INDEPENDIENTE FINALISTA

Luego de 15 años, Independiente jugará una final continental: Le ganó 2-1 a Liga

Independiente, con goles de Facundo Parra, de cabeza, y Hernán Fredes, venció 2-1 (ida: 2-3) al vigente canpeón, Liga de Quito, como local y avanzó a una final de Copa después de 15 años.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Independiente salió al comienzo del encuentro decidido a hacerse dueño del partido. Fue flojo el primer tiempo (casi todo el encuentro). A Independiente le costó muchísimo generar juego asociado, se mostró demasiado impreciso y, más allá de tener tres delanteros en cancha (la apuesta de Antonio Mohamed por Martín Gómez no funcionó), sólo inquietó a Liga por la siempre fundamental pelota parada.

Liga de Quito no encontraba respuestas. Independiente se hacía importante en el Estadio Libertadores de América y estaba cerca de estirar la ventaja. Así lo consiguió a través de Facundo Parra. Sin embargo, sobre el final del primer tiempo, a los 45 minutos, con un gran remate desde la puerta del área, el uruguayo Salgueiro la clavó en el ángulo superior izquierdo de Hilario Navarro y marcó el empate transitorio.

Si alguno pensaba en que Independiente podía sentir el impacto por el gol de Salgueiro, la Liga se encargó de darle tranquilidad al regalarle el segundo: no había pasado ni un minuto del complemento cuando Patricio Urrutia quiso salir jugando, le obsequió la pelota a Hernán Fredes y el mediocampista superó a Cevallos con un tiro rasante.

Como había ocurrido en el primer tiempo, el local tomó confianza después de la conquista y se aproximó al tercero con un par de remates desde afuera de Silvera. Le duró poco, ya que volvió a caer en la desprolijidad, la imprecisión y el nerviosismo. Recién a la media hora creó otra vez peligro, por Galeano, nuevamente después de un tiro libre.

El resto del partido no tuvo la emoción que supo acoger hasta el segundo gol de Independiente. Galeano nuevamente se encontró con una chance, y el ecuatoriano Enrique Gámez, a 7 del final, estrelló el balón contra el poste derecho de Hilario Navarro. También hay que liga e Independiente lo consiguió. Luego no hubo tiempo para más.

Todo fue alegría y festejo en Avellaneda. Con Battión y Cabrera acalambrados como símbolo del esfuerzo. Con Silvera y Mareque abrazados, los referentes, junto con Tuzzio, el capitán que se fue ovacionado. Con Parra al borde de las lágrimas. Independiente vuelve a una final continental luego de 15 años.

Ahora enfrente estará el brasileño Goiás y sus paradojas. Descendido en el Torneo brasileño pero con la posibilidad de ganar la Sudamericana y jugar la Copa Libertadores 2011. Una bendición que no tuvo el Talleres de Córdoba de J.J.López, hoy el técnico de River.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario