VACANTES

Comodoro Py inicia un año de "cambio" con Cambiemos...

El 2018 será un año especial para Comodoro Py, tras varias partidas (algunas obligadas, otras inducidas y algunas sin remedio), donde habrá que cubrir 2 de los 12 Juzgados Federales además de 3 sillas en las Cámaras Federales que deciden sobre los casos de corrupción, punto clave para el macrismo, que avanzará por el camino de "una verdadera Justicia Federal de Cambiemos".

 
Tras la vacante que dejó por su renuncia Norberto Oyarbide, y la destitución del magistrado ultra K Eduardo Freiler, además del reciente alejamiento del muy respetado camarista Horacio Cattani, por problemas neurológicos, y mientras se espera el pedido de jubilación de María Romilda Servini de Cubría, Comodoro Py tendrá este año un importante cambio de imagen. 
 
Habrá que cubrir 2 de los 12 Juzgados Federales y 3 sillas en las Cámaras Federales que deciden sobre todos los casos de corrupción, un punto clave, si tenemos en cuenta que el macrismo está comenzando a acumular demasiadas causas judiciales en los últimos meses.
 
Además, hay que sumar "el posible jury contra el Juez Federal Daniel Rafecas y un par más que tiene en agenda la Casa Rosada, lo que implicaría 8 puestos claves que van a permitir hablar, cuando se cubran, de la existencia de una verdadera Justicia Federal de Cambiemos", publicó Claudio Chiaruttini en el informe "En Coordenadas". 
 
Cabe mencionar que actualmente, todos los ministros tienen hoy causas abiertas en Comodoro Py, los secretarios de Estado y hasta el propio Macri. Por ahora, no son peligrosas, pero los jueces federales saben que el poder se ejerce a través del tiempo, y que, como explicó en diciembre, el periodista Gerardo Young, luego de publicar 'El libro negro de la justicia', el "poder es, básicamente, la capacidad de daño que ellos pueden acumular. Y esos expedientes, que por ahora son inocentes, sobre averiguación de incompatibilidad, de instrucciones, sobre eventuales abusos de poder, etcétera, el día de mañana se pueden convertir en una bomba. La simple averiguación de la cuenta que tenía la familia Macri en paraísos fiscales hace más de 20 años hoy no tienen mucha implicancia, pero en el futuro vos no lo podés saber, porque los jueces ejercen el poder a través de la amenaza, y la amenaza con lo latente es realmente inquietante, sobre todo en fueros donde ya no importa más la valoración de la prueba, ya no importan más los hechos, sino la utilización que se hace de ellos". 
 
Como ejemplos, Chiaruttini citó el caso de la Sala I de la Cámara Federal porteña, donde el único titular que queda es Jorge Ballestero (apuntado al comienzo de la gestión de Cambiemos), mientras que en la Sala II están Martín Irurzun y Eduardo Farah. Todos ellos tienen clara sintonía con la Casa Rosada. 
 
El caso de Leopoldo Bruglia es, en cambio, más irregular: está haciendo una suplencia en la Sala I (su puesto original es Juez de un Tribunal Oral Federal), pero le pidió al Consejo de la Magistratura quedar permanente en ese puesto. 
 
Fue él quien votó junto a Irurzun el pedido de desafuero y detención del ex ministro K y diputado Julio de Vido y quien se opuso en el primer pedido de excarcelación de Amado Boudou, sosteniendo la doctrina del Presidente de la Cámara, Irurzun. 
 
De esta manera mostró su "acercamiento" a la Rosada, aunque las negociaciones por su permanencia en el puesto, "no parecen haber terminado de tomar forma".
 
A su favor, tiene un antecedente clave: En 2016, el Consejo de la Magistratura convirtió al Juez de la Casación Nacional encargado de delitos ordinarios Carlos Mahiques en Juez de Casación Federal, sin concurso y sólo con su aval y la firma de Mauricio Macri, dado que el magistrado había sido por meses Ministro de Justicia de María Eugenia Vidal.
 
Macri podría usar "este canal express" para designar definitivamente a Leopoldo Bruglia en su actual cargo. El planteo lo hace Chiaruttini a modo de pregunta.
 
Y Young sostiene: "La manera de asegurarte que el juez al que elegís no está totalmente libre de manos es elegirlos vulnerables, con lo cual, se genera una relación donde todos están amenazados, donde todos amenazan, donde todos tienen algo para esconder y, realmente, se genera una situación de tensión que le hace mucho daño a la democracia, porque lo que importa allí ya no es la búsqueda de la verdad, sino cómo sobrevive el que está ejerciendo el poder, en este caso los jueces, y esa supervivencia consiste en administrar los procesos judiciales de una manera que no es la que debería ser, sino la que más les conviene a ellos".
 
¿Le cabe esa condición a Bruglia?
 
Según altas fuentes de Comodoro Py, "Macri tiene en su poder la terna que define uno de los lugares en la Sala I. Si bien no se conocen los nombres, trascendió que se trata de un Secretario de un Tribunal Oral (el que más chances tendría); un Juez de otro Tribunal Oral y un abogado sin carrera judicial, pero cercano a la Casa Rosada", concluye Chiaruttini. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario