"Nocturnidad y transporte": Las medidas que analiza la PBA ante un "escenario muy negativo"

Lo anticipó el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak. Dijo que se busca evitar volver la cuarentena dura, aunque la calificó como "la medida más eficaz". Recomendó, además, el cierre de algunas fronteras.
miércoles, 6 de enero de 2021 · 16:26

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, afirmó este miércoles que "el escenario es muy negativo" en relación al aumento de casos de coronavirus, por lo que consideró que se deben "tomar medidas para retroceder los contagios".

El funcionario planteó que, desde el Gobierno, se busca evitar "la medida más eficaz" que es "el aislamiento absoluto", y detalló que se discute "tomar medidas con la nocturnidad" así como restricciones relacionadas con el "transporte público".

"El escenario así como estamos es muy negativo. Tenemos que tomar definiciones que logren retroceder en los contagios. Todas las decisiones que tomemos tienen que apuntar a reducir la forma de contagio y hay varias posibles. La última de todas y que queremos evitar es volver a la más eficaz que es el aislamiento absoluto", dijo el funcionario en declaraciones a El Destape Radio. 

Y agregó: "Se están planteando algunas relacionadas con la nocturnidad. Estamos haciendo un trabajo minucioso y los casos han aumentado más en la población de 15 a 30 años. Antes no era así, antes era entre 30 y 45 años. Quizá también tomar medidas en esa población ayude porque son los primeros que se contagian y después contagian al resto. También ir tomando medidas segmentadas sobre los medios de transporte".

Este martes el gobernador Axel Kicillof se reunió con intendentes en San Bernardo para hablar de la delicada situación epidemiológica y acordaron que en los próximos días volverán a hacerlo para definir las medidas.

Reconoció el funcionario que las medidas que impongan restricciones a las salidas nocturnas generaron un debate al señalar que "algunos lo ven más viable y otro lo ven menos viable, pero muchos países lo están haciendo".

Sumó, también, que "es importante el cierre de algunas fronteras, eso sirve, pero hay mucha circulación interna y no alcanza solo con eso".

Al analizar el aumento de los casos, advirtió Kreplak que están "en el triple que hace tres semanas y la velocidad de ascenso es muy significativa".

"Cuando uno estudia las segundas olas en todos los países del mundo, son muchas veces superiores incluso a la primera ola. Pero todavía no está del todo clara la situación epidemiológica porque la distorsión de las fiestas afectan un poco", precisó.

En el Gobierno bonaerense siguen con especial atención lo que ocurre en la Costa y por eso mantuvo la reunión con los jefes comunales de esos partidos y las zonas cercanas.

"Como tenemos una ocupación de camas más baja que en aquel momento del pico, hoy no estamos en una situación de emergencia. La secuencia sería fortalecer los controles, incentivar y pedir a la población que vuelva a cuidarse en los peores momentos", dijo Kicillof tras ese encuentro.

Pero Kreplak advierte que si los casos aumentan también lo hará el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva y la letalidad del virus. Lo hizo al señalar que en los rebrotes y segundas olas en Europa la letalidad se mantuvo en los mismos niveles que durante la primera etapa de la pandemia.

"Si tenemos 15 mil contagios volveremos a tener los mismos muertos por día que antes", advirtió.

Tras la reunión con los intendentes, Kicillof apuntó a un "relajamiento" de la sociedad tras varios meses de cuarentena y a las juntadas de fin de año. "Hubo un relajamiento y además la época de las fiestas, las juntadas, han contribuido a aumentar los contagios", dijo. 

Tras calificar el inicio de la temporada turística como "positiva", Kicillof hizo hincapié en los cuidados y advirtió sobre la nueva cepa: "Si con más relajamiento de las actitudes aparece la nueva cepa, que es más contagiosa, podemos ir a una catástrofe, que es lo que ha ocurrido en otros países, como el Reino Unido".

El presidente Alberto Fernández encabezaba desde el mediodía una reunión remota con los gobernadores para monitorear la situación sanitaria.