INDEXACIONES RECÍPROCAS

Negro el 20 tanto para dólar como para pesos

Economistas críticos del híbrido gradualista, como Rodolfo Santángelo, ex socio de Carlos Melconián, y el ex empleado del estudio Broda, José Luis Espert, destacaron que el dólar viene estando indexado aunque en un contexto de elevada inflación. Les pronosticaron vidas paralelas, y de algún modo los operadores a futuro les están dando la razón, al cerrar contratos en Rofex a abril, con 8,6% de alza respecto del último día de 2017, mientras a un ritmo del 2% mensual en el cuatrimestre el Índice de Precios al Consumidor pasará el 8%. Suena hasta positivo para el gobierno que el punto de partida de esta suerte de pari passu cambiario sea algo así como una tabla del 20 a partir del 2do cuatrimestre. Equivale a una tasa anual del IPC benévolamente calculada por Santángelo, por un lado, y al valor de la paridad al que ya arribó el tipo mayorista, por el otro. Si se mirara más hacia atrás podría apreciarse que, desde que el dólar llegó a $10, en octubre de 2013, y CFK perdía los comicios de mitad de mandato con la posibilidad de ser re-reelecta en 2015, la inflación acumuló en los dos medios períodos 186,78% versus la duplicación que experimentó la paridad cambiaria en ese lapso de responsabilidades temporalmente compartidas, lo cual deja flotando la incógnita: si de ahora en más, el dólar a 20 estará indexado con una inflación del 20, ¿qué pasará con el 80% de atraso de los 4 años transcurridos desde cuando estaba a mitad de camino?

El dólar había pasado la barrera de los dos dígitos en los días previos a la elección de medio término de octubre de 2013, cuando el resultado impidió que Cristina Fernández de Kirchner se presentara la re-reelección en 2015, como impulsaban sus seguidores: llegó a los $10.

Transcurridos más de 4 años, en 2 de los cuales la ex Presidenta completó el mandato como pato rengo (poder virtualmente recortado) y los dos y pico siguientes su oponente y reemplazante, Mauricio Macri, los sobrellevó con un híbrido político denominado gradualismo, la divisa norteamericana ingresa decididamente en la segunda decena: toca los $20.

O sea que en ese lapso, la devaluación fue del 100% contra una inflación del 186,78%, lo cual dejaría más que corto al dólar a $20 como "termómetro de la economía inflacionaria", según lo calificó el ex socio de Carlos Melconián en la consultora MacroView, el economista Rodolfo Santángelo.

"El dólar y los precios tienen que seguir un camino más paralelo", afirmó en diálogo con radio La Red. "No podemos tener un dólar muy adelantado, pero tampoco uno muy bajo. El dólar acompaña la evolución de la inflación", sentenció.

El billete verde viene coqueteando con los $20 desde hace unas semanas en el mercado mayorista, pero en el de futuros ya se negocia para marzo por arriba de ese valor.

Para el resto de los meses de 2018 se espera que se mantenga por arriba de esa marca. El contrato para abril avanzó a $ 20,55, mayo a $ 20,85, junio $ 21,15, julio $ 21,50, agosto $ 21,823, septiembre $ 22,090, octubre $ 22,410, noviembre $ 22,700 y diciembre $  22,990.

Luces amarillas y rojas

El contrato para marzo de Rofex operó en  $ 20,175 debido a la volatilidad que suscitó el temor por la inflación en Estados Unidos y que encendió alarma en los mercados.

Santángelo descalificó la proyección oficial de inflación: "De enero a abril, vamos a tener casi 2% mensual, eso significa un 8% acumulado, o sea la mitad de la meta. Lo que requeriría que de mayo en adelante tengamos un 1% para alcanzarla. Creo que va a andar por 20%", estimó.

Casi coincidentemente, José Luis Espert bajó los decibeles de sus agudas críticas en los meses anteriores y pronosticó que la situación económica durante 2018 atravesará un camino "muy parecido" al recorrido en 2017, al considerar que la inflación anual oscilará entre 20 y 25%, que la actividad volverá a crecer en torno del 3% y que el tipo de cambio evolucionará al son del alza general de los precios.

Si bien consideró que el modelo económico es inconsistente, desestimó que se desencadene una situación crítica en 2019.

"En lo macroeconómico, 2018 va a ser parecido a 2017. Crecimiento del 3%, inflación entre 20 y 25%, alguna creación de empleo impulsada por la obra pública porque el sector privado está pinchado y, como es el año previo a una elección presidencial, vamos a tener una efervescencia importante: el 21 hay una marcha, el peronismo empieza a aglutinarse de nuevo y eso puede generar mayor tensión que en 2017", comentó, en diálogo con A24.

El titular de MacroView también se refirió al endurecimiento financiero que se avizora y las consecuencias que podría tener en la economía nacional. Sostuvo que "hay una buena noticia, que es que el Gobierno se anticipó y consiguió entre diciembre y enero u$s 9.000 millones. Pero, de todos modos, necesita para todo el año u$s 25.000 millones, así que ese fue apenas el primer paso".

En  lo que pareció un mensaje dirigido al triunfalismo de los que baten el parche con el endeudamiento en defensa del gradualismo que dice aplicarse al modelo económico, calculó el costo promedio, al 6% anual. Mucho menos que lo que se pagaba antes, “pero caro respecto de lo que paga el resto del mundo: Brasil paga el 4%, Chile el 3%. Y podría incrementarse con estas turbulencias", advirtió.

El economista Gonzalo Guilardes enumeró en una nota publicada en El Cronista Comercial un informe del INdEC y otro que elabora el BCRA sobre el Mercado de Cambios y Balance Cambiario, que reflejan la precaria situación externa:

- El déficit de cuenta corriente acumulado al 3er trimestre del 2017 alcanzó los u$s 22.476 millones, 113% más que en el mismo período del 2016 y 79% más que en 2015, cuando se registró el más alto de la última década.

- En los primeros 9 meses del 2017, la deuda externa total aumentó en unos u$s 35.000 millones. El sector público explica el 77% de ese incremento, que equivale al 5,5% del PIB.

- La compra de dólares neta de residentes (formación de activos externos) alcanzó a diciembre de 2017 los u$s 15.708 millones.

- 2017 fue un año de fuerte dolarización, aunque inferior a 2011, antes del cepo, y al período 2008/2009, de fuerte incertidumbre por la crisis internacional.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario