GUERRA DE VIETNAM

52 años de la foto del horror

La Guerra de Vietnam es uno de los episodios más traumáticos de la historia a nivel mundial, este conflicto, al ser reconocido como la primer guerra televisada, expuso cruelmente la brutalidad y frialdad. Pero a pesar de la TV, los foto reporteros, tuvieron un rol importante en este conflicto, tal es el caso de Kyoichi Sawada, quien dio su vida por su trabajo en la guerra y que un 24 de febrero de 1966 hizo fotos que hoy, cumplen 52 años y nos recuerdan el horror.

La guerra de Vietnam, también conocida como Segunda Guerra de Indochina o Guerra contra los Estados Unidos para los vietnamitas, fue un conflicto bélico librado entre 1955 y 1975, esta inicia el 1 de noviembre de 1955 para impedir la reunificación de Vietnam bajo un gobierno comunista.
 
El conflicto comenzó por un intento de unificar las dos Vietnam en un único gobierno de coalición entre nacionalistas y comunistas y neutral, según la propuesta inicial. Una guerra que costó unos U$D 200 mil millones, donde se arrojaron más bombas que en Alemania, Italia y Japón en la SGM, más de 2 millones de civiles asesinados entre vietnamitas, camboyanos y laosianos y más de 2000 prisioneros de guerra. Estos son claro, los daños causados inmediatamente, ya que por ejemplo el Agente Naranja, herbicida utilizado por militares estadounidenses durante la Guerra, es hasta el día de hoy el causante de miles de nacimientos de niños asiáticos con malformaciones congénitas.
 
Todos estos datos son impactantes, y muchos de estos episodios fueron televisados, sin embargo el trabajo de los foto reporteros fue clave para dejar recuerdo de lo que fueron estos sangtientos episodios: la concientización que se logró a partir de la captura de estas desgarrantes escenas es inigualable.
 
Uno de los fotógrafos más reconocidos e importantes, no de este conflicto en particular, sino de la historia, fue Kyoichi Sawada, quien dio su vida por su trabajo en la guerra.
 
Sawada, ganador de, entre otros premios más como el Overseas Press Club, el US Camera Achievement Award y Pulitzer de Fotografía, captó dos increíbles e inolvidables fotos del conflicto vietnamita, ambas seleccionadas como "World Press Photos of the Year" en 1965 y 1966.
 
Este reconocimiento se entrega a la mejor fotografía que no sea sólo una imagen del foto periodismo del año sino que sea representativa ante un hecho de gran importancia periodística, demostrando un excelente nivel de percepción visual y creatividad.
 
Kyoichi Sawada fue uno de los 50 fotógrafos japoneses que fueron a Indochina para cubrir la guerra, pero fue uno de los pocos que fue por sus propios medios. Tras de graduarse de la Escuela Secundaria de la Prefectura de Aomori, comenzó a trabajar en una tienda de fotografía en la base militar de los EE. UU. 
 
En 1961 se mudó a Tokio para convertirse en fotógrafo de la agencia de noticias United Press International (UPI). En repetidas ocasiones el japonés pidió a la agencia una transferencia a Indochina, pero siempre fue denegada, por lo que en febrero de 1965, usó sus vacaciones para ir por su propia cuenta a Vietnam y cubrir el conflicto.
 
En 1968, UPI asignó Sawada a su oficina en Hong Kong, donde se convirtió en editor de imágenes. Sin embargo siguió regresando a Vietnam por su parte una vez que la guerra se expandió a Laos y Camboya. El 26 de octubre del mismo año, Sawada, ya conocedor de la zona, se ofreció para llevar al nuevo jefe de la oficina de UPI en Phnom Penh, Frank Frosch, en un viaje por la Ruta 2 de Camboya a Chambak, el puesto más meridional del ejército camboyano.
 
Sus imágenes más recordadas son las del 6 de septiembre de 1965, cuando logró captar a una madre y sus hijos cruzando un río para escapar de los bombardeos estadounidenses en la ciudad costera sudvietnamita de Quy Nhon, y la del 24 de febrero de 1966. Esta segunda imagen fue aún más impactante, al reflejar la crueldad estadounidense cuando un vehículo blindado norteamericano arrastraba el cuerpo de un soldado del Viet Cong hacia un sitio de entierro después de la Batalla de Suoi Bong Trang.
 
Sawada fue uno de los fotógrafos más atrevidos, dispuesto a hacer cualquier cosa por una historia, hasta dar su vida. Nunca hubiese imaginado lo que sucedería. Fue un 9 de noviembre de 1970 cuando la guerrilla arremetió contra el vehículo en la ruta, hizo descender a los hombres, fueron golpeados y luego baleados repetidamente en el pecho.

En 1965 tomó el retrato de una madre y sus hijos atravesando un río para escapar de un bombardeo norteamericano.

El conflicto comenzó por un intento de unificar las dos Vietnam en un único gobierno de coalición entre nacionalistas y comunistas y neutral, según la propuesta inicial.
 
 

Para los estadounidenses y los vietnamitas, la guerra fue costosa y divisiva.
 

 Más de 2,5 millones de estadounidenses sirvieron en Vietnam; 536.000 en 1968, el año de niveles máximos.
 

Más de 58.000 estadounidenses y al menos 1,1 millón de vietnamitas murieron. Otros países también sufrieron víctimas. Por ejemplo, fallecieron más de 4.000 soldados de Corea del Sur.

Durante el conflicto, la oficina de AP en Saigón ganó seis premios Pulitzer por su cobertura de la guerra. Cuatro de ellos fueron en fotografía.
 

El tonelaje de bombas lanzado en Indochina fue más del doble de la cantidad derribada por Estados Unidos y Reino Unido en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario