DEUDAS

Tras el #21F, Moyano entra en cuenta regresiva por Oca

El Gobierno nacional le dio una prórroga de 5 días hábiles a la empresa vinculada con Hugo Moyano para que pague sus deudas, de lo contrario la semana que viene perderá su licencia postal y no podrá seguir operando. Está en juego el futuro de 7.000 empleados, casi todos afiliados al sindicato de Camioneros.

El Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) le venía prorrogando la licencia para operar a Oca. Tras el último plazo (de 30 días otorgado a inicios de enero), Hugo Moyano –vinculado a la empresa- invitó a Mauricio Macri para que participe el 10/01 de la inauguración de obras en un sanatorio de Camioneros, en el barrio porteño de Caballito. Macri no fue, pero sí estuvo Jorge Triaca. Luego, la relación con el líder camionero se rompió y se convocó a la marcha que se concretó ayer (21/2), pero antes el ENaCom le dio 5 días más a Oca, que se vencen el jueves 1ro de marzo, sino paga sus deudas perderá la licencia y dejará a 7.000 empleados, la mayoría del sindicato de Camioneros, en la calle.

Tras una reunión de directorio del ENaCom, antes de la marcha del 21F, se decidió intimar a Oca a que acredite, en el plazo de cinco días hábiles a partir del jueves, la cancelación de las obligaciones impositivas, previsionales y sociales.

Si bien existe la intimación con la amenaza de que en caso de no cumplir caerá automáticamente su licencia para operar en el mercado, lo cierto es que ese mecanismo se activa el jueves cuando vencía la anterior prórroga. De esta manera la empresa postal tiene otros 5 días hábiles para continuar con las negociaciones.

Hugo un cambio en el ánimo del ENaCom: se analizó la posibilidad de otorgar una nueva prórroga de 30 días de la licencia que permite a OCA prestar servicios postales en todo el país. Pero en lugar de conceder una cuarta prórroga, el Enacom decidió intimar a OCA para que acredite dentro de los próximos cinco días hábiles, la cancelación de las obligaciones o acompañe constancia del plan de pago aprobado por la AFIP.

Según un informe de la UIF (Unidad de Información Financiera), se registraron movimientos financieros entre el titular de Oca, Paricio Farcuh y el gremio de Camioneros por cerca de 100 millones de pesos.

En enero, la PROCELAC, el ala del Ministerio Público encargada de investigar delitos de lavado de dinero, presentó una fuerte denuncia contra Hugo Moyano, su hijo Pablo, el sindicato de Camioneros y un cúmulo de empresas y grupos económicos vinculados al jefe sindical en la Cámara del fuero penal económico. Los delitos: una evasión impositiva masiva y un presunto lavado de dinero a través de una compleja red de empresas, cuentas y depósitos que datan desde el año 2008, con compras de inmuebles también incluidas en el esquema.

OCA le debe actualmente a la AFIP unos 3.400 millones de pesos de impuestos impagos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario