LA RIOJA

Denunció que intentaron violarla en la escuela de Policía donde murió un cadete

La madre de una cadete de la misma Escuela de Policía de La Rioja en la que murió Emanuel Garay tras un duro entrenamiento de ingreso, denunció que hace dos años un oficial intentó violar a su hija. "Había una cómplice femenina. Esa mujer le dijo a mi hija que era algo normal y que si ella se dejaba iba a terminar el año en la policía", contó.

La madre de una cadete de la misma Escuela de Policía de La Rioja en la que murió Emanuel Garay denunció que hace dos años un oficial intentó violar a su hija. Luego, según el relato de la mamá, la echaron por una denuncia falsa. Además aseguró que era una práctica habitual y que hubo varias víctimas.

"Hace dos años un oficial encerró a mi hija en una pieza y la quiso violar. No se concretó porque logró escapar", contó Marta en una entrevista que dio a Telefé.

Después de que intentaran violarla, la joven fue echada de la institución por una causa que según denuncian habría sido armada. "Dijeron que había querido rayar el auto del oficial que la quiso violar. A los 15 días la echaron", contó la madre.

Según relató la mujer, el oficial no actuó solo: "Había una cómplice femenina. Esa mujer le dijo a mi hija que era algo normal y que si ella se dejaba iba a terminar el año en la policía".

Después de reclamar por años y hasta denunciar lo sucedido en el INADI, Marta logró reincorporar a su hija a la escuela.

En tanto, se conoció en las últimas horas un chat grupal en el que algunos de los aspirantes a ingresar a la Policía de La Rioja contaron detalles del salvaje entrenamiento que terminó con 17 jóvenes afectados, 12 internados y uno de ellos muerto.

"Ya es demasiado, deberíamos juntarnos y salir a contar la verdad", dijo uno de los cadetes que entrena en la escuela de oficiales, en un grupo de WhatsApp llamado "Aspirantes a Cadetes 2018".

En el chat grupal los jóvenes detallaron que incluso, cuando quisieron darles agua a los más afectados, les dijeron que no: “Lo más feo fue verlos a nuestros compañeros ahí muy mal y que los otros no nos dejaran ayudarlos". "'Déjenlo solo que se muera al marica ese'. Me agarró una impotencia, mal", agregó otro, según reveló Telefe.

Sin embargo, la conversación giró en torno a si debían salir a contar su versión de lo vivido o si debían quedarse callados a la espera de indicaciones por parte de las autoridades de la fuerza.

"Llamen o no llamen se tienen que callar. No se metan. Si los directivos piden que digamos la vedad, recién ahí hablen, piensen", exigió otro cadete a sus compañeros. En esa misma línea, un tercer aspirante insistió: "No sean chiquilines. Aprendan a respetar y a quedarse en el molde".

En cuanto al cadete Luis Oropel, que está internado, su hermana subrayó que en el "entrenamiento murió el sueño que tenía de ser policía". Lucía contó que Oropel "venía insistiendo desde hace tiempo en que quería ser policía y que quería capacitarse". "Finalmente había logrado ingresar y en el entrenamiento murió su sueño", agregó, en diálogo con Cadena 3.

# "Si se tiene que morir, que se muera"

Emanuel Garay, uno de los cadetes internados luego de tomar parte de la instrucción física de ingreso a la Policía de La Rioja, falleció el pasado sábado como consecuencia de un paro cardíaco luego de estar internado durante cinco días. Ante el fatal desenlace, las autoridades de la Escuela de Oficiales  que habían sido detenidas y luego liberadas, volvieron a ser aprehendidas.

"Mi hermano no soportó un ataque al corazón. Nuestra familia está destruida. Era nuestro hermano más chico, de 18 años. El lunes fue su primer día en la Escuela de Oficiales y esa tarde ya estaba en coma, luchando por su vida", sostuvo Adrián Garay, el familiar del cadete fallecido en declaraciones al canal América 24.

El joven reclamó que "los responsables respondan ante la Justicia" y advirtió que "no es un caso aislado" de entrenamiento abusivo por parte de la Policía sino que "se vienen dando año a año". En ese sentido, las ocho autoridades de la institución policial, que habían recuperado la libertad el pasado viernes, fueron detenidas en la mañana del sábado tras la muerte del cadete.

El último parte médico brindado por el Hospital Vera Barros el viernes indicaba que Garay que se encontraba "en estado crítico, con pronóstico reservado y un seguimiento de hora a hora".

"Mi hermano cayó deshidratado. El instructor dijo `Déjenlo, si se tiene que morir, que se muera´. Estuvo media hora más bajo el sol abrasador y luego le tiraron un baldazo de agua", completó el familiar en su relato. El hombre falleció luego de haber permanecido cinco días en terapia intensiva, debido a las secuelas que le provocó un entrenamiento abusivo.

Otros 11 cadetes que fueron sometidos al "baile" también se encontraban hospitalizados por cuadros similares a los de Garay, pero se encuentran fuera de peligro.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario