CAMBIOS EN BRASIL

Henrique Meirelles anunció que terminará su gestión cuando termine la de Lula

El presidente del Banco Central de Brasil, Henrique Meirelles, anunció que su objetivo es dejar su mandato al mismo tiempo que Luiz Inàcio Lula da Silva el 1 de enero de 2011. Su posible sucesor, Alexandre Tombini, podría ser nombrado hoy por Dilma Rousseff, presidente electa de Brasil.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - El actual presidente del Banco Central de Brasil, Henrique Meirelles, anunció que dejará su cargo el 1 de enero próximo, cuando finalice la gestión del presidente Luiz Inàcio Lula da Silva.

“Ahora es el momento adecuado para concluir la misión”, dijo este miércoles el presidente del Banco Central (BC) de Brasil, Henrique Meirelles, dejando claro que su objetivo es terminar su mandato junto con el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que pasará el bastón de mando a su sucesora, Dilma Rousseff, el 1 de enero de 2011.

“Un profesional debe comenzar a concluir su trabajo en el momento adecuado. Las reglas de la buena práctica de gobierno del Banco Central aconsejan que un presidente no permanezca más de dos mandatos, que, en Brasil, coinciden con el mandato del presidente de la República. Es el momento adecuado para concluir el mandato”, afirmó Meirelles a periodistas.

El titular del BC dijo que conversó con la presidenta electa, Dilma Rousseff, que anuncia hoy “tres nombres” de su equipo económico, pero no quiso comentar nada acerca de su sucesor.

“Estoy feliz y gratificado. Es un momento feliz de mi vida profesional y privada”, dijo Meirelles, sin responder a muchas preguntas de los periodistas. Señaló que recibió manifestaciones de “cariño” de Brasil y del exterior.

Después de un breve discurso sobre el buen momento que atraviesa la economía, de como la “inflación está en la meta” y acerca de las conquistas y el éxito del país al atravesar la crisis financiera de 2008, Meirelles se dirigió a una reunión conjunta de las comisiones de Asuntos Económicos y de Constitución y Justicia del Senado.

Meirelles, un ejecutivo con larga experiencia en la banca privada, fue nombrado presidente del BC por Lula en 2003, y desde entonces se convirtió en el responsable directo de la política monetaria brasileña, gozando de una autonomía sin precedentes en el país, y aplicando una rigurosa política monetaria basada en las metas de inflación, pero que se tradujo en altas tasas de interés.

Posible sucesor

El probable candidato para ocupar la jefatura del Banco Central de Brasil, Alexandre Tombini, es un tecnócrata de carrera "discreto, muy competente" que resistirá a las presiones políticas sobre política monetaria, dijo el miércoles el ex presidente Fernando Henrique Cardoso.

Es probable que Tombini sea nominado oficialmente para el cargo más tarde este miércoles por la presidenta electa Dilma Rousseff, dijo el martes a Reuters una fuente cercana a ella.

Los mercados financieros brasileños han estado volátiles en días recientes debido a preocupaciones de que la selección de Rousseff para el cargo pueda ser susceptible a la presión política para rebajar la tasa de interés, que es una de las más altas del mundo.

Una política monetaria más laxa supone riesgos en un país con un largo historial de inflación descontrolada y a los inversores les ha inquietado que la salida del actual presidente del Banco Central, Henrique Meirelles, pueda llevar a una menor autonomía para la entidad.

Sin embargo, el voto de confianza de Cardoso, quien fue presidente de Brasil entre 1995 y el 2003, y que trabajó con Tombini en ese período, debería ayudar a mitigar esas preocupaciones.

Cardoso, desde el opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), aún es ampliamente respetado por Wall Street por sus reformas de libre mercado que ayudaron a llevar a Brasil a su prosperidad actual.

Cardoso dijo a Reuters que Tombini, de 46 años, fue fundamental para ayudar a diseñar un plan que persiguiera una meta de inflación en 1999, una época de una severa crisis financiera cuando Brasil fue forzado a suspender un tipo de cambio fijo para dejar flotar su moneda, el real.

"Recuerdo que nos ayudó con un montón de problemas", sostuvo Cardoso. "Es un tecnócrata discreto, muy competente", sostuvo.

Al ser consultado si Tombini sería susceptible a una presión política como presidente del Banco Central, Cardoso dijo: No, lo dudo. El tiene una larga historia ahí en el Banco Central".

Tombini, que se unió al Banco Central en 1995, está actualmente a cargo de la regulación del sistema financiero.

Se espera que más tarde el miércoles sean anunciados también otros miembros del equipo económico de Rousseff, incluyendo la continuación de Guido Mantega como ministro de Hacienda.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario