CAMBIO CLIMÁTICO

Ola de calor en Japón: 80 muertos y miles de afectados

Si bien las temperaturas no son tan elevadas (llegan hasta poco más que 40ºC), se trata de lugares donde no es usual que se llegue a las mismas y donde los establecimientos no están preparados. La mayoría de los afectados son ancianos y el Gobierno japonés está intentando evitar futuras muertes. El calor también afecta a Europa y los expertos dicen que el motivo es el cambio climático.

Ya pasaron dos semanas desde que las altas temperaturas, que alcanzan picos récord, comenzaron a sentirse en la isla asiática. Desde el Gobierno, se incentivó a los ciudadanos a permanecer en lugares cerrados y a beber mucha agua (para mantener la hidratación del cuerpo y recuperar los niveles de sal perdidos a través de la transpiración). También se divulgaron videos que indican cómo tratar a una persona que sufre un golpe de calor.

Además, dijeron que se instalarán aires acondicionados en los colegios y se hizo la sugerencia de extender las vacaciones de verano para los estudiantes, ya que algunos establecimientos reanudaron las clases esta semana.

Continúan las temperaturas récord a lo largo del país y las medidas de emergencia para proteger a los estudiantes y su bienestar se han vuelto un tema central”, dijo el secretario jefe de gabinete, Yoshihide Suga, en una rueda de prensa.

Desde el sector privado, por otro lado, también se tomaron medidas. Muchas empresas optaron por utilizar Skype (red social que permite la comunicación vía videollamadas) para que los empleados no tengan que ir hasta la oficina.

En el día de hoy (martes 24/07) la temperatura se acercó a los 40ºC en algunos lugares. El lunes se llegó a un récord histórico en Kumagaya (al noroeste de la capital): nunca, desde que se tiene registro, se alcanzaron 41,1 grados. En el centro de Tokio, donde se está construyendo el estadio olímpico para los Juegos del 2020, las temperaturas son de 35ºC. Por la utilización masiva de los aires acondicionados, los precios de Japan Electric Power Exchange alcanzaron su mayor nivel de los últimos cinco años.

Hace varios años que se vienen registrando temperaturas cada vez más elevadas. De cara al evento deportivo internacional que se celebrará en el país dentro de dos años, el jefe del comisión olímpica para los juegos de Tokio, John Coates, ha admitido que se están preparando para “el extremo calor”. Los más de 339 eventos programados se disputarán en verano.

65 personas murieron esta semana, 12 la semana pasada y tres durante los días anteriores, según la Agencia de Fuego y Manejo de Desastres. “Los ancianos conforman la vasta mayoría de muertos”, dijo Fumiaki Fujibe, investigador del departamento de geografía de la Universidad Metropolitana de Tokio. La mayor parte de las víctimas del calor murieron en sus casas o otros edificios en los que no hay aire acondicionado.

Los hospitalizados superan los 35.000. “Casi la mitad de las personas enviadas a salas de emergencias superan los 65 años, pero representan el 80 por ciento de las muertes”, agregó.

El continente europeo también está gravemente afectado por altas temperaturas. En el Reino Unido, la sequía daña a los cultivos y también a la vida silvestre. En Letonia, por otro lado, los bomberos se enfrentan a un calor extremo, cientos de hectáreas quemadas y se declaró zona catastrófica en el sector agrícola. En Grecia murieron más de 70 personas por incendios provocados por las altas temperaturas.

Las olas de calor que afectan a muchos lugares en todo el mundo están relacionadas con el cambio climático. Desde la Organización Mundial de la Meterología, aseguraron que estos fenómenos serán más frecuentes y duraderos en el futuro.

"Ciertamente el calentamiento global provoca más y más (la aparición) de situaciones meteorológicas extremas", dijo el responsable de la División de Investigación Meteorológica de la OMM, Paolo Ruti. Sobre el futuro próximo, el experto dijo: "las temperaturas anómalas semanales se situarán esta semana en entre 6 y 10 grados centígrados por encima de lo normal y después en entre 3 y 6 grados en partes del norte de Europa".