ENCUESTA DE ROUVIER

Las balas empiezan a entrar: Los "aportes truchos" aceleraron el deterioro de la imagen de Vidal

Si bien la valoración positiva de la imagen de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires venía sufriendo un retroceso como coletazo de la gestión nacional, lo cierto es que en julio -ya con la polémica de los aportes desatada- esa retracción tomó impulso. La mitad de los consultados cree que ella estaba al tanto de lo que estaba ocurriendo.

La balas empiezan a entrar. El escándalo de los denominados "aportantes trucho" a la campaña bonaerense de 2017 habría acelerado la erosión de la imagen de María Eugenia Vidal, una dirigente que parecía intocable dados sus altos índices de aprobación.

La conclusión se desprende de la última encuesta de la consultora de Ricardo Rouvier. Si bien la valoración positiva de la imagen de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires venía sufriendo un retroceso como coletazo de la gestión nacional, lo cierto es que en julio -ya con la polémica de los aportes desatada- esa retracción tomó impulso.

Hay un dato alarmante para la descollante figura de Cambiemos: la mitad de los consultados cree que ella estaba al tanto de lo que estaba ocurriendo, un factor que habría incidido directamente en los últimos guarismos.

De acuerdo a la encuesta nacional de Rouvier, realizada sobre 1.200 casos telefónicos, en julio, la imagen positiva de Vidal retrocedió casi 3 puntos porcentuales desde junio y se ubica en 49,3%.

Por su parte, la apreciación negativa sufrió un salto más fuerte y ganó 4,6 puntos en el mismo lapso, hasta el 42,7%.

Y si bien el saldo sigue siendo positivo (+6,6%, Vidal continúa como la dirigente política mejor valorada del país), la crisis de los aportantes truchos mostró su impacto: entre mayo y junio no hubo variaciones significativas en términos de imagen, incluso se produjo una ligera tendencia al alza en la valoración positiva; pero en julio, se produjo un fuerte deterioro, que consistió en una disparada de casi 5 puntos de la imagen positiva de la gobernadora.

De acuerdo a una investigación periodística, cientos de personas que figuraban como aportantes de la campaña de los candidatos de Cambiemos para las elecciones legislativas de 2017 aseguraron no saber que aparecían bajo esa condición. Fue notable el caso del oficialista intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, quien desmintió haber aportado, cuando su nombre aparecia en la nómina. El caso derivó en una causa judicial. 

Según la encuesta de Rouvier, la mayoría de los consultados ve a Vidal vinculada con el asunto. Un 49, 3% cree que la gobernadora "conocía esta situación", mientras que un 38,5% que la desconocía. Un 12,2% respondió al respecto que "No sabe".

La encuesta tiene un margen de error de +/-2,8% para el total de los casos y se realizó entre el 06 y el 24/07.