RIVER PERDIÓ EL INVICTO

Vélez dejó sin invicto a River gracias a Santiago Silva: Ganó 2-1

Santiago Silva, delantero implacable de Vélez, dejó sin invictos a River en el Monumental. El equipo de Ricardo Gareca volvió a ganar en el campeonato (esta vez sin ser superior a su rival) gracias al oportunismo de su goleador y a un error de Chichizola. River, que no mereció la derrota, había empatado transitoriamente con un penal de Mariano Pavone.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Muchas veces, el fútbol es cruel y no entiende de razón y de justicia. En una semana en la que se empezó a hablar sobre el tema de los arqueros en River por aquello de la vuelta de Carrizo, el pibe Chichizola perdió el invicto de su arco de una forma incréible. Mire que los arqueros tienen bloopers en su haber... Lo del arquerito de River esta vez fue de no creer.

Esa jugada fatídica, cuando ya se jugaban más de media hora de juego, acomodó a Vélez en el partido. El gol de Silva, tremendo goleador por olfato y por condición innata, no perdonó es fallo y el equipo de Gareca sacó una ventaja que no mereció desde el juego.

River había empezado mejor el partido porque se mostró más metido y sincronizado que su rival. Claro que sin ser maravilloso no nada por el estilo. Demasiadas cosas para pedir en el ardoroso y poco pensante fútbol argentino.

Mariano Pavone pudo anotar a los 3' de iniciado el encuentro luego de pelearle la pelota al zaguero Domínguez. Éste fue uno de los duelos más importantes que tuvo el partido en cuanto a las duplas. River estuvo cerca de abrir el marcador pero el tiro del delantero se fue ancho y por eso Barovero zafó de milagro.

River pesó más en el partido a pesar de que Emanuel Lanzini y Eric Lamela no gravitaron, teniendo en cuenta que son los generadores de juego. River se las arregló para incomodar a un Vélez que entró medio dormido al campo. Todo este panorama se dio hasta los 30' del primer tiempo, aproximadamente.

Vélez sólo mostraba como potable lo de Augusto Fernández por la franja derecha del ataque y a Silva como delantero peligroso. Con estos dos le bastó a Vélez para molestar un poco a la defensa de River.

El problema es que River bajó un poco la intensidad y Vélez empezó a sentirse cómodo en la cancha. En el interín, Chichizola se mandó la macana y el equipo visitante pasó a ganar 1-0 y con ese gol quebró el invicto de la valla millonaria en el Torneo.

En el arranque del complemento, River encontró rápidamente la ocasión de reparar el error de Chcichizola. Lanzini fue tumbado en el área de Vélez y Pavone anotó el empate de penal. River puso el 1-1 y era lo más justo para el partido.

Este gol tonificó el espíitu de River que llevó a Vélez contra su propio arco. Al minuto del gol del empate, un pelotazo de Pereyra complicó a Barovero y el arquero rechazó el tiro al córner.

River presionaba como podía y Vélez, molesto con el empate de Pavone, también salió a buscar el resultado. El desarrollo del partido se abrió por la ambición de los dos y eso hizo presagiar un buen segundo tiempo.  

A pesar de este presagio, el juego decayó en intensidad y peligrosidad. El juego se planteó de media cancha y todo se hizo dividido. Como verá, el juego se hizo más deslucido y pareció que el empate les sentaba bien a los dos. A todo esto, se jugaban 30'.

Por fortuna, pasando la media hora se decidieron y volvieron a ir por más. Y finalmente se le dio a Vélez por esas cosas del fútbol. En ese contexto el partido volvió a ganar en emoción y se vieron aproximaciones sobre los arcos. A decir verdad, más sobre el arco defendido por Borovero quien tuvo que trabajar un poco más que Chichizola.

Pero como el fútbol es díscolo, Silva otra vez aprovechó un borbollón en el área de River y marcó el 2-1. River recibía el golpe letal en un partido que no lo mereció.

Para Vélez fue demasiado premio y ganó otro partido importante. La semana pasada fue ante Boca y ahora lo hizo con River. Vélez ganó, ahora suma 8 puntos y se sienta en la mesa de la conversación.

Para River fue un golpe duro y cierra un ciclo poco productivo en el Monumental. 6 puntos en juego y sólo uno conseguido, cosechado por el empate con Argentinos Juniors.

J.J. debe seguir trabajando para levantar la moral pronto. Arsenal asoma en el horizonte y no puede darse el lujo de volver a patinar...¿No?.