Coeure, el G20 y una amenaza, claves en el pedido de "asistencia técnica" al FMI

El ministro de Economía, Amado Boudou, anunció que el Gobierno solicitó al FMI "asistencia técnica" para el diseñó de un índice de precios a nivel nacional. Detrás de este anuncio se esconde una dura advertencia de Benoit Coeure, un alto funcionario del tesoro francés.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El Gobierno argentino solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) "asistencia técnica" para el diseñó de un índice de precios a nivel nacional, según anunció este mediodía el ministro de Economía, Amado Boudou, en conferencia de prensa.

Oficialmente se dijo que el pedido al FMI -organismo internacional fuertemente cuestionado por los Kirchner- se realiza debido a los cuestionamientos por la falta de credibilidad de los índices que desarrolla el Instituto de Estadísticas y Censos (INdEC).

Que el INdEC sea un problema para el Gobierno, no se discute. Y hasta el oficialista Horacio Verbitsky reconoció en su nota del pasado domingo en Página 12 que "un problema de difícil solución es el agujero negro del INDEC". Es un hecho que ya nadie cree en los índices difundidos por el ente estadístico oficial, intervenido desde 2007, los cuales constantemente difieren de las estimaciones de las consultoras privadas.

Pero por detrás de este anuncio de Boudou se oculta otra cuestión más importante para los Kirchner.

El miércoles pasado se llevó a cabo una reunión entre el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, y un alto funcionario del tesoro francés, Benoit Coeure. Con la excusa de que Francia preside actualmente el G20, Coeure llegó a Buenos Aires y aprovechó para dialogar sobre el inicio de las negociaciones por la deuda con el Club de París.

En dicho encuentro, según pudo saber Urgente24, Coeure le habría hecho saber al argentino que si el Gobierno no aceptaba alguna participación/supervisión del FMI, el acuerdo con el Club de París no se llevaría a cabo. Y no sólo eso: también amenazó con reveer la participación de la Argentina en el G20.

Luego de la reunión, Lorenzino dijo a la agencia de noticias Reuters que pretenden "trabajar fuertemente para concluir esta negociación en el primer trimestre" de 2011.

De esta forma, si bien oficialmente el Club de París aceptó negociar con la Argentina un acuerdo de pago de la deuda que excluye la supervisión del FMI, este organismo internacional sí estará presente de algún modo para controlar los números argentinos.

Ante este panorama, la Presidente Cristina Fernández no pudo más que aceptar esta clausula (aún resultando contradictoria con su postura pública sobre el FMI) para evitar quedar fuera del G20.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario