SEGÚN OXFAM

La riqueza de 26 personas equivale a la del 50% de la población mundial

El economista francés, Thomas Piketty, ha pedido un impuesto global a la riqueza, como una acción para detener la tendencia hacia la desigualdad. Los datos de Oxfam sobre desigualdad son alarmantes pero también han sido cuestionados por varios economistas, y la reputación de la ONG quedó manchada tras 2 escándalos.

En enero de 2019, la ONG Oxfam publicó un informe en el que revela que la concentración de riqueza se ha acentuado a tal punto que en 2018, las 26 personas más ricas del planeta poseían tanto como las 3.800 millones personas que componen la mitad más pobre de la población.

Oxfam dijo que la riqueza de más de 2.200 millonarios alrededor del mundo había aumentado US$ 900.000 millones ese año, a un ritmo de US$ 2.500 millones por día. El 12% en el incremento de la riqueza de los más ricos contrastaba con la caída del 11% en la de la mitad más pobre de la población mundial. Es por ello, concluye el reporte, que la cantidad de millonarios que poseen tanto como la mitad más pobre de la población pasó de ser 43 en 2017 a 26 el año pasado. En 2016, la cantidad era 61.

"El abismo que aumenta entre ricos y pobres penaliza la lucha contra la pobreza, perjudica la economía y alimenta la rabia en el mundo", afirmó Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Ofxam, la ONG que anualmente saca un reporte sobre desigualdad y lo presenta ente el Foro Económico Mundial en Davos, según un comunicado. La ONG pide un impuesto del 1% a la riqueza, aduciendo que esto recaudaría lo suficiente como para educar a cada niño que hoy no está en la escuela y proveer salud, lo que evitaría alrededor de 3 millones de muertes. El economista francés, Thomas Piketty, ha pedido un impuesto global a la riqueza, como una acción para detener la tendencia hacia la desigualdad.

Las cifras de la ONG se basan en datos publicados por la revista Forbes y el banco Crédit Suisse, metodología cuestionada por algunos economistas inlcuido el catalán Xavier Sala-i Martín, publicó el diario Ámbito. Él considera un "error" utilizar el tipo de cambio nominal de mercado para comparar la riqueza de diferentes países porque fluctúa todo el tiempo. "Cuando el dólar sube, uno llega a la conclusión de que los norteamericanos son más ricos y los demás más pobres cuando, en realidad, eso no es verdad", había escrito en su blog tiempo atrás. Sala-i Martín cuestiona los datos del Credit Suisse porque aduce que una gran parte de los ciudadanos de todo el mundo no tiene riqueza financiera, tierras o inmuebles, sino otro tipo de "riquezas" como los bienes duraderos (coches, muebles, ropa, televisiones, ipads, teléfonos celulares, bicicletas, motocicletas, heladeras y otros).

Sin embargo, no todo es desesperanza. Matthew Spencer, director de campañas y políticas de Oxfam se refirió a la caída en la cantidad de personas que viven en la extrema pobreza: "La caída masiva de la cantidad de gente que vive en la extrema pobreza es uno de los mayores logros del pasado cuarto de siglo, pero la desigualdad creciente está poniendo en peligro el progreso futuro. La manera en que nuestras economías están organizadas significa que la riqueza está cada vez más injustamente concentrada en unos pocos privilegiados mientras que millones apenas subsisten. Las mujeres se están muriendo por falta de cuidado maternal decente y a los niños se les niega la educación, que podría ser su ruta para salir de la pobreza", dijo. Y pidió a los gobiernos actuar para asegurarse que los impuestos a la riqueza y a los negocios se usen para financiar servicios públicas gratuitos y de buena calidad.

Entre otros críticos del informe Oxfam, Enrique Briega, analista de UFM Market Trends, del portal LibreMercado: "Cuando uno lee este estudio, le parece vivir en un apocalíptico planeta de servidumbre hobbesiana donde el único principio que impera nuestro devenir como sociedad es el homo homini lupus (el hombre es lobo para el hombre). El enfoque de este informe anual ha tenido un giro en su planteamiento. Ahora ya no hace tanto hincapié en la pobreza, sino más bien en la desigualdad."

Briega afirma que esto se debe a 2 motivos:
> En los últimos años, la riqueza a nivel mundial ha tenido un crecimiento sin precedentes para los más ricos pero también para los más pobres. Los principales indicadores de pobreza han estado mejorando. "Mientas que en 1990 el Banco Mundial consideraba que el 36% de la población mundial vivía en extrema pobreza, para el año pasado se logró bajar a tan solo el 8%."
> El año pasado fue tétrico para Oxfam: su presidente, Juan Alberto Fuentes, fue detenido en Guatemala por delitos de fraude, poco después de que el resopnsable de la ONG en Haití junto con otros colaboradores, hayan admitido contratar prostitutas para que acudieran a la residencia de la entidad.

Entre los hombres más ricos del planeta, según Oxfam, se encuentran Jeff Bezos, dureño de Amazon, Bill Gates, de Microsoft, Warren Buffett, dueño de Berkshire Hathaway, Bernard Arnault, de LVMH, Mark Zuckerberg, de Facebook, Amancio Ortega, de Zara y el mexicano Carlos Slim, de Claro.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario