POTENCIAL CONFLICTO

En Afrín, Siria saldría en apoyo de los kurdos contra Turquía

Se cree que fuerzas leales a Bashar al-Assad estarían por ingresar en la provincia del norte, Afrín -controlada por los kurdos desde el inicio de la guerra- para apoyar a las milicias kurdas que se defienden de la ofensiva de Turquía -que las considera terroristas.

Se espera que este lunes 19/2, fuerzas progubernamentales sirias entren en la provincia del norte, Afrín, en apoyo de los kurdos contra la ofensiva de los turcos. El potencial conflico entre Turquía y Siria se desencadena a 1 mes de que Ankara comenzara la Operación Rama de Olivo, ayudada por el opositor Ejército Libre Sirio (ELS)-, con la que busca derrotar a las milicias kurdas -a las que considera terroristas- que operan en esa zona fronteriza con Turquía, para obtener una "zona segura" de 30 kilómetros en torno a Afrín.

El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, advirtió al régimen sirio en contra de ingresar en Afrín. "Si el régimen entra para limpiar a las YPG, entonces no hay problma. Si están entrando para proveerles protección, entonces nadie puede parar a Turquía a los soldados turcos", dijo durante una visita a Jordania.

"Fuerzas populares llegarán a Afrín dentro de unas horas para apoyar la postura de su gente contra los ataques del régimen turco y los suyos", dijo la agencia de noticias SANA, citando a un corresponsal en Alepo. SANA dijo que las fuerzas "se unirían a la resistencia contra la agresión turca". "Esto llega en el marco de apoyar a los residentes y defender la unidad territorial y la soberanía siria", agregó la agencia.

Afrín es controlada por las milicias kurdas, las Unidades de Protección Popular (YPG, según sus siglas en inglés), desde que el régimen abandonara la zona en 2011. "Pero ahora, con el objetivo repeler la ofensiva de Turquía, las milicias kurdosirias dejarán de nuevo que Asad ponga un pie en la región", explica Adrià Rocha Cutiller del portal elPeriódico.

Hay divergentes opiniones respecto de cuál es la posición de Rusia -aliada del Presidente sirio, Bashar al-Assad- en este punto específico del conflicto. Según la agencia ANF -vinculada al Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK)- Rusia estuvo intentando dinamitar el pacto entre las YPG y Assad. "Aunque el régimen es el mejor socio en Siria de Moscú, el presidente ruso, Vladímir Putin, al inicio de la operación turca en Afrín, dio su visto bueno a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan. En el cantón sirio, entonces, había unos 200 soldados rusos, que se apartaron al este para permitir la entrada de los soldados de Turquía", explica Cutiller.

Sin embargo, según Seth J. Frantzman de The Jerusalem Post, Rusia parece apoyar la iniciativa del régimen sirio. "Durante el fin de semana, Russia Today reportó que Turquía había usado gas contra los kurdos. Cavusoglu se implicó en un intercambio con RT a través de Twitter, diciéndoles que 'dejaran de mentir'. Se considera que RT es cercano al Kremlin y sus comentarios críticos hacia la oepración turca siguen la línea de Moscú."

Estados Unidos, por otra parte, ha llamado a la contención y dijo que la operación de Ankara es una distracción de la guerra contra el Estado Islámico.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario