SOJA Y TRIGO SUBEN

Sequía en Argentina es alarmante y empieza a impactar en los mercados internacionales

Un informe elaborado por los economistas de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) ya había anticipado meses atrás que la sequía. En el país sigue la falta de precipitaciones en las principales regiones productivas y los cultivos de segunda son los más afectados. Ahora, la continuidad de la sequía en Argentina y la fuerte reducción de las proyecciones de cosecha de soja, está comenzando a impactar en los mercados internacionales.

Como era de esperarse, la continuidad de la sequía en Argentina y la fuerte reducción de las proyecciones de cosecha de soja, está comenzando a impactar en los mercados internacionales. La tonelada de soja en el mercado de Chicago ascendió 1,9% esta semana, pero por motivos indeseados para la Argentina: la escasez de lluvias en la zona productora núcleo de nuestro país. Los contratos más negociados en los EEUU, con entrega en marzo, se pactaron a USD 367,80 por tonelada.
 
Para la consultora Granar, este repunte de la soja constituye una continuidad de lo sucedido durante la semana pasada, donde los ajustes de los contratos marzo y mayo sumaron 1,44 y 1,45 por ciento, respectivamente; al pasar de 375,34 a 380,76 y de 379,38 a 384,89 dólares por tonelada; el nivel más alto desde mediados de julio del año pasado.
 
“El principal fundamento alcista volvió a ser la Argentina, por la persistencia de la sequía que afecta amplias zonas agrícolas en momentos en que la mayor parte de los cultivos define su potencial de rendimiento. La ausencia de pronósticos que auguren un cambio en la tendencia climática mantuvo latente durante casi toda la semana la actividad compradora de los fondos de inversión especuladores, que en las últimas semanas abandonaron la corriente vendedora y pasaron a apostar por la oleaginosa”, explicó Granar.
 
La Bolsa de Cereales de Buenos Aires avanzó la semana pasada en su pronóstico de 50 millones de tonelada de soja para el ciclo 2017/18, por debajo de los 51 millones estimados anteriormente. Se trata de una trascendente pérdida de rendimiento desde las 57,5 millones de toneladas de la campaña anterior.
 
"En el caso del clima Argentino veníamos operando en el cierre de la semana pasada con pronósticos de lluvia, pero a medida que nos fuimos acercando a la fecha los pronósticos se corrieron y terminamos finalmente con pocos aportes, lo cual ya dispara la alerta en nuestro país", apuntó Dante Romano, analista de Austral Agroperspectivas.
 
Brasil compensa
 
En este contexto, si la suba de la oleaginosa no es aún mayor es porque “el ‘Efecto Argentina’ fue amortiguado por el ‘Efecto Brasil’, en medio de una cosecha (en ese país) que apunta a ser récord y a acentuar el liderazgo brasileño en el mercado exportador de poroto de soja”, agregó Granar. 
 
Safras & Mercado incrementó su proyección de cosecha de 114,56 a 115,64 millones de toneladas y Agroconsult dio la nota al incrementar su previsión de 114,10 a 117,50 millones. 
Para el Centro de Gestión Agropecuaria (CGA) de la Fundación Libertad, “el mercado de granos sigue de cerca las perspectivas de Argentina”. 
 
“Ante las reducciones anunciadas para la producción de soja la semana pasada,  es de esperar que siga la firmeza en los precios. Especialmente porque el pronóstico marca lluvias ligeras para el corto plazo”, dijo el CGA en su newsletter de todos los lunes. 
 
En la misma línea que Granar, el CGA consideró que “la incertidumbre en el volumen de la producción ha llevado a que los fondos tomen partido. En el caso de la soja compraron 7,4 millones de toneladas en la última semana, quedando una posición neta comprada de casi 9 millones. De este modo, han sido un catalizador de las subas externas y hay que tener en cuenta que hay espacio para que los fondos sigan avanzando en compras”.
 
La sequía es un tema que también preocupa al gobierno, ya que la economía no tendrá el impulso que todos los años genera la soja. Informes privados ya reflejan proyecciones de caídas de 10 millones de toneladas de producción entre soja y maíz y economistas que ya están pronosticando que se perderá medio punto del PBI y como lo planteaba la semana pasada el referente de la consultora Agritrend, Gustavo López, en concepto de recaudación por las retenciones a la soja y sus derivados, el aporte sería de USD 3.900 millones, registrando una caída del 13,5%.
 
Durante el fin de semana y en declaraciones radiales, el ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, dijo que "es anticipado hacer una evaluación sobre el impacto económico de la sequía, que afecta fundamentalmente la soja y el maíz de la campaña agrícola 2017/18", aunque admitió que las pérdidas "son cuantiosas".
 
Argentina es el tercer exportador mundial de soja y maíz sin procesar, y el mayor proveedor internacional de harina y aceite de soja.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario