ENCUENTROS

Pepín-Irurzun, Bonadio-Eskenazi: ¿Mucha inocencia o mucha impunidad?

Primero fue la foto del juez Claudio Bonadio cenando con el empresario Sebastián Eskenazi, después el ‘cafecito’ del operador judicial de Cambiemos Fabián ‘Pepín’ Rodríguez Simón con el juez Martín Irurzun. El primer caso genera sospechas porque Esquenazi quedó afuera, por ahora, de la investigación por los cuadernos de las coimas. En el caso de Irurzun, Cristina Fernández denunció Irurzun que operó para quitarle la causa de los aportantes truchos de Cambiemos a Sebastián Casanello y dársela a un juez electoral vinculado al macrismo. En ambos casos, los vínculos se muestran a la luz del día, lo que puede confirmar las sospechas de parcialidad de los jueces y debería ser un tema de la nueva conducción de la Corte Suprema de Justicia.

La expresidenta Cristina Kirchner planteó en tres tuits una presunta relación entre la decisión del juez Martín Irurzun de quitarle la causa de los aportantes truchos de Cambiemos a Sebastián Casanello y dársela a un juez electoral vinculado al macrismo, con un encuentro fotografiado entre el operador judicial del Gobierno de Mauricio Macri, Fabián ‘Pepín’ Rodríguez Simón y el magistrado apuntado por la exmandataria.

Antes, se produjo un encuentro similar también captado por las cámaras: la cena entre el juez Claudio Bonadio y el empresario Sebastián Eskenazi, que hasta ahora no fue alcanzado por la causa de los cuadernos de las coimas y genera muchas suspicacias.

En ambos casos, los encuentros a la luz del día llaman la atención. O existe mucha ingenuidad de políticos, empresarios y jueces que con estos gestos confirman las sospechas de parcialidad o mucha tranquilidad de que no habrá consecuencias. Quizás en este tema debería tomar nota la Corte Suprema de Justicia…

Volviendo a la cena de Bonadio-Eskenazi, la reunión se produjo hace una semana en un restaurante del barrio porteño de Recoleta. Sebastián Eskenazi, dueño de un sistema de bancos que incluye los privatizados bancos de Santa Fe, Entre Ríos y Santa Cruz, entre otras empresas, está sospechado de estar recibiendo un trato privilegiado por parte del juez al igual que ocurre con Paolo Rocca.

El dueño del grupo Petersen no aparece mencionado ni en los cuadernos de Centeno ni en los testimonios que se ofrecieron en la causa.

El periodista Carlos Pagni sostuvo semanas atrás que esto es producto de un accionar específico de Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli, para impedir que la causa sobre las coimas alcance a exaccionistas de YPF.

Abonó la misma teoría el periodista Jorge Fontevecchia en el canal LN+ días atrás.

Sobre Pepín y Martín Irurzun, días después de su encuentro tomando café, la Cámara Federal con el voto del propio Irurzun decidió que la causa de los aportes truchos de Cambiemos deje de estar bajo el juez federal Sebastián Casanello y pase a la justicia electoral platense que encabeza Adolfo Gabino Ziulu, señalado por tener vínculos con el oficialismo.

"No conmueve lo expuesto la circunstacia de que una parte de las personas incluidas sean beneficiarias de distintos programas de asistencia social, pues la hipótesis en punto a que la información pudo haber sido obtenida de los registros de la ANSES, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social y/o el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación no alcanza, por si misma y por la naturaleza descentralizada de los organismos involucrados, para sostener la competencia excluyente de la sede capitalina", argumentó Irurzun.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario