U2: Bono cantó "¡Ay, ay, ay, canta y no llores!"

Mientras en la Argentina sus fans ya se encuentran en la cuenta regresiva, en México los U2 comenzaron muy bien, con un espectáculo deslumbrante y que ratificó el buen momento de la banda. Bono es muy carismático y logro vencer el frío inicial de los 45.000 espectadores. Hasta se dio el lujo de cantar una estrofa de 'Cielito lindo'.

Más que ponderar el liderazgo de Bono, quien igual que sus compañeros, The Edge, Larry Mullen y Adam Clayton, comulga con ideales sobre libertad, igualdad y paz, lo que se debe destacar del concierto de U2 es la enorme calidad técnica que despliega la banda sobre el escenario.

La agrupación irlandesa retomó su gira 'Vértigo' en el estadio Tecnológico de Monterrey, con una enorme calidad artística y musical del cuarteto, y un gran despliegue tecnológico que queda de manifiesto con un impresionante escenario, 160 bocinas frontales y juegos de luces nunca vistos.

Bono no sólo es el vocalista, también es la figura emblemática de una generación que ha padecido guerra, hambre, desastres, y que promueve la paz en todas sus manifestaciones.

Aunque los cuatro músicos llegaron al estadio del Tec a las 18:25, aparecieron en escena 20:30.

No hubo preámbulo, ni siquiera estaban apagadas las luces del lugar. Los cuatro enfrentaron a sus fans de frente, saludaron, tomaron sus instrumentos y se dedicaron a conquistar, minuto a minuto a los presentes, quienes al principio resultaron difíciles de convencer, de hecho, en los primeros minutos, el público se mostró frío.

Todo cambiaría minutos más tarde cuando el show mostró toda su espectacularidad y fueron llegando los éxitos que encumbraron a la banda.

"Beautiful day" fue el primer golpe al ánimo de la gente. Bono le cantó a la ‘bella luna de Monterrey’ y "I still haven’t found what I’m looking for" significó el primer gran momento de melancolía y recuerdos.

Durante la velada, el cantante hizo referencias a que los Estados Unidos y Europa ya no representan el ‘sueño’ que mucha gente quiere lograr. "México es el país del futuro, vivan el sueño mexicano... y esta es la banda del futuro", expresó.

Tras interpretar "Bad" ocurrió un momento jocoso, Bono pidió una bandera mexicana y la colocó en uno de los monitores y saliéndose completamente de programa cantó una estrofa de "Cielito lindo".

Esta misma arma fue usada cuando U2 hizo dos despedidas y la gente reclamó su presencia, una vez a las 22:05 y la otra, 25 minutos más tarde.

Así, U2 celebró el domingo su primer concierto en tierras mexicanas.

En el estadio Tecnológico de Monterrey, al norte de México, el grupo ofreció su 1er. concierto en tierras mexicanas de los últimos 8 años. "Perdón por tardar tanto en regresar", dijo Bono en español.

U2 arrancó su gira 'Vértigo' con los acordes de City of Blinding Ligths y al terminar la voz de Bono preguntó en inglés: "¿Quién es esta banda? Arriba, los ‘regios’ (naturales de Monterrey)".

Al interpretar I Still Haven’t Found What I’m Looking For, de entre la audiencia surgieron miles de teléfonos móviles con cuyos movimientos corearon la canción: el tema fue dedicado a la cantante británica Kirsty Anne McColl, fallecida en 2000 en Cozumel en un accidente marítimo, un caso que fue investigado pero en el que aún no se han identificado a los responsables.

La velada continuó con Love and Peace or Else, Sunday Bloody Sunday y Bullet the Blue Sky, entre otras.

El propio Bono dramatizó escenas de guerra y condenó la violencia y, en un momento, cubrió sus ojos con un pañuelo en el que se leía la palabra "Coexistir".

Al cantar Miss Sarajevo, Bono subió a una chica al escenario frente a quien terminó arrodillado y ofreciéndole un beso en la mano.

Durante la interpretación de In the Name of Love, en la gigantesca pantalla central del escenario apareció la leyenda "Declaración Universal de los Derechos de los Hombres".

"La gente dice que tú no puedes cambiar al mundo y es verdad; yo tampoco puedo, pero podremos si actuamos todos como uno", dijo Bono en un momento del espectáculo.

La banda U2 se despidió en dos ocasiones, pero tuvo que regresar ante la insistencia del público, los gritos y aplausos de sus seguidores.

Bono, The Edge, Larry Mullen y Adam Clayton cerraron su concierto después de más de 2 horas con los temas Yahweh y la repetición de Vértigo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario