FUNDACIÓN ALEM

Sin intervenir, Aranguren sorprendió a la UCR, que pide su renuncia

Luego de que los radicales dispararan artillería pesada contra el ministro de Energía, Juan José Aranguren, pidiendo incluso su renuncia, el funcionario se apareció, sin ser invitado, en el encuentro de la Fundación Alem, el think tank del partido radical, y sin intervenir intentó dar una señal de tregua.

 
Hace unos días, el titular de la Convención Nacional de la UCR reconoció como "gesto positivo" la apertura al diálogo que el Gobierno tuvo en los últimos días con la UCR para abordar el tema "tarifas", pero volvió a pedir que deje el cargo el ministro de Energía. 
 
El dirigente radical, Jorge Sappia, señaló que Juan José Aranguren "hace rato debería haber renunciado o que deberían haberle pedido la renuncia".
 
Sappia no es el único dirigente radical que viene cargando contra la figura del ministro: unos días antes lo había hecho Ricardo Alfonsín e incluso, en un tono más suave, el gobernador de Mendoza y titular de la UCR, Alfredo Cornejo, quien le criticó algunas actitudes aunque sin pedir su renuncia.
 
Los radicales le reprochan al ministro de Mauricio Macri que mantenga parte de su patrimonio en el exterior y lo hacen responsable de "haberle hecho meter la pata al Gobierno muchas veces".
 
En ese contexto, fue que Aranguren se hizo un hueco en su congestionada agenda para hacerse presente, sin haber sido invitado, en una cumbre de la UCR donde se debatía el tema energético.
 
Sorprendió a todos en el encuentro de la Fundación Alem, la usina de la UCR o el think tank del partido es el espacio donde la UCR fija posiciones sobre las políticas públicas del Gobierno. En esta ocasión, el tema tarifario. 
 
Cuando fue relanzado en noviembre de 2017, su titular, Lilia Puig de Stubrin, afirmó que sería la "usina de pensamiento" (think tank) del partido, desde donde se fijarán posiciones sobre los "problemas públicos" de Argentina y se proveerán "herramientas" destinadas a la formación de jóvenes para la gestión pública y tareas de gobierno.
 
Se resaltó, además, que tendría como objetivo generar "insumos para que la UCR formule iniciativas propositivas para fortalecer Cambiemos y robustecer la gestión de gobierno".
 
Aranguren escuchó a todos los oradores, sin intervenir, hasta que comenzó la etapa de preguntas del público, y se retiró. 
 
"Fue leído por todos como una muy buena señal del ministro. Nos sorprendió a todos. Logró desmitificar que no se quiere escuchar al radicalismo y confirmó que la UCR quiere defender responsablemente la recuperación de las tarifas, en total sintonía con el Gobierno", evaluó Suárez Lastra según publicó el diario 'La Nación'.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario