EXPLICANDO LA CRISIS

Los bancos mandan 15% abajo al bitcoin pero algunos creen que hay resurrección

El bitcoin vivió otra jornada de fuertes ventas y se desplomó otra vez más de un 14%, llegando perder los US$ 7.000, según los datos de CoinDesk. La divisa digital atravesó una racha bajista que está llevando su precio a mínimos de noviembre de 2017. La decisión de varios bancos de prohibir a sus clientes comprar bitcoins está lastrando la cotización de la divisa digital. Sin embargo, en el mundo de las criptomonedas se hace otra lectura: "La corrección de Bitcoin bien podría haber sacudido a los inversores potencialmente dañinos".

 

La divisa digital, que llegó a rozar los US$ 20.000 a finales de 2017 está teniendo un comienzo de año muy negativo. En poco más de un mes ha perdido más de un 60% de su valor, mientras siguen sucediéndose las noticias de robos, nuevas regulaciones y advertencias sobre burbujas.

De hecho, el viernes 02/02 la criptodivisa de referencia sufrió un desplome que llegó al 15% tras el registro del mercado Coincheck, sede del último gran robo de monedas digitales. La noticia sacudió a todo el universo de criptmonedas, si bien durante el día hubo grandes movimientos y el bitcoin logró recuperar los US$ 9.000.

Pero ahora la banca llevó cuesta abajo a la moneda virtual. El grupo bancario británico Lloyds Banking Group ha informado que ha prohibido a sus clientes comprar bitcoins con sus tarjetas de crédito ante el temor de que queden endeudados por la caída del valor de esta criptomoneda digital. A finales de la semana pasada, 3 de los grandes bancos de USA (JP Morgan, Bank of America y Citi) introdujeron restricciones similares.

Esta prohibición, efectiva desde el lunes 05/02, se aplica a los clientes del Lloyds y de las entidades del grupo, Bank of Scotland, Halifax y MBNA, aunque la medida no se aplica con las tarjetas de débito. Según los medios, muchos británicos han comprado esta criptomoneda cuando cotizó a finales del año pasado en esos máximos de casi US$ 20.000.

Lloyds teme que, si el bitcoin desciende mucho, deba asumir las deudas que los clientes puedan incurrir por la pérdida de valor de la criptomoneda. "En el Lloyds Bank, el Bank of Scotland, Halifax y MBNA, no aceptamos tarjetas de crédito para transacciones que impliquen la compra de la criptomoneda", señaló una portavoz del grupo.

Pese a todo esto, en la web especializada Coin Telegraph, Darryn Pollock escribió:

Ha habido varias veces en la historia de Bitcoin donde la gente ha pensado que la adopción general había sucedido. Sin embargo, el período previo a la subida de $20.000 de diciembre pasado vio a Bitcoin alcanzar algunos hitos de adopción realmente grandes.

A través de los memes y los informes en los medios de noticias tradicionales, Bitcoin fue la palabra en boca de todos, e incluso estuvo cerca de la cumbre de las búsquedas de Google. Esto vio una nueva generación de inversores entrando a la criptocomunidad, pero una peligrosa.

Fabricantes de dinero

El bombo que rodeaba a Bitcoin estaba dirigido al increíble crecimiento que la moneda digital había experimentado desde que comenzó hace menos de 10 años. La gente no pudo evitar la posibilidad de duplicar, triplicar, etc., su dinero en cuestión de semanas, en lugar de años, como sería el caso en inversiones normales.

Todos, desde jubilados hasta adolescentes, se unían a la locura de Bitcoin con la esperanza de ganar algo de dinero con su inversión. La tecnología real, o incluso la forma en que funcionaba, no era una prioridad. Estas consideraciones peligrosas sobre Bitcoin ahora estaban apuntalando un valor en la moneda que probablemente era demasiado alto, ya que atravesó las barreras de mil dólares con facilidad durante noviembre y diciembre.

Una corrección aleccionadora

Bitcoin, después de haber sido fundada por y sobre personas que creían en la tecnología y el potencial de ser una fuerza disruptiva para desafiar a la industria bancaria, ahora estaba tambaleándose sobre una pila de especuladores sin educación. Las personas que eran nuevas en la escena sólo estaban acostumbradas a las tendencias ascendentes y a las grandes ganancias, pero aún no estaban listas para la crisis.

A medida que el colapso comenzó y aún continúa, reduciendo más de la mitad del valor de Bitcoin, estos mismos especuladores fueron eliminados del sistema. La venta de tales inversores ha jugado un papel importante en la caída del precio de Bitcoin, pero ha sacudido más que las llamadas manos débiles.

Buen libramiento

En este momento puede ser molesto para cualquiera que haya decidido pasar el rato a pesar de estar en pérdidas, pero aquellos que probablemente tengan más que un interés pasajero en la tecnología. La pérdida de los especuladores masivos podría ser justo lo que necesita Bitcoin.

El año pasado la gente compraba Bitcoin incluso con sus tarjetas de crédito y otras formas de deuda. Si bien esto se ve fácilmente como una mala idea, para la persona que lo hace, también es un peligro para Bitcoin. Se han producido muchos colpasos financieros y burbujas en los mercados que han comenzado con personas que se vuelven tontas en sus compras e inversiones. Esta compra con el miedo a perderse algo y el bombo tienen todas las características de una burbuja.

Angela Walch, profesora de Derecho en la Universidad de St. Mary en Texas, que estudia la criptomoneda y la estabilidad financiera, habló con Vice sobre la naturaleza especulativa de Bitcoin y su potencial para convertirse en una burbuja si las decisiones tontas siguen floreciendo. Algunos de los factores a considerar al tratar de encontrar una burbuja potencial ya son evidentes según Walch:

"Algunas de las características para mí incluyen la idea del FOMO —el miedo a perderse algo y no poder entrar nunca. La gente ve a otras personas ganar mucho dinero y sólo quieren participar en él. La burbuja inmobiliaria es un buen ejemplo de eso. La gente pensaba que otra persona siempre querría comprarles su casa a un precio más alto.”

Un espacio más seguro

Si esta última corrección se ha deshecho de este tipo de inversores, que ahora están asustados y afectados por la caída del precio de Bitcoin, tanto mejor.

Las perspectivas a largo plazo para Bitcoin están mejor, incluso si el precio es más bajo, sin esos inversores. Una vez más, esto se remonta a la burbuja de las puntocom donde la exageración alrededor de tales compañías hizo que estallara. Pero una vez que la burbuja estalló, el ecosistema volvió a crecer y mejorarse, ya que no se dice que Internet y el espacio de las puntocom estén muertos en el 2018.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario