La profesora trompetista tenía sexo con su alumna

Una profesora, Helen Goddard, de 26 años, fue procesada por acostarse con una estudiante menor. La relación comenzó en una escuela privada del distrito financiero de Londres, y podría acarrearle una temporada en la cárcel.

Se llama Helen Goddard, tiene 26 años y mantiene una relación sexual con una de sus alumnas, más de 10 años menor que ella, y por eso fue llevada a los tribunales. Goddard es trompetista, fue niña prodigio y es profesora de música. Ella conocerá la sentencia el 21/09.
Los hechos se remontan a 3 años atrás, cuando la menor, que tenía menos de 16 años, y Goddard se conocieron en el aula de una escuela privada en el distrito financiero de Londres.
La relación enseguida se extendió más allá de las horas lectivas, en las cafeterías próximas a la escuela, y en el domicilio de Goddard, donde hubo sexo.
Luego ocurrió una llamada telefónica anónima a la policía, que descubrió a las 2 el 10/07, secuestrándose una colección estimable de juguetes sexuales y llevándose el relato a la directora del centro educativo, quien puso al tanto a los padres de sus alumnos, vía mensajes de texto a los móviles.
Goddard fue apartada y su alumna recibió vacaciones anticipadas.
Según fuentes cercanas a la policía, la relación "empezó como una amistad y sus protagonistas se conocían desde hace 3 años, pero el asunto sólo se desencadenó a principios de este año".
También: "La chica dice que está enamorada de la señorita Goddard y ha dejado claro que apenas cumpla 16 años quiere continuar con la relación, aunque obviamente no estén juntas en este momento".
La edad de consentimiento sexual son los 13 años en el Reino Unido.
Sin embargo, tener relaciones sexuales con una persona entre los 13 y los 16 años se considera ilegal y acarrea consecuencias penales. Sobre todo en el caso de los profesores.
La noticia ha provocado estupor en el condado de Hampshire, de donde es natural la maestra, a quien apodan La Dama del Jazz. Sus vecinos la tenían por una chica tímida e inteligente, famosa hace años por su condición de niña prodigio de la trompeta, que le llevó a intervenir en la ceremonia inaugural de los Juegos de Sydney.
La maestra se declaró culpable ante el juez, de 6 cargos sexuales y sus padres la han escondido lejos de la curiosidad de la prensa y la televisión.
La directora ha rescindido de inmediato su contrato para apartar de la tentación a las alumnas, cuyos padres se dejan € 15.000 anuales en un colegio cuyo lema es: 'El Señor nos guía'.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario