LUCIANO HUCK

Temer impulsa al Tinelli brasilero pero Globo se opone

Aún cuando la Justicia politizada frene a Luiz Inácio Lula da Silva en el año electoral de Brasil, el oficialismo no tiene candidato para el 07/10. Al presidente Michel Temer, con tantas causas judiciales en danza, y otras que vendrán, le resulta prioritario impulsar un candidato ganador. Aquí su más reciente invención:

Aparentemente, colaboradores del corrupto presidente en ejercicio en Brasil, Michel Temer (también líder del Partido Movimiento Democrático Brasilero), promueven la candidatura del presentador televisivo Luciano Huck al Planalto, e intentan convencer a otras fuerzas partidarias que legitimen la ambición del mediático.

El 'tucanato' -así le dicen a la conducción del PSDB, cuyos partidarios son llamados 'tucanos'-, que responde a Geraldo Alckmin dicen no creer que Huck tenga la coraza lo suficientemente gruesa para encarar la lucha.

Sucede que Alckmin tiene su propia ambición presidencial.

No obstante, el ex presidente Fernando Henrique Cardoso respaldó la eventual candidatura de Huck como parte de una renovación de la política tradicional, el argumento del tradicional Cardoso para quitar del escenario a su archienemigo Luiz Inácio Lula da Silva.

Temer también ha tentado al PPS, en el que se habla de una afiliación de Huck para el 07/04.

Neymar recibe a Luciano Huck

El PPS (Partido Popular Socialista) es heredero directo del Partido Comunista Brasileño (PCB), disuelto tras la caída de la exURSS.

A igual que el PMDB, el PPS integró la coalición dirigida por Luiz Lula da Silva desde 2002 pero en 2004 se marchó (a diferencia del PMDB, que permaneció).

No aceptó esta deserción su figura más importante hasta entonces, Ciro Gomes, y fue expulsado del PPS que luego pasó a apoyar la ambición presidencial del PSDB, en especial de Geraldo Alckmin.

Pero sin Ciro, el PPS no existía y comenzó una disolución por no superar el 5% de los votos. Entonces se refugió en un nuevo partido, Movilización Democrática. Pero cuando​ el Tribunal Supremo inconstitucional declaró inconstitucional el 5%, el PPS regresó a escena.

El problema de Huck, según el rumor, es que la cadena televisiva Globo, donde se desempeña, ya le dijo que no quiere involucrarse en el próximo período electoral, y si él insiste no sólo deberá renunciar a Globo sino que también deberá hacerlo su mujer, Angélica, quien también participa de la pantalla del multimedios de la familia Marinho.

Luciano es hijo del jurista Hermes Marcelo Huck y de la urbanista Marta Dora Grostein. Y es judío por el vientre materno: su abuelo, Mauricio Grostein, llegó a Brasil desde la ciudad de Ekaterinoslav, por entonces territorio de la URSS, aunque hoy día se llama Dnipro, y es Ucrania).

Luciano estudió Derecho y Periodismo en la Universidad de São Paulo (USP), comenzando su vida laboral con una pasantía en la agencia W / Brasil, del publicista Washington Olivetto.

Muy emprendedor, se insertó en diversas agencias publicitarias mientras buscaba el acceso a los medios. A los 22 años, él fue invitado por Fernão Lara Mesquita, director del Jornal da Tarde (JT), para publicar una columna social en el diario, bautizada "Circulando". Y comenzó en la radio Joven Pan.

A los 23 años, debutó en la televisión, en el programa "Perfil", con Octavio Mesquita. Y ya no paró. En 1999 firmó con la Red Globo, para iniciar el programa Caldeirão do Huck (El caldero de Huck), los sábados desde las 16:00, líder de audiencia, y que sigue en el aire.

Huck es director-presidente del Instituto Crear -de TV, Cine y Nuevas Medios-, ONG idealizada en promover el desarrollo profesional, social y personal de jóvenes a través de lo audiovisual; tiene más de 11 millones de seguidores en Twitter y más de 15 millones en Facebook.

Y logró superar el escándalo de cuando, en diciembre de 2012 se negó a soplar en un control de alcoholemia, y necesitó presentar otro conductor para poder llevarse el vehículo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario