ROBINSON CRUSOE

La isla del naufragio más famoso

La Isla Robinson Crusoe no está en los planes de la mayoría de los viajeros del mundo (sólo el 1% de los chilenos la ha visitado). Pero a 670 kilómetros desde la costa de Valparaíso, esta isla del Archipiélago Juan Fernández posee más diversidad de flora que Galápagos y el mayor número de especies marinas únicas en el mundo. En ella viven sólo 500 habitantes, por lo que la Isla permanece casi virgen, y donde en 1703 fue abandonado Alexander Selkirk o Alexander Selcraig, marinero escocés que estuvo durante 4 años y 4 meses como un náufrago, y su caso inspiró "Robinson Crusoe", la 1ra. novela inglesa.

Naufragios no es sinónimo de "La vida de Pi" ni de "Lost" sino de "Robinson Crusoe". ¿Quién no escuchó hablar del personaje y la novela que escribió el inglés Daniel Defoe? Sin embargo, casi nadie conoce el nombre del verdadero protagonista de la historia, Alexander Selkirk.

Él nació en 1676, y al igual que muchos jóvenes de la época, para evitar la prisión por un delito cometido, aceptó embarcarse en un galeón inglés. A los 27 años partió desde Inglaterra con 63 hombres más, a bordo del 'Cinque Ports', un barco corsario que tenía la misión de descubrir nuevas costas.

La corona inglesa otorgaba permisos de corso, una forma de competir con España y Francia por el control de los mares. Los corsarios eran piratas habilitados por la Reina, a quien tributaban. Sus acciones de saqueo debilitaban a España y Francia porque las obligaba a dividir su flota naval para defender sus colonias.

Selkirk era piloto y el 'Cinque Ports' era comandado por Thomas Strading. A la par viajaba el 'St. George' comandado por William Dampier, un capitán expulsado de la Royal Navy y, entonces, corsario.

Ellos decidieron capturar el 'Galeón de Manila' o 'Nao de China', naves españolas que cruzaban el océano Pacífico 1 o 2 veces al año por la ruta entre Acapulco, el principal puerto de Nueva España en el Pacífico, y Manila (Filipinas), con la recaudación anual del comercio español en el Mar de China.

Tras el paso por el Cabo de Hornos, diferencias entre ambos capitanes los llevó a separarse. Strading dirigió su nave hacia el deshabitado archipiélago de Juan Fernández, y Dampier continuó viaje por el Pacífico.

En septiembre de 1704, el capitán Strading llegó a las costas de una isla que los españoles habían bautizado como 'Más a Tierra', a 670 km de la costa de Chile.

Isla Robinson Crusoe (1)

Isla Robinson Crusoe (2)

Ubicación de la isla Robinson Crusoe frente a Valparaíso, Chile.El plan era reabastecerse de agua dulce y suministros, y seguir viaje. Sin embargo surgió algún problema que involucró a Selkirk, y sólo hay teorías al respecto:

> El escocés observó que la nave no se encontraba en buenas condiciones para reanudar el viaje y le solicitó al capitán reparar lo necesario para seguir adelante. El capitán, tomando esto como una ofensa contra su capacidad y experiencia de marinero, se negó, lo que provocó aún más al piloto. Selkirk, decidido a no reanudar viaje en dichas condiciones, declaró que preferiría quedarse en 'Más a Tierra' antes que continuar el viaje en un barco con fugas. El comandante ya cansado de la actitud del marinero, lo abandonó con un fusil, un cuchillo, una olla, una Biblia, ropa de cama y algo de ropa.

> La 2da. versión describe a Alexander como un personaje irascible, que en más de una oportunidad había coprotagonizado conflictos con el resto de la triupulación. El capitán, cansado de los constantes problemas que provocaba el piloto, decidió deshacerse de él y abandonarlo en una de las muchas islas desiertas del archipiélago de Juan Fernandez.

El archipiélago había estado habitado: su descubridor, el portugués al servicio de la corona española Juan Fernández (el 22/11/1574), y después un grupo de sacerdotes jesuitas, habían intentado colonizar la isla 'Más a Tierra'.

Por ejemplo, en la isla abundaban las cabras que los colonizadores habían abandonado.Y esas cabras fueron la salvación de Selkirk.

Lejos de la ficción de Defoe, su estadía en la isla fue durísima: el miedo a la locura lo mantuvo hablando solo por meses, esperando en la playa el regreso del 'Cinque Ports' (que por entonces ya se había hundido) hasta que, convencido de que nadie volvería por él, tuvo que organizar un plan de supervivencia.

Alexander tuvo que sobrevivir 4 años y 4 meses en aquella isla antes de ser rescatado. La isla tiene 47,9 km2​ y su lugar más confortable parece ser la bahía Cumberland, donde en 1877 fundó una aldea el barón Alfredo Van Rodt.

En más de una oportunidad el escocés avistó embarcaciones en el horizonte. Pero temía que fuesen españoles, y se escondió y sobrevivió hasta que el 02/02/1709 vió a lo lejos una bandera inglesa.

Resultó ser el 'Duke', el barco del corsario Woodes Rogers, y el piloto era William Dampier.

Selkirk se negó a subir a bordo, pero lograron convencerle.

A su regreso, Selkirk había adquirido mucha fama, todos contaban su historia, sus hazañas y su rescate, las exageraciones eran inevitables, y él mismo gozaba recorriendo pueblos contando sus vivencias.

En 1719, diez años después de su regreso a la civilización, la historia de Selkirk llegó a oídos de un periodista y comerciante llamado Daniel Dafoe, autor de sátiras políticas, folletos, ensayos y artículos, quien le agregó su ficción, y así nació 'Robinson Crusoe', la clásica novela de aventuras pero el título original es bien diferente:

"La vida e increíbles aventuras de Robinson Crusoe, de York, marinero, quien vivió veintiocho años completamente solo en una isla deshabitada en las costas de América, cerca de la desembocadura del gran río Orinoco; habiendo sido arrastrado a la orilla tras un naufragio, en el cual todos los hombres murieron menos él. Con una explicación de cómo al final fue insólitamente liberado por piratas. Escrito por él mismo."

El escocés Selkirk, nacido Alexander Selcraig, regresaría al mar, que lo vió morir por fiebre amarilla a bordo del 'Weymouth', en 1721, y lo recibió cuando sus restos fueron arrojados del buque.

En 1966, la isla en la que Selkirk estuvo 4 años y 4 meses fue “rebautizada” como Isla Robinson Crusoe, y le dieron el nombre de “Isla Alexander Selkirk” a un alejado islote en el que jamás puso un pie nuestro verdadero náufrago.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario