LA CARGA BLANCA

Una muerte dudosa en la ruta de la cocaína en la embajada rusa

Interpol busca a Andréi Kovalchuk, el Señor K de la cocaína en la embajada de Rusia en la Argentina. Kovalchuk estuvo al menos 11 veces en la Argentina en los últimos 4 años y siempre salía del país con un gran equipaje. Según informaciones de fuentes oficiales, entre 2002 y 2015 un esquema semejante de envío de narcóticos a Europa fue probado en Uruguay. El embajador Víktor Koronelli informó a las autoridades argentinas sobre las valijas con cocaína en diciembre de 2016. En ese mismo mes, en Moscú fue hallado sin vida Piotr Pólshikov, consejero principal del Departamento de América Latina de la cancillería rusa.

"En Rusia fueron detenidos tres implicados en el caso del tráfico de cocaína desde la Argentina a Moscú. Como se aclaró, seis fueron los incriminados en el esquema delictivo, cinco de ellos fueron ya apresados. Uno de los detenidos en Moscú, Alí Abianov, es considerado por algunas fuentes como un ex contador de la misión diplomática": así comienza la apasionante investigación de Ekaterina Pervysheva, para Lenta-ru, de Moscú.

Continúa así:

"En Rusia fueron detenidos tres implicados en el caso del tráfico de cocaína desde la Argentina a Moscú. Como se aclaró, seis fueron los incriminados en el esquema delictivo, cinco de ellos fueron ya apresados. Uno de los detenidos en Moscú, Alí Abianov, es considerado por algunas fuentes como un ex contador de la misión diplomática.

La operación era dirigida por un cierto “señor K”, un empresario que se ocupaba directamente del envío y la distribución de los narcóticos en Europa. Es el único que no ha sido detenido aunque Rusia ya emitió una orden internacional para su arresto. Según informan los medios, se trata del empresario ruso Andréi Kovalchuk, que reside en Hamburgo, quien comercializaba productos Premium, entre ellos bebidas espumantes, caviar y otras delicadeces. Se considera que fue él precisamente quien adquirió la cocaína. Kovalchuk estuvo al menos 11 veces en la Argentina en los últimos 4 años y siempre salía del país con un gran equipaje. Según datos del portal “Rosbalt”, con anterioridad fue colaborador de la embajada de Rusia en Berlín.

En Buenos Aires, al “señor K” le ayudaba el argentino naturalizado Iván Blizniuk, según se informó en el Ministerio de Seguridad de ese país. En el curso de 2017 él y su cómplice Alexandr Chikalo intentaron obtener el acceso a las valijas dejadas en el edificio de la embajada. En Rusia, Vladímir Kalmykov y Ishtimir Judzhamov fueron detenidos cuando intentaban retirar el cargamento desde el depósito donde estaba bajo la secreta vigilancia de personal de seguridad ruso y argentino. Trascendió que la harina que suplantó a la cocaína fue enviada a Rusia en diciembre de 2017 a bordo de un avión oficial ruso que condujo una delegación a la Argentina. La carga fue transportada luego de que se firmara un convenio especial entre los organismos de seguridad de ambos países, vinculado con las valijas.

Según informaciones de fuentes oficiales, entre 2002 y 2015 un esquema semejante de envío de narcóticos a Europa fue probado en Uruguay. Desde allí el empresario ruso varias veces sacó valijas aparentemente cargadas con botellas de vino. Esto fue indirectamente confirmado por las escuchas de las conversaciones entre los incriminados en la causa.

¿Corredor verde?

Sin embargo, incluso en las versiones oficiales no todo es tan unívoco. Según algunos ciudadanos cuyos hijos van a la escuela de la embajada rusa donde fue encontrado el cargamento, en los últimos años el establecimiento parece un “edificio especial, que se custodia permanentemente”. El ingreso al mismo está severamente controlado, inclusive para los padres y si esto es realmente necesario, ingresan acompañados. Así que introducir 12 valijas repletas de cocaína sin que la guardia lo detecte sería imposible.

De las conversaciones descifradas entre Blizniuk y el “señor K” se desprende que en la operación estos podrían haber querido involucrar al auxiliar de seguridad de la embajada Oleg Voroviev. Sin embargo, él les rechazó y afirmó que no quería participar en el asunto y no podía ayudarles con el movimiento de las valijas. En las grabaciones, Chikalo y Blizniuk discuten sobre las anteriores partidas, lo que demuestra la existencia de un esquema de entregas.

A propósito de ello, en las grabaciones parece ser que se descubrió otro momento interesante. Chikalo y Blizniuk varias veces se refirieron al conflicto surgido entre el embajador Víktor Koronelli y el “señor K”. Según sus palabras, debido a este enfrentamiento “se cortó el canal de entregas por correo diplomático”, pero la versión agrega que el empresario logró, a través de sus contactos, arreglar el cambio del titular de la misión diplomática. Al parecer, el cambio del embajador en junio de este año fue confirmado por Dmitrii Belov, ministro consejero de la misión diplomática.

Con todo, no se aclaró puntualmente cómo es que el equipaje llegó a la escuela. La entrada de las valijas con la cocaína debió ser registrada por numerosas cámaras, sin embargo los cuadros de esas grabaciones simplemente faltan: esto pudo ocurrir por un corte de energía o por un deliberado borrado. Se estima que Blizniuk, afectado a la custodia de la misión diplomática, pudo estar implicado en esto.

Al mismo tiempo, en la embajada señalaron que los empleados técnicos “en virtud de lo específico de su trabajo pueden acceder en cualquier momento a las instalaciones técnicas y los depósitos”, en tanto que durante las vacaciones escolares se levanta la seguridad del edificio.

En las redes prestaron atención a otra extraña circunstancia. El embajador Víktor Koronelli informó a las autoridades argentinas sobre las valijas con cocaína en diciembre de 2016. En ese mismo mes, en Moscú fue hallado sin vida Piotr Pólshikov, consejero principal del Departamento de América Latina de la cancillería rusa. Según la versión oficial se trató de un hecho desgraciado pero con claras incongruencias: el cuerpo del diplomático fue descubierto en una habitación. Junto a él hallaron dos cápsulas de cartuchos de una pistola traumática pero el arma fue encontrada bajo el lavatorio del baño."

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario