TODOS CONTRA TODOS

Cuadernos de las coimas vs. Aportantes truchos: Empezó la campaña para el 2019

Si algo está claro es que en la Argentina ya arrancó la campaña de cara a las elecciones de 2019, y es que se están destapando "ollas podridas" sobre escándalos de corrupción que impactan directamente en los candidatos más fuertes de cada bando: oficialismo y oposición. Si durante la semana pasada se habló intensamente de los aportantes truchos de Cambiemos, a este mes que recién empieza se le suma un nuevo caso de corrupción política que salió a la luz a raíz de unos cuadernos con anotaciones de supuestas coimas que involucran a los K. La guerra comenzó y estos "errores" de parte y parte servirán como condena para que el señalamiento de cada lado sea constante e inminente. Serán 14 largos meses de un todos contra todos.

Los negocios sucios de la política empiezan a salir a la luz impactando con fuerza a los que perfilan como potentes candidatos para las venideras elecciones de 2019. En Cambiemos, y luego de la caída en la imagen y credibilidad del Presidente Mauricio Macri, tocó a la Gobernadora María Eugenia Vidal, a quien se le involucró en el escándalo que sacude a la fuerza política sobre los aportantes falsos a la última campaña electoral en Buenos Aires. Del otro lado está la oposición, que este miércoles 01/08 fue golpeada con una investigación periodística que dio a conocer las anotaciones de supuestas coimas millonarias que involucra a los K, y más específicamente a Cristina Fernández, que según las últimas encuestas estaría dándole la pelea al líder de Cambiemos. 
 
Estos "errores" de los políticos de la Argentina, han salido a la luz en medio de un largo camino sobre lo que será la contienda electoral, que por lo pronto se definirá día a día, a poco más de un año de las elecciones no está nada definido y será, además de cómo resurja el país tras la "tormenta" económica, dependerá también de escándalos de corrupción como éstos que por supuesto, decepcionan cada vez más a la población votante, que incluso, según una encuesta publicada por Poliarquía, los indecisos o indiferentes sobre un nuevo líder político que lleve las riendas del país superaban el 40%, ante casi un "empate técnico" de los que pernonistas/kircheniristas y los antiperonistas/macristas. 
 
Es así como entonces este mes arrancó con un hecho de corrupción que ya invade, no solo los medios de comunicación del país, sino que es tema en las calles que ya se genera en la opinión pública: se trata de una investigación periodística que dio a conocer las anotaciones de Oscar Centeno, que registran el traslado de bolsos con dinero. Un domicilio particular de los Kirchner y la quinta de Olivos, están entre los destinos mencionados en los ocho cuadernos de Centeno.
 
Oscar Centeno, era el chofer del ex número dos de Julio De Vido, Roberto Baratta, conductor que llevó durante años un detallado registro del recorrido de los bolsos con dinero, presuntamente proveniente de coimas millonarias que empresas de la construcción, entre otras, pagaron al ministerio de Planificación durante la gestión kirchnerista.
 
Este escándalo ha generado un revuelo en la política y sobre todo en la oposición, que hasta ahora solo estaban anclados al posible regreso de CFK, por no tener definido un candidato que pueda enfrentarse con cambiemos en 2019. Ante la falta de un líder, la popularidad que mantiene Cristina Fernández es su única carta a jugar para poder recuperar el poder perdido. 
 
 
Del otro lado del juego está el Gobierno. Cambiemos viene sufriendo una interna que hace temblar al partido, pero además, las malas políticas económicas implementadas por el oficialismo han hecho que la gente haya perdido la credibilidad de la palabra presidencial, y por ende, los números de Macri en las encuestas no son para nada alentadores. Ante esta negativa, el Presidente de la nación tiene su plan B, y se llama María Eugenia Vidal, que es la líder política con la mejor imagen hasta ahora. 
 
Sin embargo, un caso de corrupción gigantezco la sacudió de golpe. Una investigación de El Destape desató una ola de denuncias por falsificaciones financieras durante la contienda electoral de 2015. La cantidad de falsos aportantes a la campaña de Mauricio Macri presidente y María Eugenia Vidal gobernadora de 2015 ya asciende a cientos de casos, todos ellos integrantes o ex integrantes de la alianza oficialista, que, se estima, aportaron entre $13.000 y $50.000 en situaciones que se repiten sistemáticamente y que suman al menos 81 municipios, por un total que ronda los $40 millones de pesos blanqueados a través de candidatos propios que jamás donaron monto alguno.
 
De ambos escándalos cada uno sacará ventaja para hacer señalamientos y tratar de captar algún voto que el pierda el otro sector. Es un todos contra todos y una guerra por seguir o volver en la Rosada, en el oficialismo y en el poder. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario