Boca acomodó la carga: Le ganó 2 a 1 a Argentinos

Con goles de Marcelo Delgado y Juan Krupoviesa, Boca le ganó a Argentinos en La Paternal. Es la primera oportunidad en que un equipo, de los considerados grandes, gana en el estadio Diego Maradona desde que fue remozado. El empate transitorio, lo había anotado Franco Niell para Argentinos. Los de Basile, sin jugar bien, se llevaron 3 puntos de visitante más que importantes para seguir a tiro de campeonato

Boca ganó pero no funcionó bien. Eso hay que señalarlo para empezar a analizar lo acontecido en la Paternal.

Boca lo ganó finalmente por peso específico. Esa fue la diferencia. La jerarquía de algunos jugadores marcaron el desnivel final.

Algo que quedó muy claro, fue que la diferencia para volcar el trámite del partido en su favor, la logró en el 2º tiempo. Porque en el 1º no la pasó bien.

El partido no era de alto vuelo. El desarrollo del mismo cayó en un pozo porque nada bueno se exhibía desde lo técnico, a nadie se la caía una idea diferente, y encima ninguno de los 2 llegaba claramente al arco de su oponente.

Se avizoraba que Argentinos quería pero no podía, y que Boca, si se decidía, podía hacer pesar el valor de sus jugadores.

Y finalmente lo hizo pesar. En un partido, que como dijimos, no habían muchas diferencias, apareció el Chelo Delgado y metió el 1 a 0 a los 35 del 1er tiempo.

Pero a los 39, Franco Neill, empató el partido. Aprovechando una caída de Silvestre para definir ante el "Pato" Abbondanzieri.

1 a 1 y al descanso sin más variaciones.

En el 2º tiempo Argentinos, que se fue un poco mas entonado por el empate en el final de la 1era mitad, salió algo más estático que en el comienzo del partido.

Y en Boca comenzó a funcionar en el partido un jugador que a la larga marcó la diferencia.

Fernando Gago y su capacidad distributiva le dieron a Boca la posibilidad de tomar el control del partido y llegar a Pontiroli de modo más accesible.

A partir de que esto ocurrió, Boca encontró el eje clarificador en Gago y todo le fue más fácil.

El gol a los 13 de Juan Krupoviesa ratificaba en hechos lo que Boca insinuó en el comienzo del complemento.

Hugo Ibarra le dio a Boca un buen aporte por el sector derecho, y algo a cuenta gotas de Guillermo fue lo que pudo exhibir Boca en el final.

Por el otro lado, un Argentinos muy dependiente de la habilidad de Niell, marcaban los trazos del desenlace del partido.

El chiquito Niell siempre lo complicó a Boca, y si me apura le tengo que decir que hasta pudo marcar la diferencia en el marcador antes de que Boca lograra la diferencia final. Pero no pudo ser para el "Bicho".

Argentinos llegaba sólo por Niell, y se quedó en la 2ª mitad, sin las respuestas futbolísticas del 1º, sobre todo de las de Facundo Pérez Castro.

La diferencia de Boca, fue que Gago le dio la jerarquía que no tuvo el partido para distribuir con criterio el juego. Concebía con mucha claridad cada ataque

Boca pudo haber estirado el marcador, también lo pudo haber empatado Argentinos, pero lo ganó finalmente Boca 2 a 1.

Lo ganó por oficio, individualidades y por peso específico.

Boca, sin jugar bien, supo aprovechar su momento para ganar en un reducto muy difícil.

Hasta el momento ningún "grande" había podido ganar. Derrotas y empates registró el "G – 5" cada vez que pisó el Diego Armando Maradona.

Boca rompió el maleficio y se llevó un triunfo, que le sirve para tomar un poco de aire, acomodar la carga, y seguir prendido en la lucha del campeonato.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario