DENUNCIA DE NISMAN

Aníbal Ibarra será el abogado de CFK en la causa por el memorándum con Irán

La exPresidente prescindió de sus hasta ahora abogados Graciana Peñafort y Alejandro Rúa, y los reemplazó con el destituido exjefe de Gobierno porteño a causa de la tragedia de Cromañón, en la que fallecieron 194 personas. Es en el caso que se inició por la denuncia de Alberto Nisman.

Cristina Fernández pegó un giro en su estrategia de defensa en la causa por presunto encubrimiento de la causa AMIA, iniciada por aquella denuncia del fiscal Alberto Nisman 4 días antes de ser hallado muerto de un disparo en su domicilio.

La exPresidente prescindió de sus hasta ahora abogados Graciana Peñafort y Alejandro Rúa, y los reemplazó con Aníbal Ibarra, el destituido exjefe de Gobierno porteño a causa de la tragedia de Cromañón, en la que fallecieron 194 personas.

"Ella nos convocó", dijo Ibarra quien se desempeña además como defensor de Oscar Parrilli. El exFrepaso sostiene el discurso de la exmandataria sobre que el origen de la causa, que la tiene procesada y camino al juicio oral, es una mera "persecución a la oposición".

Antes de incursionar en la política, Ibarra fue fiscal federal entre 1986 y 1990. Recientemente volvió a su anterior profesión de abogado penalista, luego de haber terminado su mandato como legislador porteño en 2015.

En esta causa que pronto será elevada a juicio oral, ​existió -para la justicia-, un "plan criminal orquestado y puesto en funcionamiento" para "dotar de impunidad a los ciudadanos iraníes" acusados del atentado contra la sede de la AMIA.

La acusación por "encubrimiento agravado" se justificó ante la comprensión de que el atentado a la AMIA se consideró como un delito de lesa humanidad y por su rol de funcionarios públicos, generaron "un impedimento o estorbo de un acto funcional e incumplimiento a los deberes de funcionario público".

Así, se concluyó que el Pacto con Irán tenía como finalidad que los ciudadanos iraníes identificados como responsables del atentado de la AMIA “pudieran sustraerse de la acción de la justicia", al considerar que se los liberaba de “toda responsabilidad penal por dichos hechos -mediante la creación de una Comisión de la Verdad- y a través de esta, introducir una hipótesis alternativa”.

Durante la instrucción se determinó la existencia de un cuadro “indiciario, variado y unívoco que corrobora suficientemente los cargos” contra los ex funcionarios.

Cristina Fernández fue procesada por el juez federal Claudio Bonadio por "traición a la patria" y solicitó su desafuero para que la actual senadora cumpla prisión preventiva. La Cámara Federal ratificó el procesamiento y el pedido de detención, pero desechó la imputación original del magistrado.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario