HASTA 39 GRADOS

Semana caliente: Hay alerta por ola de calor y te decimos qué hacer

La semana arrancó caliente en Buenos Aires, y es que este lunes ya se registró una máxima de 33 grados, pero que es, comparado a lo que será el próximo jueves 21/02, donde la temperatura alcanzará casi los 40 grados, es un clima agradable frente a lo que mantiene activa una alerta por olas de calor y sus efectos nocivos hacia la salud, por parte del Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Acá te damos algunas recomendaciones:

Hará mucho (pero mucho) calor en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano. Así lo aseguró el Servicio Meterológico Nacional (SMN) que pronostica una  ola de calor con una máxima que alcanzaría los 39º.
 
De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional, el nivel de riesgo por las altas temperaturas es de leve a moderado. Las localidades del Gran Buenos Aires serán las más afectadas durante los próximos días.
 
El nivel de riesgo leve a moderado rige actualmente para Bahía Blanca, Las Flores, Tandil, Azul, Dolores, Punta Indio, La Plata, Ezeiza, Pehuajó, 9 de Julio y Junín. Las temperaturas en estos distritos pueden ser peligrosas para la salud, sobre todo en bebés y niños pequeños, mayores de 65 años y enfermos crónicos.
 
De cumplirse con los pronósticos, se registrará la primera ola de calor del verano, con máximas de hasta 40 grados. Se esperan cuatro jornadas con cielo parcialmente nublado y vientos leves a moderados del noroeste, mientras que las temperaturas serán de entre 22 y 36 grados el martes, 25 y 38 el miércoles y 26 y 39 el jueves.
 
"En el centro y norte del país se esperan temperaturas muy altas, que este lunes pueden alcanzar los 35 grados y desde el martes rondarán entre los 35 y 40, aunque en algunos lugares del norte pueden incluso superarse", señaló Cindy Fernández, del Servicio Meteorológico Nacional en diálogo con Télam.
 
La especialista recordó que para determinar una ola de calor en la ciudad de Buenos Aires deben darse durante tres días consecutivos temperaturas mínimas iguales o superiores a los 22 grados y máximas iguales o superiores a 32,3. "Esos valores varían de acuerdo a cada localidad, dado que son resultado de un calculo estadístico", aclaró.
 
El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), mantiene la advertencia a través Sistema de Alerta Temprana por Olas de Calor y Salud (SAT-OCS), que anticipa a la población acerca de situaciones meteorológicas extremas.
 
El objetivo es que tanto la población como los organismos de protección civil puedan tomar las medidas de prevención, mitigación y de respuesta adecuadas a cada nivel de alerta, debido a que existen evidencias contundentes de los riesgos a la salud frente al exceso de calor o temperaturas muy elevadas.
 
 
Recordemos que una ola de calor es un período en el cual las temperaturas máximas y mínimas igualan o superan, por lo menos durante 3 días consecutivos y en forma simultánea, ciertos umbrales que dependen de cada localidad, explica el SMN.
 
Se considera que nos encontramos frente a una ola de calor cuando las temperaturas son extremadamente cálidas, con una temperatura mínima supera los 22°C y la máxima los 32 °C, durante al menos 3 días consecutivos, agrega la Agencia de Protección Ambiental (APrA).
 
Las recomendaciones son las que indican los organismos de salud. Reseñamos a continuación algunas de ellas y sugerimos remitirse a la información oficial. Para evitar los efectos del intenso calor se recomienda:
 
  • Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.
  • No exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 11 y las 17 horas).
  • Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
  • Evitar comidas muy abundantes;
  • Ingerir verduras y frutas.
  • Reducir la actividad física.
  • Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros.
  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.
  • Recordar que no existe un tratamiento farmacológico contra el Golpe de Calor.
Ante dolor de cabeza; vértigos; náuseas; confusión; convulsiones y pérdida de conciencia; piel enrojecida, caliente y seca; respiración y pulso débil, y elevada temperatura corporal (entre 41 y 42 grados centígrados), se deberá actuar de la siguiente manera:
 
  • Trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo. Hacer que mantenga la cabeza un poco alta.
  • Intentar refrescarlo, mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca o un poco salada, y solicitar ayuda médica.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario