El marido de la maestra a Cristina y Scioli: "Hagan algo porque así ya no se puede vivir"

La maestra Sandra Almirón, de 37 años, fue asesinada anoche (25/11) de un balazo, en Derqui, Pilar, por ladrones armados que le robaron su vehículo, encontrado luego en José C. Paz. Así, la inseguridad golpeó otra vez a la provincia de Buenos Aires mientras los políticos debaten sin encontrar soluciones. La tragedia ocurrió a pocos días del asesinato de la arquitecta y catequista Renata Toscano, en Wilde, Avellaneda. Son 2 crímenes de similares características. El esposo de la maestra de 37 años reclamó a la Presidente y al gobernador bonaerense que "hagan algo, algo ya, porque no se puede vivir así".

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). A los 37 años, Sandra Verónica Almirón era maestre de primaria y este año tenía a cargo un 3er. grado en el Instituto Santa Ana. Además, era docente de la Escuela Número 43, del barrio Carlos Pellegrini.
Ella murió anoche tras ser baleada por desconocidos que la interceptaron para robarle el auto en la localidad bonaerense de Derqui, Pilar. Los ladrones huyeron con el auto, un Corsa verde, que finalmente fue localizado, abandonado, junto a una plaza en José C. Paz.
Ocurrió cerca de las 20:00, cuando la maestra llegaba a su casa. Según las primeras informaciones, la víctima llegaba a su vivienda a bordo de un Chevrolet Corsa cuando fue interceptada por 2 asaltantes que quisieron robarle el vehículo. En ese momento, la mujer recibió un tiro en el tórax que la dejó gravemente herida.
 
Tras el disparo, los delincuentes tiraron a la mujer del auto y huyeron con el mismo. Ella falleció cuando era trasladada al Hospital Austral de Pilar.
"Sé que ella no se resistió, entregó el auto y la mataron igual", dijo el marido de Sandra, Walter García. "No entiendo dónde le pegaron el tiro y para qué le pegaron si ella ya había entregado el auto. Si le querés pegar un tiro tirale en las patas", repudió indignado.
Recordó que junto a ella estaban preocupados por la inseguridad y que hablaban mucho sobre cómo actuar ante un episodio delictivo. "Ella sabía que tenía que entregar todo, bajar la cabeza y no mirar al ladrón", detalló el jóven.
"Mirábamos todos los noticieros", subrayó al tiempo que sostuvo que siguieron de cerca el caso del crimen de la catequista de Wilde. "Estábamos asustados y teníamos todas las precauciones", dijo Walter García.
El viudo, en declaraciones a periodistas en la puerta de su casa, dijo que su mujer era una "excelente docente", que en diciembre iban a cumplir 4 años de casados, y que al perder a su mujer, "me robaron todo lo que tenía".
Walter reveló que la víctima estaba realizando un tratamiento en el que le faltaba una operación para someterse a fertilización asistida.
"La Presidente tiene hijos, como todos, y tiene que entender que le puede pasar a ella o cualquiera. Hoy lo tocó a mi señora, pero mañana puede ser a otro. Tienen que hacer algo porque para eso los votaron", agregó García.
Walter le pidió a la Presidente que "haga algo, algo ya, porque ya no se puede vivir así. Pasó lo de Wilde, lo de Castelar, lo del banquero, todos los días hay un caso".
Por otra parte, la directora del instituto Santa Ana, la hermana Alejandra, calificó de "tragedia" lo ocurrido con Sandra Almirón y criticó la "falta de educación y humanidad" de la sociedad.
Además manifestó su pesar por el asesinato de la docente y recordó que la maestra era una "excelente persona". "Sandra era muy servicial, no tenía problemas con nadie, ayudaba a todos", describió la religiosa, y agregó que estaba casada y en busca de un hijo.
 
La hermana Alejandra aseguró que "es una tragedia, una cosa terrible" e informó que la escuela permanecerá cerrada durante el día de hoy y que mañana habrá una misa en su memoria. 
La directora del Colegio dijo que estos episodios ocurren por la "falta de educación, de humanidad" y aseguró que "la sociedad está perdiendo el sentido de la vida como el mayor de los valores".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario