DE ARTROSIS Y DISCOPATÍA AL FÚTBOL

¿Se victimiza Macri al hablar de su salud?

El presidente Mauricio Macri sigue jugando con su salud, según parece. Es que luego de conocerse que sufre de artrosis lumbar y discopatía, el mandatario decidió -en contra de indicaciones médicas- protagonizar un partido de fútbol en su quinta 'Los abrojos' durante el último fin de semana. Esto no hizo más que dar lugar dudas sobre lo que realmente le pasa a Macri.

El pasado 22 de febrero se conoció por trascendidos periodísticos que el presidente Mauricio Macri no goza de plena salud debido a problemas en su columna.

El último inconveniente fue una discopatía, provocada por disciplinas deportivas que requieren mayor exigencia de la columna vertebral en los movimientos, como el caso del paddle.

Según él, "jugando al paddle me apareció este problema, hace un año y medio. Se me había pasado, pero jugando con (la ministra de Seguridad) Patricia Bullrich me volvió y, como no es operable, no hay mucho que hacer", aseguró a la prensa presente en Casa Rosada tras una reunión con los familiares de la tragedia de Once.

También se supo en los últimos meses que sufre de artrosis lumbar, que no es más que el desgaste del cartílago que cubre las articulaciones vertebrales.

Sin embargo, lejos de hacer el reposo correspondiente que necesita cualquier persona con este diagnóstico tan molesto y doloroso hasta para sentarse, Macri decidió participar el pasado domingo 25/02 de un partido de fútbol que se disputó en su quinta 'Los abrojos', donde se lleva a cabo un torneo.

Según la prensa de espectáculos presente el viernes pasado (23/02) en el cumpleaños ¿91? de Mirtha Legrand, Macri debió retirarse en la parte trasera del vehículo presidencial para poder estirarse por el fuerte dolor que lo acosaba.

¿Esto realmente fue así o se trata de una estrategia de humanización, frente a la crisis de gestión que atraviesa su administración?

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario