Segundo Obispo santiagueño envuelto en escándalo sexual

El obispo de Añatuya (de la provincia de Santiago del Estero), monseñor Adolfo Armando Uriona, estuvo detenido el jueves acusado de haber presuntamente manoseado a una pasajera de 24 años, en un colectivo de larga distancia que provenía de Mendoza.

En menos de un año, dos altos miembros de la Iglesia Católica Apostólica Romana de la Argentina, para ser más precisos de Santiago del Estero, han dado de que hablar por temas relacionados a su sexualidad.

Primero fue el obispo de Santiago del Estero, Juan Carlos Maccarone, quien fue filmado mientras mantenía sexo con un taxi-boy.

Ahora, la policía de Córdoba confirmó que desde tempranas horas del jueves, el obispo obispo de Añatuya (de la provincia de Santiago del Estero), monseñor Adolfo Armando Uriona estuvo detenido en la Comisaría Primera de esa provincia.

Una joven que viajaba junto al clérigo en un coche de la empresa San Juan-Mar del Plata, interno 69, denunció que había sido manoseada por el sacerdote.

Al llegar a Córdoba, cerca de las 7.30, la joven se bajó del micro y denunció al religioso que luego fue detenido en la Terminal de Ómnibus, acusado por "abuso deshonesto".

Aparentemente, y según el relato de la mujer a efectivos policiales, ella se durmió cerca de Río Cuarto y cuando despertó se dio cuenta que las manos del sacerdote estaban entre sus piernas.

El religioso se encuentra detenido en la seccional ubicada a pocas cuadras del centro capitalino de Córdoba, y según fuentes policiales consultadas por el diario La Voz del Interior, el obispo, que estaba vestido con ropas civiles, habría admitido el abuso y dijo que iba a rezarle a Dios para que lo perdone por lo ocurrido.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario