CARNAVAL EN 'LA FELIZ'

'Finde' largo agridulce en la calle (pero apuestan a Semana Santa)

El fin de semana largo por Carnaval marcó un piso al que no se llegaba desde 2011 en Mar del Plata pero comerciantes avizoran que no alcanza para remontar el pálido verano 2018, por lo que apuestan a Semana Santa para compensar la situación. Gran ocupación hotelera pero poco gasto en la calle.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se mostró este lunes 12/02 “muy feliz” por el éxito de la temporada en Mar del Plata: “Que tengamos las mejores cifras de alojamiento, consumo y traslado de los últimos años demuestra que cuando el sector público y el privado trabajan en equipo los objetivos se consiguen y traen mejor calidad de vida para todos”, le dijo al diario siempre oficialista La Capital, de la ciudad atlántica. Y agregó: “El balance de estos primeros 40 días de la temporada es muy positivo. Queremos que Mar del Plata vuelva a brillar. Hay que pensar en una Mar del Plata a largo plazo, donde el turismo se sostenga como fuente de trabajo permanente”.

Desde el jueves (8/02), las calles de la Ciudad de Buenos Aires comenzaron a vaciarse. El final de la semana avisaba que estaban llegando dos feriados claves para los centros turísticos del país, a medida que asomaban el viernes 9 y sábado 10 con rutas colapsadas. De hecho, el sábado costó 10 horas de ruta llegar a la costa bonarense, en el mejor de los casos. 7 para hacer 200 kilómetros (CABA-Dolores), seguro.

Sin embargo, hay quienes enfocan el análisis desde otros parámetros y, según ellos, las playas en la ciudad de Mar del Plata no explotan tal como se esperaba y los turistas no se desesperan por gasta el dinero. Al contrario, administran hasta el último peso.

Entre las 'trampas' que se encontraron están los paquetes de los hoteles de 3 estrellas de Punta Mogotes: el paquete mínimo obligatorio consiste en 4 noches con desayuno por 12 mil pesos para una familia tipo (alrededor de $3 mil por noche). ¿No le convence? "Su ruta"; palabras más, palabras menos, esa es la respuesta entrelínea. Es que las dudas de quienes se comunicaron telefónicamente desde su lugar de residencia durante la semana aparecieron a la hora de tener que contar con 200 pesos por día para guardar el auto.

Pero se trata de un fin de semana largo clave para equilibrar la tímida temporada 2018.

Eso sí: las actividades al aire libre propuestas por el gobierno provincial ganan por goleada, frente a los eventos privados. Claro, son gratuitas.

Aún con su picardía, los hoteleros recuperan oxígeno. Según el Ente Municipal de Turismo, este fin de semana largo marcó un récord en el arribo de turistas a la ciudad, pues 296.000 arribos se convirtieron en “la mejor cifra desde el 2011 cuando se reinstaló la fecha de feriado por los carnavales”.

Tal como lo asegura la oficina gubernamental, la ocupación hotelera superó el 91% con un promedio diario de 48.258 plazas ocupadas.

Con este reporte, se ha convertido en el fin de semana más alto de la temporada de verano.

En ese contexto, la titular del Emtur Gabriela Magnoler explicó al portal local 0223 que por la gran ocupación, “ayer tuvimos a 227 personas que no tenían donde pernoctar y casi en su totalidad fueron alojadas. Se trabajó responsablemente y de forma personalizada se buscó y se trató de resolver a cada persona que se acercó al Centro de Información Turística de La Rambla. Tuvimos la colaboración de los hoteleros y de los servicios de camping, que pusieron adicionales para cubrir demanda. Ayer a las 21 se pudo alojar casi al 100% de esta sobredemanda”.

Sin embargo, tanto en el centro comercial del puerto de Mar del Plata como en el resto de los establecimientos gastronómicos apuestan todo a Semana Santa para reabrir sus puertas y lograr un número que al menos conforme para afrontar al fisco y salvar la mitad del año.

De todas maneras, hay que reconocer esta vez que los precios se establecieron y salir a comer ya no significa un gasto sideral como en tiempos anteriores. Además, no se registran promos de lunes a jueves, que son suspendidas de viernes a domingos, como ocurría en años anteriores.

Sólo se trata de caminar y encontrar el precio más cómodo de acuerdo a la realidad de cada familia, pero se pueden encontrar panaderías donde una docena de facturas sale $68 pesos para tomar mates en pleno 'La Perla'; o rotiserías que cobran $165 la docena de empanadas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario