GEELY Y DAIMLER

Los chinos se quedan con un pedazo de Mercedes

Geely Automobile, la primera marca idependiente de coches en China, continúa su proceso de expansión. Después de hacerse con Volvo y Lotus, su propietario, Li Shufu, ha comprado casi un 10 % en el fabricante automovilístico Daimler, lo que convierte a Geely en accionista mayoritario del grupo alemán.

Daimler AG una empresa puntera, inmersa en una carrera de desarrollo tecnológico.

Y ese socio lo ha encontrado en Li Shufu, que permitirá estrechar lazos con Geely.

"Ningún jugador actual de la industria del automóvil podrá ganar esta batalla contra los invasores de forma independiente. Para tener éxito y aprovechar la más alta tecnología, uno tiene que tener amigos, socios y alianzas y adaptar una nueva forma de pensar [...]. Y tenemos que actuar ahora", ha declarado Shufu en un comunicado.

"Respetaré por completo el estatuto de la compañía y la estructura de gobierno de Daimler y respetaré sus valores y cultura", dijo Shufu en un comunicado.

Este movimiento tiene su razón de ser en el cambio de paradigma que está experimentando la esfera automotriz. China está desterrando los motores de combustión y precisa de aliados que, como Daimler, estén desarrollando vehículos eléctricos y con tecnología autónoma y que puedan responder al desafío de los jugadores estadounidenses Tesla, Google y Uber, que están trabajando en sus propios servicios de movilidad sin conductor.

La compañía china ha ido construyendo su participación mediante compras en el mercado abierto en las últimas semanas, según las fuentes de la agencia estadounidense, hasta alcanzar prácticamente el 10%. La comunicación oficial se podría realizar en los próximos días.

La agencia Reuters publicó a comienzos de febrero que Geely estaba comprando acciones de la alemana, que el año pasado habría rechazado una oferta de la china para adquirir un 5% de su capital mediante una colocación privada. Según la legislación alemana, cualquier participación mayor del 3% tiene que publicarse.

Entonces, Daimler se excusó en que no quería diluir a sus actuales accionistas, a lo que Geely habría respondido comprando acciones en el mercado para mostrar la seriedad de su propuesta de entrar en el capital, según las fuentes de la agencia británica.

El objetivo de Geely sería tener acceso a la tecnología de la alemana, especialmente en materia de coches eléctricos, con un objetivo final de establecer una joint venture en China para fabricar este tipo de automóviles.

 

El objetivo de Geely sería tener acceso a la tecnología de la alemana, especialmente en materia de coches eléctricos, con un objetivo final de establecer una joint venture en China para fabricar este tipo de automóvile

De este modo, el inversor asiático ha superado al fondo de inversión de Kuwait –Kuwait Investment Authority–, que posee un 6,8% de la compañía, y a BlackRock, con un 6%.

La historia

Geely nació como una marca de refrigeradores en 1986 y se unió a Daewoo en 2005, cuando comenzó su producción de coches. En la actualidad es, por sus ventas, la 9na. marca en China y uno de los gigantes asiáticos con mayor proyección fuera del continente.

Uno de los objetivos de esta compra accionarial es incorporar la tecnología alemana de vehículos eléctricos y, principalmente, su 'know-how' en materia de consumo y reducción de partículas, un conocimiento necesario para Geely Automobile ante las nuevas restricciones para los vehículos con motor de explosión en China.

Geely ya adquirió Volvo Cars de manos de Ford en 2010 y que posee también la London EV Company Limited, la empresa que controla el servicio y la producción de taxis en Londres.

En marzo de 2010, la compañía estadounidense Ford firmó un acuerdo con el fabricante chino Geely para la venta de su filial Volvo Cars.

Volvo Cars fue tasada en US$1.800 millones, si bien Geely aseguró “facilidades significativas en capital de trabajo” para financiar a la firma sueca. Al final la compra se cerró por US$ 1.500 millones (1.343 millones de euros).

A finales de 2017 fue hecho público que Geely también había aumentado su participación en Volvo Trucks para ser su mayor accionista.

El inversor financiero Cevian le vendió todo su paquete de acciones del fabricante de camiones, un 8,2%, así como el 15,6% de los derechos de voto.

En el cierre de la Bolsa de Hong Kong de este lunes 26/02, Geely Automobile Holdings lideró las subidas porcentuales, con ganancias del 7,32 %, después de conocerse que la empresa habría comprado una participación de US$9.000.000 de Daimler, propietario de Mercedes-Benz, para el desarrollo de tecnología para vehículos eléctricos.

Malasia

Por otro lado, el conglomerado malayo DRB-Hicom anunció en mayo del 2017 la venta del 49,9 % de la compañía automotriz Proton al grupo Zhejiang Geely, una transacción que le permitió controlar también el 100 % del fabricante británico de coches deportivos Lotus, a través de la participación que tiene la compañía malasia.

El anuncio no cuantificó la cuantía de la compraventa y se produjo al día siguiente de que DRB-Hicom suspendiera la negociación de sus acciones en el mercado bursátil de Kuala Lumpur.

 
 

Proton, creado en 1983 por el ex primer ministro Mahathir Mohamad, fue una de las piedras angulares del plan de industrialización de Malasia y en los últimos años había registrado cuantiosas pérdidas.

La caída de las ventas y la intervención en abril del 2016 del Gobierno con un préstamo millonario impulsó la venta de la compañía estatal a un grupo extranjero.

“Nuestra querida marca tiene ahora una oportunidad para regresar”, declaró el viceministro de Finanzas malasio, Johari Abdul Ghani, reporta la cadena de televisión Channel News Asia.

Tras las conversaciones en las que participaron empresas automotrices como Suzuki o Renault, Geely hizo efectiva la adquisición que le abre la puerta al mercado de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

La ASEAN está formada por Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Proton cuenta con 2 fábricas en Malasia y una capacidad de fabricación de 350.000 vehículos al año.

Por último, se sabe que Lynk & Co quiere comenzar a producir sus SUV de lujo en Europa y que Volvo podría estar pensando en ofrecer su fábrica en Gante, Bélgica, además de la logística para introducir el exitoso todocamino chino.

Los coches SUV se han convertido en uno de los productos estrella de muchas empresas del motor. El acrónimo SUV proviene del inglés y significa Sport Utility Vehicle o, traducido al español, Vehículo Utilitario Deportivo. Son automóviles mixtos, que combinan el pragmatismo de un turismo con la robustez de un todoterreno.

Gracias a sus ayudas a la conducción y a su avanzado sistema de adherencia a las superficies más difíciles, estos vehículos deportivos compactos, como también se les conoce, pueden desenvolverse por igual tanto en la ciudad como fuera de ella (Off Road).

Además, su puesto de conducción elevado y su distancia con respecto al suelo hacen de los SUV unos coches muy seguros y manejables.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario