CARNAVAL CARIOCA

Pese a todo, 'Paraíso do Tuiuti' llegó a la pantalla de la Rede Globo

La Rede Globo decidió corregir su omisión de Paraíso do Tuiuti en la cobertura del carnaval carioca. En el sambódromo Sapucaí, Paraído do Tuiuti abordó en su trama la corrupción en Brasil, y arremetió contra el presidente corrupto Michel Temer, presentándolo como un vampiro, provocando una conmoción pero también consiguiendo un enorme apoyo popular que el canal Globo, el de mayor audiciencia en Brasil, decidió omitir. Sin embargo, antes que sea tarde, la televisión de la familia Marinho reaccionó.

En la edición del lunes 12/02, la Rede Globo decidió recortar el espacio concedido a la comparsa Paraíso do Tuiuti, y en el noticiero nocturno 'Jornal Nacional', se le dieron más minutos a las otras 'escolas de samba' que a la que había provocado la sensación de abordar de lleno el tema de la corrupción en Brasil e involucrar directamente al Presidente en ejercicio, Michel Temer.

Si bien Rede Globo no omitió en su transmisión en vivo desde el Sambódromo el desfile de la polémica 'escola' (70 minutos duró el paso de la gente de Tuitui, tal como se muestra en el video adjunto), su cobertura fue parcial no realizó comentarios más tarde cuando el tema había 'rebotado' en todo Brasil.

Por ejemplo, Rede Globo no exhibió las partes de la 'escola' que aludían en concreto al golpe de Estado contra Dilma Rousseff, del que participaron los medios de comunicación de la familia Marinhom y esto fue denunciado en YouTube en videos que sumaron cientos de miles de vistas:

Muchos comentaron que Rede Globo había cometido un absurdo: en estos tiempos de redes sociales es casi imposible ocultar el sol con una mano. Que no aparezca en la pantalla de la TV no significa que el dato no recorriera Brasil a lo ancho y a lo largo. Y no sólo Brasil: desde el estadounidense The New York Times al español El País de inmediato informaron a sus públicos lo que ocurría en el carnaval más famoso del mundo.

Por lo tanto, el martes 13/02, Rede Globo decidió enmendar su equivocación y exhibió hasta la imagen del "vampiro neoliberalista" que desfiló y era un muñeco del presidente Temer.

Es más: 'Jornal Nacional' hizo un informe sobre lo que había sucedido: "Este carnaval dejó una marca fuerte e indiscutible: las protestas contra la violencia en Río de Janeiro y las críticas a los políticos y la problemática social", tras lo cual se detalló el tema abordado por la Paraíso do Tuiuti.

Es que Rede Globo se encuentra en una incómoda situación: luego de haber promovido la destitución de Dilma Rousseff, sin embargo libró una carga a fondo contra Temer en el caso de las grabaciones que le hizo el empresario hoy preso Joesley Batista (grupo JBS). Y hoy día el PSDB debate llevar o no como candidato presidencial a Luciano Huck, un presentador de Globo, contra la aparente voluntad del multimedios.

El primer día de desfiles reveló un Sapucaí bien comprometido con el presente de Brasil. De las 7 'escolas do samba' que cruzaron la Avenida, 2 conquistaron las gradas con 'enredos' (tramas) de sátiras políticas y críticas sociales: las vecinas Mangueira y Paraíso do Tuiuti.

Mientras que la verde y rosa (o sea Mangueira) fue más explícita al citar al alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, quien recortó el presupuesto asignado para el Grupo Especial de 13 'escolas'. Quien fue pastor evangélico, invocó la crisis financiera de la ciudad para ajustar el dinero conque el municipio subsidia a una de sus actividades turísticas más relevantes.

"Con dinero o sin dinero yo disfruto el Carnaval" es el tema de Mangueira, y un estribillo que apuntó a Crivella: "Pecado es no disfrutar del Carnaval".

"Para la doctrina evangélica, el carnaval es la fiesta del diablo. Un evangélico puede pensar esto, pero el alcalde de Río no", dijo el director artístico de Mangueira, Leandro Vieira.

En cuanto a Paraíso do Tuiuti evitó dar nombres pero llevó a la Avenida la crónica más ácida de la noche, poniendo en duda si la esclavitud fue abolida en Brasil (la Ley Áurea fue promulgada el 13/05/1888), a propósito de la Reforma Laboral que introdujo Michel Temer.

Un detalle no menor fue un 'tucano' o tucán (así se les llama a los del Partido Social Democrático Brasilero o PSDB, que apoya a Temer) en una jaula.

----------

----------

La larga caravana concluyó con un vampiro majestuoso, con banda presidencial y que claramente reflejaba al presidente Temer -representado por el profesor de Historia, Léo Moraes-, acompañado por un grupo de bailarines disfrazados de empresarios: conmoción en las tribunas. ¿Cómo la Globo iba a pretender ocultar lo que sucedía?

Temer Vampirão da Tuiuti

De inmediato el diario 'O Dia', por decisión del jurado convocado, decidió conceder su premio Tamborim de Oro 2018 a Paraíso do Tuiuti.

Grêmio Recreativo Escola de Samba Paraíso do Tuiut tuvo su origen en el Morro del Tuiuti, en el barrio de San Cristóbal, en la Zona Central de la ciudad de Río de Janeiro. Durante el 1er. Reinado (Pedro I el Grande), el Tuiuti abrigaba un depósito de agua, en lo alto del cerro, que servía de fuente de abastecimiento para la Quinta da Boa Vista, que en la época funcionaba como Residencia Real. La ocupación del Morro se remonta a las primeras décadas del siglo XX cuando el entonces prefecto de Río, Pereira Passos, provocó reformas urbanísticas y ex esclavos y migrantes buscaron refugio en cerros deshabitados como el Tuiuti.

El creador de la historia de Paraíso do Tiuiti fue Jack Vasconcelos, quien entrevistado por el diario 'O Día', hizo una defensa total de la educación pública: "Fui formado por la enseñanza pública, fui un niño de escuela pública, me gradué en una facultad federal, en Bellas Artes. Entonces, la población me ayudó a formarme, fue el dinero público que ayudó a pagar mis estudios y a mantener esas instituciones. Entonces, necesito de alguna manera retribuir a la población esa inversión. Es la manera que puedo prestar el servicio a ella (a la sociedad), a través de mi arte".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario