TIPO DE CAMBIO

Dólar y la pregunta de la semana: ¿Fue suficiente todo lo que hizo el BCRA?

Ventas récord de reservas y una inesperada suba de la tasa de interés fueron los instrumentos a los que echó mano el Central esta semana para contener una fuerte avidez por la divisa. ¿Se frenó la corrida? UVAs, un factor fuera de foco. Las recomendaciones de Cavallo al Gobierno.

La semana que pasó se convirtió en un punto de quiebre en la dinámica de la "flotación administrada" que el Banco Central sostiene en relaciónal dólar. En aquel lapso la entidad monetaria dispuso una venta récord de reservas destinada a mantener a raya la cotización. Fueron alrededor de US$4.000 millones volcados como muro de contención contra la "corrida". Aunque la exorbitante suma tampoco fue suficiente: en un inesperado movimiento fuera de calendario, el BCRA subió burscamente su tasa de interés de referencia con el objetivo de desviar la demanda hacia instrumentos financieros en pesos y bajar la cotización. 

Esta semana los movimientos del organismo que dirige Federico Sturzenegger serán seguidos con atención en busca de comprobar si las acciones tomadas durante la semana pasada surtieron el efecto esperado o si, por el contrario, se repetirán en alguna medida. Algunos economistas le dieron el visto bueno al Central y definieron las medidas como una señal de que las decisiones siguen pasando por el despacho de la calle Reconquista y no por la de Balcarce 50. Sturzenegger aún arrastra las consecuencias políticas de la conferencia de prensa del 28/12 en la que, junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció que renunciaba a sus metas de inflación para adoptar las que se dictaban desde la Casa Rosada.

Finalizado el paréntesis del feriado largo, la pregunta que espera respuesta es si la venta récord de reservas y el toqueteo de las tasas (tanto del corredor de pases a 7 días como la de las Lebacs en el mercado secundario) finalmente domaron al dólar y esta semana tendrá una semana -de 3 días- tranquila.

Cabe recordar que, de todas formas, la avidez por la divisa de la semana pasada no se trató de un fenómeno espontáneo, sino que respondió a una serie de factores. La entrada en vigencia de un impuesto a la tenencia de Lebacs por parte de agentes extranjeros habría obligado a estos a desarmar sus posiciones en pesos y huir hacia el billete verde; el aumento del rendimiento de los bonos del Tesoro de USA, sería otro elemento que apuntaló la fuerte demanda de esta semana. Las compras por cobertura ante la incertidumbre por la inflación y el efecto habitual "fin de mes" también explican la alta demanda.

No obstante, hay otros puntos de vista. Una mirada novedosa la introduce el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), un centro de estudios vinculado al kirchnerismo. En su último informe, el CEPA incluye a los créditos UVA como nuevo factor de presión sobre el tipo de cambio. Es que ese caballito de batalla del Gobierno de desenvuelve en un mercado dolarizado generando mayor demanda de divisas.

El CEPA no desconoce los otros factores que influyen en la suba del dólar y señala que los mismos "se conjugan con un elemento que,por ahora, tiene una manifestación coyuntural" y que son los créditos hipotecarios ajustados por inflación, que tuvieron "una importante expansión desde su puesta en marcha en mayo de 2016".

"En el primer trimestre del año se entregaron créditos hipotecarios UVA por el valor de US$1.624 millones de dólares en total. Ante un sistema inmobiliario dolarizado, es claro el pasaje de esta masa de pesos a la demanda de dólares para la adquisición de inmuebles. En enero los créditos ascendieron a US$497 millones de dólares, en febrero a US$463 millones y en marzo llegaron a la cifra más elevada desde su implementación, con créditos otorgados por US$662 millones", expone el informe.

Si la tendencia se mantiene, y el Gobierno espera que así sea, se mantendría también la tensión cambiaria derivada de las demanda dólares para el mercado inmobiliario, lo que se amagalmaría -como ocurrió en la última semana, de acuerdo al CEPA- con otros elementos conyunturales.

¿Se repetirá esta semana -corta- algo del nerviosismo de la que pasó? Una de las noticias políticas de aquella semana fue la supuesta reunión que Domingo Cavallo tuvo con el presidente Mauricio Macri y que para algunos detractores del gobierno de Cambiemos resultó una oportunidad para atacar al Presidente tratando de instalar infructuosamente que el exministro de Economía que instauró el "corralito" que prefació el estallido de 2001 se convirtió en el nuevo asesor del jefe de Estado.

Aquel presunto encuentro quedó en meros rumores. Sin embargo, desde su blog personal, Cavallo, contribuye a apaciguar los ánimos respecto al mercado cambiario. Pidió no llamar "quema de reservas" a las ventas del BCRA, y minimizó esa salida de dólares al afirmar que se trata de las mismas que se generaron por capitales especulativos. "Se trata de las mismas reservas que cuando entraron, deprimieron artificialmente el precio del dólar, sin que ayudaran, casi nada, a reducir la tasa de inflación", escribió.

Por otra parte, Cavallo dice que "no hay razones para la alarma" ya que estima que es "es perfectamente posible lograr que se retome la tendencia a la baja de la tasa de inflación sin que se interrumpa el proceso de crecimiento de la economía". No obstante, pidió al Gobierno abandonar las "metas cuantitativas" de variaciones de precios y "centrar su esfuerzo en controlar el crecimiento del gasto público primario, en términos nominales, no como porcentaje del PBI".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario