GALIMATÍAS DEL PRO

La mancha de Bausili y la sombra del Deutsche

El Consejo de Supervisión del Deutsche Bank, la principal entidad financiera de Alemania, decidió cambiar su CEO: despidió al británico John Cryan, 2 años antes de la finalización de su contrato, y lo reemplazó por el alemán Christian Sewing, secializado en banca minorista, auditoría y riesgo. En la Argentina también se habla de Deutsche pero por otro motivo: tanto el ministro Luis 'Offshore' Caputo como su N°2, Santiago Bausili, provienen del Deutsche. La novedad es que Bausili percibió un bono del Deutsche Bank en 2016 y 2017 mientras se desempeñaba como funcionario público, y la Administración Macri intenta explicarlo desde los gestos que puede realizar.

El lunes 16/04 será la cena anual de Cippec (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento). Con el argumento de trabajar por una Argentina con más equidad y crecimiento, se venden las entradas para el ágape: Mesa 1: $ 615.000, Mesa 2: $ 370.000, Mesa 3: $ 220.000, y Mesa 4: $ 120.000.

Es una menciòn informativa, nada tiene que ver Cippec con el tema de fondo de esta nota. La Administración Macri acostumbra asistir a diversas cenas de recaudación de fondos para fines muy ponderables, apostando a que esas entidades de prestigio le trasladen parte de su credibilidad.

Entonces, sólo es un ejemplo de eventos a los que asisten los funcionarios de la Administración Macri buscando respaldo para su declamación de transparencia y honestidad, en especial cuando hay problemas graves de sospecha de faltas éticas.

La Administración Macri trabaja con diversas organizaciones no gubernamentales similares a la que dirige Julia Pomares en el diseño de programas de transparencia en la gestión del Estado. Pero entonces sucede un acontecimiento como el de Santiago Bausili y ocurren muchos interrogantes.

Bausili, secretario de Finanzas, es el colaborador de más confianza del ministro Luis Caputo, a quien algunos llaman 'Toto' y otros 'Offshore'. Ambos ex Deutsche Bank.

Mientras se desempeña como funcionario público, Bausili cobró durante 2016 y 2017 un bono pagado por Deutsche, en calidad de un incentivo diferido del banco: 100.000 euros, en cuotas. ¿Lo tendría que haber informado previamente? ¿Lo tendría que haber dejado inmovilizado?

Debe recordarse que la Administración Macri tiene como ministro de Agroindustria a Luis Miguel Etchevehere, quien cobró al asumir un bono estímulo de la Sociedad Rural Argentina, que había presidido durante 2 períodos consecutivos, y al Presidente de la Nación no le resultó escandaloso. El rechazo público fue tan duradero e intenso que Etchevehere terminó devolviendo su bono para mantener el cargo, y todo continuó sin estridencias.

Ahora se trata de mas dinero, según la investigación del diario La Nación, que husmeó en estadísticas del Departamento de Operaciones de la Seguridad Social de la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) y que constan en una causa judicial: Deutsche Bank le efectuó erogaciones a Bausili en marzo, mayo y septiembre de 2016 y en mayo de 2017. La planilla explica la modalidad de contrato: "a tiempo completo indeterminado-trabajo permanente", y la actividad se considera "no clasificada".

Según fuentes oficiales, los incentivos diferidos continuarán durante 2018, ascienden a 100.000 euros ($2,5 millones al tipo de cambio actual) más 13.025 acciones del Deutsche, papel que cotiza a US$ 13,80 en la bolsa de Nueva York.

La semana que pasó, Caputo, el jefe de Bausili, intentó acotar su presentación en comisión en la Cámara de Diputados de la Nación donde debía explicar su relación con las empresas offshores que controlaba/controla, y no declaró al Fisco.

Caputo defendió su desempeño en paraísos fiscales, lugares “impositivamente neutros”.

Ahora es el turno de Bausili: un “bono variable” e “incentivos” para que “trabaje por el crecimiento de las acciones”.

Sería interesante que la Administración Macri explique cómo interpreta las lecciones de transparencia que le inculca el Cippec.

Deutsche Bank es uno de los colocadores de bonos más importantes de la Administración Macri, y según Finanzas, cada vez que aparece el tema, Bausili se excusa de intervenir/participar de los temas entre el Estado Nacional y el Deutsche. Además, su propósito es que todos los argentinos confíe en que no hay otro dinero en danza.

Todo esto sucede justo cuando Deutsche acaba de despedir al inglés John Cryan, CEO durante 3 años del banco alemán, período durante el cual las acciones del Deutsche cayeron un 60%. Le queaban 2 años más de contrato.

Pese a perder dinero, el banco decidió distribuir compensaciones por 2.300 millones de euros entre sus ejecutivos principales.

Los inversores han reconocido la capacidad de Cryan para reducir costes, pero han criticado que no haya propuesto cómo ganar dinero de nuevo.

"A pesar de su relativamente corto periodo como CEO, John Cryan ha desempeñado un papel crítico en los casi 150 años de historia de Deutsche Bank y ha sentado las bases para un futuro exitoso", señaló Paul Achleitner, presidente del consejo de Supervisión de Deutsche Bank. "Sin embargo, tras un exhaustivo análisis hemos llegado a la conclusión de que necesitamos una nueva dinámica ejecutiva para el banco", añadió.

El nuevo CEO será Christian Sewing, un ejecutivo de 47 años, que hizo toda su carrera en Deutsche Bank. Es el primer alemán que toma las riendas de la entidad en 16 años.

Las acciones han remontado 4,5% tras conocerse la noticia. Sewing ha advertido de que tendrá que adoptar "decisiones duras" para la recuperación de la entidad, que el 4to. trimestre 2017 tuvo pérdidas por 2.200 millones.

La recuperación es una buena noticia para Bausili: mejora su patrimonio mientras es secretario de Finanzas argentino para un Gobierno al que le fascina la transparencia, la honestidad y la austeridad (¿?).

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario