IGUAL QUE JUJUY

Macri analiza cobrar la atención a extranjeros en hospitales públicos

El jefe de Gabinete Marcos Peña confirmó que el Gobierno vería "con buenos ojos" que se "debata en el Congreso" un proyecto para que, a nivel nacional, se cobre por la atención a extranjeros en hospitales públicos, tal como se implementará en Jujuy. En tanto, hubo cruces con Bolivia, que habría rechazado implementar un plan de reciprocidad en la cobertura de salud universal y gratuita -vigente en la Argentina hacia Bolivia-.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, se mostró este martes (27/02) con el gobernador jujeño Gerardo Morales, quien confirmó que su provincia le va a cobrar la atención médica a los ciudadanos extranjeros. "No estamos dispuestos a sostener trasplantes, cirugías de alta complejidad que en Bolivia, en Chile o en Brasil se pagan", dijo el mandatario provincial.

Por su parte, Peña aseguró que la Casa Rosada intentaría implementar algo similar a nivel nacional. "En la Ciudad de Buenos Aires hace rato que se da este debate. No hay muchos ejemplos en el mundo de una cuestión de gratuidad, por algo no existe", dijo el ministro coordinador.

Y agregó: "la posibilidad de que esto se debata en el Congreso y se pueda dar un marco general para todas las provincias podría ser algo que nosotros veríamos con buenos ojos". Y confió en que ese debate puede darse "maduramente", advirtiendo que "es un error muy bajo querer asociar esta discusión a cualquier vinculación de xenofobia o discriminación".

En tanto, en las últimas horas se habló de cierta tensión con el Gobierno boliviano de Evo Morales. Versiones periodísticas argentinas hablan de que el vecino país rechazó implementar un plan de reciprocidad en la cobertura de salud universal y gratuita -vigente en la Argentina hacia Bolivia-.

Según trascendidos, el gobierno boliviano rechazó un reclamo de Macri para que los argentinos que viajen o viven en ese país puedan atenderse gratis en hospitales de Bolivia, como los hacen los bolivianos que llegan a territorio argentino.

El rechazo oficial de La Paz fue informado a través de una carta enviada por la Cancillería al embajador argentino en La Paz, Armando Álvarez García. Según la misiva, en el sistema de salud de Bolivia "son beneficiarios de la atención integral y protección financiera de salud todos los habitantes y estantes del territorio nacional que no cuenten con algún seguro de salud". En ese grupo, según aclaró, se incluyen "las mujeres embarazadas desde el inicio de la gestación hasta los seis meses posteriores al parto; a los niños menores de cinco años; mujeres y hombres a partir de los 60 años; mujeres en edad fértil respecto a atenciones de salud sexual y reproductiva; y personas con discapacidad". Por lo tanto, se interpreta, se excluye a ciudadanos extranjeros.

En cambio, la salud en Argentina es universal y gratuita y beneficia a toda persona, sea argentina o extranjera, residente o de paso, con los mismos derechos de cobertura en los hospitales públicos de todo el país.

Esto hasta ahora. Ya que Jujuy implentará un pago para los extranjeros. La llegada de varios ciudadanos boliviano al suelo argentino para atenderse gratuitamente hizo que el ministro de Salud de la provincia de Jujuy, Gustavo Bouhid, propusiera un proyecto de ley para que los bolivianos que cruzan la frontera a la Argentina paguen por ser atendidos en los hospitales públicos de ese distrito fronterizo del norte del país. "El proyecto de ley es para que el Estado boliviano pague, no el ciudadano", dijo el funcionario.

"Es una de las tantas estrategias planteadas para cambiar la realidad en la provincia", agregó. A la vez, Bouhid explicó que "Jujuy, a diferencia de otras provincias, no tiene instrumentada la ley de recupero, con lo cual, si usted se atiende en el hospital público de Jujuy y tiene una cobertura social nacional, sindical o provincial, no le pagan al hospital público".

Días atrás, el cónsul de Bolivia en Jujuy, Nelson Guarachi Mamani, repudió esta iniciativa y dijo que la veían "con muchísima tristeza, después de haber sido un Estado tan grande y que siempre tuvo una orientación humanitaria en el pasado, que no se vea con los mismos ojos la situación de los inmigrantes hoy es triste". Se refería, sin mencionarlo, a la administración de Cristina Fernández, que supo tener una gran afinidad ideológica con Morales.

Dejá tu comentario