en lo que se denomina Palermo Nuevo, ya se ha escrito mucho. Es probable que no hay otra obra en construcción en Ciudad de Buenos Aires, con tanto centimetraje negativo.

Pero los responsables de Grupo Portland tampoco hicieron mucho por recuperar el favor de los vecinos, que son el origen de las críticas y denuestos acerca del emprendimiento que pasó de 24 pisos a 36 pisos en un terreno de 11.700 m2, a su vez perímetro alcanzado de forma polémica.

Desde todo lo que sucedió en el excavado de 5 subsuelos en zona cercana al subterráneo arroyo Maldonado, en un predio de depósitos subterráneos de combustibles en una ex estación de servicio YPF, a una autorización que fue de las últimas decisiones de Mauricio Macri antes de dejar el Gobierno de la Ciudad, todo mal.

Ni hablar la actividad en obra durante la cuarentena, según los vecinos, cuando no estaba autorizada la obra privada.

Tampoco hablar de supuesta violación de horarios de inicio y fin de la jornada laboral.

Ni de la seguridad en obra, por la que debería velar el sindicato UOCRA, además del Gobierno de la Ciudad.

Las nuevas quejas, que se suman a las antiguas quejas:

Bloqueo de vereda ancha pública y hasta 3 carriles sobre Avenida del Libertador.
Tapado de alcantarillas por desecho de cemento en el lavado de camiones hormigoneros.
Quejas de gestión ilícita de 2 grúas, que invan la vista de los edificios vecinos.
Etc. etc. etc. Y para agosto 2022 falta muuuuuuucho. Es una fecha demasiado lejos.