UN CASO DE ESTUDIO

Agresiones homofóbicas, matrimonio gay y educación sexual: Costa Rica a balotaje

El predicador evangélico y candidato presidencial, Fabricio Alvarado, pidió convertir las elecciones presidenciales costarricenses (1º vuelta, el pasado 4/2) en un referendo sobre el matrimonio hombre y mujer, luego de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos obligara, mediante un fallo, a Costa Rica a reconocer el matrimonio entre parejas del mismo sexo. "La iglesia por mucho tiempo ha estado metida en una cueva esperando ver qué hace el enemigo, pero hoy está a la ofensiva, entendiendo que es tiempo de conquistar el territorio, tiempo de tomar posición de los lugares del Gobierno, de la educación y de la economía”, dijo el pastor Ronny Chaves Jr., padre espiritual del candidato evangélico, tras su triunfo en 1º vuelta. El 1/4, competirá con el candidato oficialista en balotaje. Las encuestas privadas arrojan un triunfo del evangélico, quien tiene mayor apoyo en las zonas de menores recursos, pero el último sondeo del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica, lo vio empatando con su contrincante, quien tiene mayor apoyo entre aquellas personas que tienen estudios universitarios. Mientras tanto, se dispararon el Costa Rica las agresiones homofóbicas en medio de esta tensa campaña electoral.

2 candidatos con apellidos iguales pero posiciones antagónicas están camino a enfrentarse por la presidencia costarricense en la 2º vuelta, prevista para el 1/4.

De un lado está el oficialista de centroizquierda, Carlos Alvarado, periodista y politólogo de 38 años, del Partido Acción Ciudadana (PAC) y del otro, el predicador evangélico y también periodista, Fabricio Alvarado, de 43 años, del Partido Restauración Nacional (PRN).

El tema que marca la grieta en estas elecciones costarricenses es el matrimonio gay y la ideología de género.

El predicador, quien ganó contra el oficialista en la 1º vuelta electoral el 4/2, rechaza el matrimonio gay y la ideología de género. El oficialista, en cambio, los apoya.

Fabricio Alvarado "era un candidato marginal entre los 13 que disputaron la primera ronda electoral el 4 de febrero, hasta que una opinión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) a favor del matrimonio homosexual se convirtió en el centro del debate de cara a los comicios", explicó el portal Estrategia y Negocios. El órgano internacional, mediante un fallo, obligó a Costa Rica a reconocer el matrimonio entre parejas del mismo sexo, tras una consulta hecha por el Poder Legislativo.

“Un gobierno de Restauracion estaría dispuesto a salirse de la Corte IDH porque no estamos dispuestos a una agenda LGBTI, pro aborto y una ideologia de género. Hagamos que el 4 de febrero sea nuestro referendo sobre matrimonio hombre y mujer”, dijo Fabricio Alvarado en enero, durante un debate organizado por la Iglesia Católica.

“Estamos en guerra, estamos a la ofensiva. Ya no a la defensiva. La iglesia por mucho tiempo ha estado metida en una cueva esperando ver qué hace el enemigo, pero hoy está a la ofensiva, entendiendo que es tiempo de conquistar el territorio, tiempo de tomar posición de los lugares del Gobierno, de la educación y de la economía”, dijo el pastor Ronny Chaves Jr., del Centro Mundial de Adoración en el municipio de Tibás -a sólo 4 kilómetros de San José- tras el triunfo de Fabricio Alvarado. Ronny Chaves Jr., explica Álvaro Murillo del diario El País, es el padre espiritual del candidato presidencial.

En Costa Rica, apunta el diario, hay 5.000 iglesias evangélicas que reúnen a casi 1 de cada 5 costarricenses. Son los evangélicos, junto con parte del catolicismo, el principal apoyo del candidato ultraconservador. Consideran necesario movilizarse para resguardar "los valores tradicionales de defensa de la familia y la vida", explica El País.

Los votantes de Fabricio Alvarado coinciden, además, con áreas de menor desarrollo social, "donde muchas iglesias cristianas han dado asistencia social por años y ahora los fieles agradecen en las urnas", escribió Murillo. "Fabricio Alvarado apenas concede entrevistas y prohibió a sus 14 diputados electos dar declaraciones; sabe que su diminuto partido tiene a la mayoría de iglesias o grupos de fieles que libran la guerra por él. El 70% de los votos del PRN provienen de esa población, según un estudio de la Universidad de Costa Rica (UCR)."

La grieta en Costa Rica también refleja la división entre centro y perifera, privilegiados y marginados, explica El País. Así lo refleja la última encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica, que dio un 45% de intención de voto para el predicador evangélico y un 42% para el candidato oficialista (con un margen de error del 3,6%, el sondeo deja en evidencia un empate técnico).

Según el estudio, los perfiles de los votantes de los Alvarados son muy distintos: a Fabricio lo votan predominantemente personas de bajo grado educativo y a Carlos, gente con estudios universitarios.

Sin embargo, hay que aclarar que las encuestas privadas señalan una amplia ventaja para el predicador. La última realizada por OPol Consultores para el diario El Mundo de Costa Rica, arrojó una intención de voto del 55,1% para Fabricio Alvarado contra un 44,9% para el candidato oficialista.

Tras la 1º vuelta presidencial, alrededor de 20 escuelas fueron bloqueadas por padres de familia, explica el diario El Mundo del Salvador, en oposición a un programa de educación sexual. Con cadenas y candados, fue impedido el ingreso de los alumnos en señal de protesta.

Mientras tanto, el Frente por los Derechos Igualitarios (FDI), que documenta las agresiones homofóbicas, reveló que entre el 5/2 y el 16/2, se registraron en su sistema 33 ataques de este tipo, de los cuales inicialmente pudieron verificar 18. Previamente, el grupo registraba en sus redes sociales uno o dos ataques por semana contra homosexuales o simpatizantes. “Siempre han existido denuncias de agresiones pero no tan seguido, definitivamente está pasando con más frecuencia”, dijo Michelle Jones, del FDI, a AFP.

El candidato evangélico se manifestó contra la violencia. “Quiero que sepan, costarricenses, ese no es el discurso que nosotros promovemos, y que no podemos apoyar ni aprobar ningún tipo de manifestación violenta o de odio como se han estado dando”, expresó Fabricio Alvarado en un video divulgado en sus redes sociales.

Por otro lado, Fabricio Alvarado se desdijo recientemente sobre sus intenciones de salirse de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. “Nunca dijimos que esa iba a ser la primera opción, lo que dijimos es que nunca hemos estado de acuerdo y que vamos a pelear por la soberanía del país desde la vía diplomática con tal de hacer valer la soberanía y las decisiones” afirmó, según el diario El Mundo de Costa Rica. Y añadió que “nunca desde un gobierno de Restauración Nacional vamos a querer debilitar el sistema Interamericano de derechos humanos ni tampoco la posición de Costa Rica en este tema que siempre ha sido pionero”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario