MUCHA OBRA PÚBLICA, POCA ASISTENCIA AL AGRO PRIVADO

En la peor campaña de trigo, Cristina visita Entre Ríos

Cristina Fernández visita Colonia Avellaneda, municipio de 2.500 habitantes del Departamento Paraná, en Entre Ríos, donde entregará 600 viviendas, firmará el contrato para la autovía del acceso norte a Paraná y llevará $ 20 millones para la compra del frigorífico JBS Swift. Pero que no se olvide del trigo...

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Mucha obra pública pero escasas respuestas a los problemas de la economía privada agrícola entrerriana.

 
Cristina Fernández visita Entre Ríos, cuyo gobernador, Sergio Urribarri, anunció que ella llevará $ 20 millones como aporte a un fideicomiso integrado por la Municipalidad de San José, el Gobierno de Entre Ríos y distintas organizaciones de la sociedad civil de San José para la compra del frigorífico JBS Swift, cerrado hace 4 meses por la empresa brasileña que lo había adquirido.
 
El fideicomiso será accionista minoritario del frigorífico de San José, que se encuentra en proceso de venta al Consorcio Ganadero del Montiel.
 
El dinero que lleva Cristina permitirá avanzar en el fideicomiso ya que, según explicó el ministro provincial de la Producción, Roberto Schunk, "la idea es dotar de fondos a una fundación para el desarrollo de San José".
 
Pero la acción principal estará en Colonia Avellaneda, localidad a la que la Presidente arribará en tren desde Paraná, e inaugurará las 600 viviendas que construyó el Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV).
 
Acerca del tren entre Paraná y Colonia Avellaneda, el intendente Edgardo Dellizzotti dijo: "Una vez que (los viajes) se tornen diarios, va a ir desarrollándose más lejos uniendo más pueblos". Se espera que en esa oportunidad Cristina realice una defensa de las compras de material ferroviario a España y Portugal, hoy día bajo investigación.
 
Además, Cristina adjudicará obras en caminos rurales (mejoramiento de los caminos rurales de la zona 7, lote A y B del Prosap, por un total de 162 kilómetros), y se entregarán netbooks a alumnos de escuelas de Paraná. 
 
En Entre Ríos se explicó que, de las rutas que se trabajarán, hay “cerca de 50 kilómetros de la ruta Nº 50, desde Yeso (departamento La Paz) hasta Conscripto Bernardi (Federal), acortando la distancia gracias a 2 puentes que atraviesan el arroyo Feliciano. Se complementan con otros 18 kilómetros más en Ombú, departamento La Paz, uniendo esta comunidad con Paso Mula" (lote A). 
 
El lote B, corresponde al "camino de la costa, de 41 kilómetros de ripio, menos 8 Km. en el departamento Feliciano, es el acceso a la escuela Nº 70 en el departamento Paraná, cerca del empalme de la ruta nacional Nº 137 con la Nº 12. Además se unirá General Ramirez con Don Cristóbal en el departamento Nogoyá".
 
El proyecto será ejecutado por la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), con 18 meses de ejecución. 
 
Según se expresa en el convenio subsidiario “Mejoramiento de caminos en zonas rurales productivas, zona VII”, US$ 38.500.846 serán financiados con fondos provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap). El monto restante, US$ 9.625.212 serán aportados por la provincia. 
 
Más allá de la obra pública, en la economía agrícola privada, base del desarrollo entrerriano, hay problemas importantes que hace tiempo que la Nación no resuelve sino que, todo lo contrario, ha agravado.
 
 
"Mientras la trilla de trigo avanza en Entre Ríos con buenos rendimientos, la preocupación de los productores por la falta de mercado crece día a día, al punto que no dudan en asegurar que esta campaña es peor que la anterior. Los más críticos hablan de una situación lapidaria para los chacareros.

El problema no es menor. La producción en este ciclo –se estiman unos 12,7 millones de toneladas– será mucho mayor que el año pasado, y con las exportaciones cerradas y los molinos que obedecen las directivas del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, la comercialización se torna complicadísima.

El productor que quiere vender –si encuentra comprador, claro– debe resignar al menos 200 pesos por tonelada. La transferencia de la renta del productor al exportador o la molinería es grande, muy grande, tanto como la bronca de los chacareros.

El panorama de esos productores chicos es más complejo todavía porque, incluso resignando ganancias, hoy no tienen quién les compre el trigo.

Los grandes productores, aquellos que pueden ofrecer un buen volumen a las pocas empresas que concentran la exportación, en cambio, no enfrentan esos problemas y hasta reciben un buen precio. Otra vez, está claro, el chico es el perjudicado.

Reunión

Ante este escenario, los productores entrerrianos de la Federación Agraria Argentina (FAA) se reunirán hoy, a partir de las 19:00, en la sede de la Filial Villaguay, y allí analizarán como tema casi excluyente la situación triguera.


Del encuentro, seguramente, saldrá un plan de acción que estará en línea con lo que se decida en la reunión de la Mesa de Enlace nacional, cuyos integrantes vuelven a reunirse hoy en Buenos Aires.

Se descarta, en principio, que de la reunión de Villaguay surja alguna medida de acción directa inmediata. Los productores, por un lado, están en plena trilla y deben aprovechar al máximo el tiempo en el campo, y, por el otro, la decisión de la FAA entrerriana esta vez sería actuar coordinadamente con lo que se resuelva a nivel nacional. Las posiciones en el seno de la FAA entrerriana, no obstante, “están muy conversadas”, según un vocero de la entidad.

De todos modos, si no aparecen soluciones para la comercialización del trigo, enero puede ser un mes muy caliente en el campo y no sólo por las altas temperaturas del verano.

Agresión

Mientras, el Consejo Directivo Central de la FAA volvió a cuestionar la “brutal” transferencia de recursos desde el productor hacia exportadores y grandes molineros, y anticipó que llevará hoy a la Mesa de Enlace la propuesta de concretar alguna medida de acción directa.


“Lo que sucede con el trigo es una nueva agresión al productor y al consumidor”, coincidieron los directores de FAA. Consideraron que “hace cuatro años que la intervención de la Secretaría de Comercio Interior le garantiza un muy buen negocio al puñado de empresas que controla un mercado altamente cartelizado, como el del trigo”. “La contracara de esta política es escandalosa, porque los productores trigueros recibimos sólo 60 centavos por kilo, mientras los consumidores pagan 8 pesos un kilo de pan”, denunciaron.

Por otra parte, reclamaron medidas urgentes porque “si no, seguirá habiendo un desfase que castiga el bolsillo de todos los argentinos y la supervivencia de muchos chacareros”, indicaron los directores FAA de todo el país.

La reunión estuvo presidida por Eduardo Buzzi, quien anticipó que hoy se reunirá con sus pares de la Mesa de Enlace, con un mandato claro de proponer medidas de acción. 

“Reafirmando la autonomía política y gremial de nuestra entidad, vamos a proponer la realización de acciones concretas porque lo que sucede con el trigo es una nueva agresión al productor y al consumidor”, señaló el titular de la Federación Agraria.

También aclaró que “el Gobierno, lejos de atender nuestros reclamos y tomar las propuestas concretas que realizamos para frenar el proceso de concentración económica, está fomentando la expulsión de los pequeños y medianos productores agropecuarios”.

“Por eso mismo exigimos una intervención virtuosa del Gobierno en el mercado, y que sea el garante de un comercio nacional transparente”, indicó Buzzi.

En este sentido, la entidad ha impulsado durante 2010 un proyecto de ley que crea la Agencia Federal de Estímulo a la Producción Agropecuaria (Afepa) y que pretende transparentar la cadena de comercialización de granos en el país.

El plan de acción gremial de la FAA nacional

El Consejo Directivo Central de la Federación Agraria Argetina (FAA) aprobó el siguiente plan de acción gremial:

- Crear un nuevo diseño institucional para el comercio de granos en la Argentina, a través de la Afepa.

- Formalizar audiencias públicas con todos los gobernadores de las provincias trigueras con la intención de involucrarlos en la defensa de una comercialización del trigo “justa y transparente”, especialmente para el pequeño y mediano productor.

- Exigir formas de comercialización que mejoren la situación de las cooperativas en el mercado. Por ejemplo, mientras existan los ROE (permisos de embarque) sean otorgados por las cooperativas y productores.

- Elevar este plan de acción a la Mesa de Enlace, considerando que frente a la problemática de la comercialización del trigo “estamos siendo agredidos todos los productores argentinos”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario