CONTROL DEFICIENTE

Río Negro busca detener las "fugas" ($500 millones) en salarios de estatales

Se trata de más de $500 millones en salarios que no cierran de la partida de personal que rondó los 22.452 millones en 2017, superando la pauta salarial fijada (que osciló del 23% a 23,5%) con un diferencial de 2,5%. Esto es, la masa salarial saltó un 26%. El alza de un poco más de 700 empleados, que se registró, no explica ese porcentaje. Según afirman, corresponderían a "complementos" o "retribuciones extraordinarias" sobre los salarios, esto es, desembolsos con un control estatal reconocido como deficiente. A principios de enero, la cartera de Economía provincial propuso revisar esos pagos, sin embargo, la propuesta encontró varios obstáculos internos aún antes de iniciarse.

 
 
 
Cuando está cerca de reabrirse la negociación salarial con los gremios en la provincia de Río Negro, una discusión por "fuga" en los salarios inquieta a la administración de Alberto Weretilneck.
 
Sucede que la masa salarial del año pasado registró una suba superior al 26%, empujada por un acordado incremento del 23,5% y "fugas" irresueltas por parte del Estado provincial.
 
Según detalla esta mañana el diario 'Río Negro', la partida de personal rondó los 22.452 millones en el 2017, reflejando un aumento superior a la pauta fijada con los gremios, que osciló del 23% a 23,5%, y que se traduce en un diferencial de 2,5%, lo que representa más de $500 millones al año.
 
Hay otros componentes en la evolución registrada, más allá del traslado de los haberes anualizados del año anterior. El matutino afirma que si bien hubo un alza de un poco más de 700 empleados, no alcanza para explicar ese porcentaje.
 
La diferencia pertenecería, en su mayor parte, a erogaciones por "complementos" o por "retribuciones extraordinarias", esto es: desembolsos liquidados con un control estatal reconocido como deficiente.
 
Según el diario mencionado, desde economía de la provincia, su titular, Agustín Domingo, propone nuevamente revisar esos pagos cuando introduce el propósito de "modificar los procesos". Sin embargo, esa modificación aún no arrancó y ya muestra ciertos obstáculos internos. 
 
"Anunciado hace 40 días (el 4 de enero, en San Antonio), el decreto aún no fue formalizado por el gobernador Alberto Weretilneck", sostiene 'Río Negro'.
 
El contexto es conocido: Nación plantea y se asignó, según el Consenso Fiscal, un seguimiento fiscal de las provincias y, en especial, aquellas demandantes de tratos especiales para cumplir con el pago de sus deudas, como la provincia en cuestión. 
 
Weretilneck reiteró, sin embargo, que el Estado rionegrino no avanzará con despidos por lo cual queda obligada, frente a las exigencias nacionales, a mostrar ciertos "resultados", por lo que mientras permanece atenta a lo que ocurra finalmente en la provincia de Buenos Aires con la pauta en la negociación con los sindicatos docentes, los cambios como los que propone Domingo en el sentido mencionado se vuelven de imperiosa necesidad.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario