ITALIA

Tras la estrepitosa goleada 20-0, expulsaron al Pro Piacenza del calcio

La Lega Pro anunció este martes (19/02) la expulsión de la Serie C (tercera división italiana) del Pro Piacenza, el club en grave situación financiera que perdió el domingo por 20-0 al presentarse con sólo siete jugadores: seis futbolistas menores de 20 años y el masajista. “El comportamiento es inaceptable”, declaró el juez de la Lega Pro, Pasquale Marino, quien además tomó la decisión de dar marcha atrás con el 20-0 del resultado final del domingo y darle el partido por ganado al Cuneo sólo por tres goles. En marzo la Justicia llevará adelante un juicio abreviado sobre la situación del Pro Piacenza, que ya no tiene jugadores profesionales ni cuerpo técnico y que debe 600 mil euros. El club podría ser “liquidado” y desaparecer o tal vez ser suspendido durante algunos años o hasta que abone la deuda.

El modesto club Pro Piacenza fue expulsado este martes (19/02) de la Serie C (tercera división italiana) tras sufrir una goleada histórica de 20-0 el último domingo 17/02 frente al Cuneo.  

El marcador en el entretiempo ya iba 16-0 gracias seis goles de Hicham Kanis y otros cinco de Edoardo Defendi. La segunda parte fue mejor, solo les cayeron cuatro más.

La única defensa posible para tan desafortunado desenlace es la grave situación financiera por la que atraviesa el club y que lo mantiene hundido en el fondo de la clasificación. 

Debido a esos problemas, la liga decidió restarle ocho puntos al equipo que no ha podido pagarle a sus jugadores desde agosto.

La situación alcanzó un estado crítico cuando el club no se presentó a jugar en los tres partidos previos al encuentro del domingo, que disputó consciente que de haberse ausentado nuevamente hubiera significado su descalificación del campeonato.

El equipo apareció en Cuneo con sólo siete jugadores, el mínimo requerido para poder jugar. Todos tenían entre 16 y 19 años, con el capitán Nicola Cirigliano además cumpliendo el rol de entrenador.

Uno de los juveniles había olvidado su documento personal, por lo que no podía jugar. Fue así que alistaron a un masajista que había sido incluido en la lista de buena fe. A los 30 minutos del complemento el masajista se lesionó, pero el padre del juvenil ya había llevado la documentación, por lo que el encuentro pudo finalizar. 

Para el Pro Piacenza la situación terminó siendo aún peor. Gabriele Gravina, presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC, por sus siglas en italiano), describió el resultado como un “insulto al deporte”.

“Nuestra responsabilidad es proteger a los aficionados... la credibilidad de nuestros campeonatos”, añadió Gravina, quien aseguró que el “que acabamos de presenciar, en contra de nuestra voluntad, será la última farsa”.

En marzo la Justicia llevará adelante un juicio abreviado sobre la situación del Pro Piacenza, que ya no tiene jugadores profesionales ni cuerpo técnico y que debe 600 mil euros. El club podría ser “liquidado” y desaparecer o tal vez ser suspendido durante algunos años o hasta que abone la deuda.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario