Victoria parcial de Google en defensa de las libertades

Un juez federal ordenó a Google que permita a la administración Bush dar un vistazo a su motor de búsquedas, pero rechazó la exigencia de las autoridades para obtener una lista de esas búsquedas. Un triunfo parcial de la libertad de expresión contra el atentado contra la libertad de expresión y los derechos individuales de los 'neocon'.

Un juez federal ordenó que Google Inc. proporcione al gobierno del presidente George W. Bush la oportunidad de dar un vistazo a su "motor" en la internet, pero rechazó la exigencia de las autoridades para obtener una lista de las búsquedas realizadas por la gente.

La revisión de esas solicitudes de información por parte de los usuarios de Google involucraba información considerada delicada por la empresa, que se negaba a entregarla.

En su dictamen de 21 páginas, el juez federal de distrito James Ware ordenó a Google que entregue al Departamento de Justicia las direcciones de 50.000 páginas de internet seleccionadas al azar, las cuales hayan sido enlistadas por el motor de búsqueda hasta el 3 de abril.

El gobierno planea usar los datos para un estudio dentro de otro caso en Pensilvania, donde el gobierno de Bush trata de restaurar una ley que busca proteger a los niños de la pornografía en línea.

Sin embargo, Ware decidió que Google no tendrá que revelar lo que ha buscado la gente en su popular página. Ello dio una victoria significativa a la compañía y a los defensores del derecho a la privacidad.

"Siembre estaremos sujetos a citatorios del gobierno, pero el hecho de que el juez haya enviado un mensaje claro sobre la privacidad nos tranquiliza" , dijo la abogada de Google, Nicole Wong, en un comunicado difundido la noche del viernes, en la página de la compañía. "Lo que este fallo implica es que ni el gobierno ni nadie más tiene la vía libre para pedir datos de las empresas de internet".

No fue posible localizar a un portavoz del Departamento de Justicia para que emitiera comentarios.

El gobierno había pedido el contenido de 5.000 solicitudes de información seleccionadas en forma aleatoria. Redujo considerablemente sus exigencias iniciales, después que las protestas vehementes de Google ocuparon un lugar destacado en la prensa.

En enero, cuando el Departamento de Justicia solicitó la intervención de Ware, el gobierno quería los datos de las búsquedas realizadas en Google durante una semana entera.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario