CUIDADO SUBA DE GASTOS

Aumentos de salarios golpean duro a low cost europea

Una importante compañía aérea irlandesa tendrá que enfrentar fuerte suba del JP 1 y mayores salarios de los pilotos mientras espera alcanzar, con el personal de cabina, otro acuerdo razonable. Dos items muy sensibles en las empresas de bajo costo. Su futuro puede ser peor según evolucione el Brexit.

Los dolores de cabeza a corto plazo de Ryanair preocupan menos que los de a largo plazo. Los resultados del primer trimestre de la aerolínea se vieron afectados por una serie de problemas puntuales que probablemente se desvanezcan.
 
Más que un desafío para el modelo de negocio de bajo presupuesto, se trata de los crecientes costos de mano de obra y el riesgo de un brexit caótico. Las acciones de Ryanair cayeron un 6% después de que la compañía informase de unas ganancias después de impuestos de 319 millones de euros en abril, mayo y junio, un descenso de una quinta parte respecto a 2017.
 
Las tarifas más bajas, el calendario de vacaciones de Semana Santa y un aumento de casi una cuarta parte en la factura del combustible tuvieron mucho que ver. Sin embargo, el tema que más preocupa a los inversores es un aumento de más de un tercio en los costos de personal, principalmente debido a las grandes subidas en el salario de los pilotos. 
 
La semana pasada informábamos desde, Urgente 24, que la compañía se preparaba para terminar de reubicar la totalidad sus pasajeros con vistas al paro que los tripulantes de cabina planeaban para el miércoles y jueves próximos.
 
Una huelga previa, pero esta vez de pilotos, los ayudó a lograr un aumento salarial del 20% en virtud de acuerdos a cinco años. Por esa razón, los nuevos demandantes, esperan obtener ­incentivos similares a pesar de que la compañía insiste en que no cederá a demandas poco razonables.
 
A todo esto Ryanair compensó una caída del 4% en sus tarifas en el primer trimestre mediante la venta de extras, como comidas durante el vuelo. Este “ingreso auxiliar” aumentó en un cuarto respecto a 2017. La compañía también está invirtiendo en una nueva flota de aviones que serán más eficientes en combustible, Sin embargo y a pesar de los planes para bajar gastos la empresa vio caer sus acciones un 18% en el último año, producto de la incertidumbre que provoca las salida de los británicos de la UE por mas creditos que obtenga para compensar las diferencias.
 
Con una quinta parte de sus accionistas con sede en Reino Unido, la compañía dijo que podría tener que restringir los derechos a voto de todos los accionistas no pertenecientes a la UE si el Reino Unido se retira sin un acuerdo para cumplir las normas que permiten volar libremente en todo el bloque.
 
El cuadro puede repetirse en la Argentina no por una salida de acuerdos regionales sino por el espiritu combativo de los gremios o el precio del combustible que distribuyen las petroleras en cualquier aeropuerto del país y a las que hay que pagarles, en tiempo y forma, para que recarguen.