ALEJANDRO BURZACO ARREPENTIDO

Dicen que Fox, concesionario de la Superliga, pagó coimas a los K

Alejandro Burzaco confirmó que coimeó a dos funcionarios kirchneristas durante el Fútbol Para Todos. Se trata de Pablo Paladino, ex coordinador del programa y soldado político de Aníbal Fernández, y Jorge Delhón. Además, Fox Sports y TNT son los concesionarios de la superliga. En resumen, Burzaco le acaba de decir al mundo que seis compañías gigantes de medios han pagado millonarios sobornos. ¿La Argentina le podrá seguir entregando la superliga a Fox ante esta irregularidad?

 
Alejandro Burzaco -ex CEO de Torneos y Competencias entre 2006 y 2015- declaró en un Tribunal de Nueva York por el llamado FIFA-Gate y apuntó a Julio Grondona. Pero también señaló que entre 2011 y 2014 les pagó US$4 millones a Pablo Paladino (ex Coordinador de Fútbol Para Todos) y Jorge Alejandro Delhon (abogado vinculado al FPT).
 
 
 
 
"Entre 2011 y 2014 les pagamos US$ 4 millones", dijo Burzaco, ex CEO de Torneos, durante el interrogatorio en una corte neoyorquina.
                           
Cuando la fiscalía de Estados Unidos le preguntó por el rol de dos ex funcionarios del Fútbol Para Todos : Pablo Paladino y Jorge Delhon. El primero fue coordinador del programa que estatizó las transmisiones deportivas entre agosto de 2009 y diciembre del año pasado, y aliado político de Aníbal Fernández . El segundo es abogado, y fue contratado por la Jefatura de Gabinete en 2012.
 
Alejandro Burzaco, quien en 2015 se declaró culpable ante las autoridades estadounidenses, declarará durante todo el día de hoy. Ante las primeras preguntas del fiscal, el empresario argentino (que estuvo prófugo de la Justicia en Bolzano, Italia, apenas estalló el FIFAgate ) no dudó en decir que "Julio Humberto Grondona sabía todo" y relató que el ex presidente de la AFA estaba al tanto de cómo se distribuía el dinero destinado a los sobornos.
 
También incriminó a los tres dirigentes que hasta ahora no admitieron su culpabilidad y que se sientan en el banquillo de los acusados: el peruano Manuel Burga, el brasileño José María Marín y el paraguayo Juan Ángel Napout, ex presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).
 
Paladino era el hombre de confianza del exvicegobernador de la provincia de Buenos Aires Gabriel Mariotto, quien lo nombró Coordinador del Fútbol Para Todos. Fue acusado por la jueza federal María Servini de Cubría por presuntos manejos irregulares de los fondos del programa FPT.
 
Por su parte, Delhon estuvo contratado por la Jefatura de Gabinete al menos desde 2012 y recaló en el FPT por su amistad con Paladino. A su vez mantuvo un vínculo personal estrecho con el dueño de la financiera Alhec, Carlos Rivera. Burzaco confirmó que fueron los únicos funcionarios del Gobierno kirchnerista a los que le pagó coimas.
 
En cuanto a las empresas que Burzaco implicó, el exCEO sostuvo que mantuvo informado a Fox Sports sobre los sobornos que pagó y que, además, un ejecutivo de Fox Pan American Sports firmó un contrato falso cubriendo el pago de US$3,7 millones en sobornos a oficiales de Conmebol, incluyendo a Julio Grondona, Nicolás Leoz (expresidente de la Conmebol, hoy con prisión domiciliaria) y Ricardo Teixeira (expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol).
 
En abril del año pasado, Pablo Paladino fue llamado a declarar por la jueza María Servini, quien investiga desde 2014 la ruta del dinero del Fútbol Para Todos. El exfuncionario negó las acusaciones en su contra, pero la Justicia, en principio, no le creyó. El 22/06 del año pasado, Servini lo procesó sin prisión preventiva por considerarlo "prima facie" autor del delito de violación de los deberes de funcionario público. Sin embargo, la sala I de la Cámara Federal de Apelaciones revocó esa decisión y lo sobreseyó, por lo que Paladino quedó formalmente afuera del proceso judicial. Enterada de la declaración de Burzaco en Estados Unidos, y la incriminación a Paladino, la diputada electa por Cambiemos Graciela Ocaña pidió que se anule el sobreseimiento y reclamó "la reapertura de la causa contra el ex coordinador del Fútbol Para Todos". Ocaña, autora de la denuncia penal que dio origen a la investigación de Servini, recordó que "fue el cuestionado juez Eduardo Freiler el que sobreseyó a Paladino, pero la declaración de las últimas horas de Alejandro Burzaco en Nueva York por el FIFAgate obliga a anular el sobreseimiento y a la reapertura del caso".
 
Además, confirmó que fueron los únicos funcionarios de gobierno a los que le pagó alguna coima. 
 
Hundió a Napout
 
Se trata de Juan Ángel Napout, ex presidente de Conmebol y vice de FIFA, el brasileño José María Marín y el peruano Manuel Burga. A los tres, Burzaco confirmó que les pagó sobornos entre los años 2010 y 2015, complicándolos aún más en medio de un juicio que se desarrolla en los Tribunales de Brooklyn, en Nueva York, Estados Unidos, dónde los tres aguardan para conocer su futuro.
 
En un testimonio que hará muchísimo ruido, el ex CEO de Torneos, también le confirmó a la Justicia de Estados Unidos, la lista de medios que pagaron coimas a los dirigentes, para obtener derechos sobre los torneos. Estos son Fox Sports, Televisa, Media Pro, TV Globo, Full Play y Traffic. Vale remarcar que Burzaco es una pieza clave en todo este rompecabezas, ya que su compañía tuvo vínculos con las implicadas. Incluso, en algunos casos, llegó a ser socio en partes iguales. Como en el caso de la empresa DATISA con sede en Montevideo, Uruguay.
 
Burzaco confirmó que James Ganley, ex CEO de Fox Pan American Sports, firmó en 2008 un contrato "que no es real", mediante el cual se efectivizó el pago de USD 3,7 millones de dólares en coimas a funcionarios de CONMEBOL, por la obtención de los derechos de dos torneos. Es más, según revela el colega Ken Bensinger, testigo presencial de la audiencia, "Burzaco dijo que él mantuvo a Fox Sports informado sobre los sobornos que pagó".
 
Los funcionarios que recibieron ese dinero fueron el fallecido presidente de la AFA y ex vice de la FIFA, Julio Humberto Grondona, el ex presidente de CONMEBOL, Nicolás Leoz, el ex tesorero de la Conmebol, Romer Ozuna, el ex Secretario general de CONMEBOL, Eduardo DeLuca y el ex presidente de CONMEBOL, sucediendo a Leoz, Eugenio Figueredo y el extitular de la CBF, Ricardo Teixeira. Todos cobraron "Un soborno especial" para conseguir extensiones de contratos para los torneos de fútbol Copa Libertadores y Copa Sudamericana.

Después del primer día de juicio, la fiscalía estadounidense tiene un caso firme contra Napout, Burga y Marín y, en el primer día de juicio, arremetió duro contra ellos: "Cegados por la codicia, los tres acusados en el juicio del escándalo de corrupción de la FIFA aceptaron millones en sobornos y jugaron sucio en el fútbol”, aseguró la Fiscalía estadounidense.

“Estos acusados jugaron sucio al deporte para llenarse los bolsillos con dinero que podría haber beneficiado al fútbol, un deporte que en Sudamérica es “una pasión, casi una manera de vida"”, dijo al jurado el joven fiscal Keith Edelman en los argumentos iniciales del juicio en la Corte Federal de Brooklyn.