CONGRESO

Por Odebrecht y la campaña, Cambiemos apura la Responsabilidad Empresaria

El oficialismo en la Cámara de Diputados impulsa para este miércoles (28/6) una sesión especial para aprobar la Ley de Responsabilidad Penal Empresaria. La iniciativa pretende sancionar los delitos de corrupción y el soborno trasnacional por parte de las empresas. Se trata de un reclamo de organismos internacionales, pero también tiene el impulso del caso Odebrecht y el interés del Gobierno nacional de ingresar a la OCDE. Cambiemos asegura que tendrá quórum para abrir la sesión, aunque tendrá ayuda del massismo y bloques provinciales a quienes concederá cambios en el texto final. La oposición había presentado cuatro dictámenes de minoría.

Culminada la etapa del cierre de listas para las elecciones legislativas de octubre, ahora empieza la cuenta regresiva para el inicio oficial de la campaña electoral. En ese marco, Cambiemos quiere dejar listos algunos temas. Por caso, la semana pasada logró la sanción en la Cámara baja del proyecto de ley de protección a las víctimas de delitos, un tema que apunta a la agenda de reclamos por la inseguridad. Ahora abordará la agenda de la corrupción con un pedido de sesión especial para este miércoles (28/6) donde el oficialismo pondrá en debate el proyecto de ley de Responsabilidad Penal Empresaria, que Mauricio Macri había reclamado el 1ro de marzo cuando inauguró las sesiones ordinarias en el Congreso. Aunque esta iniciativa recibió un impulso mayor por el caso Odebrecht, lo que motivo algunas modificaciones al proyecto original enviado por la Oficina Anticorrupción.

El jueves pasado (15/6) el oficialismo en Diputados consiguió dictamen de mayoría para llevar al recinto la ley de Responsabilidad Penal Empresaria, mientras que la oposición presentaba cuatro dictámenes de minoría.

El espíritu de la norma consiste en permitir a la Justicia avanzar con mayor rapidez con el Código Penal para sancionar a las personas jurídicas (empresas) que cometan delitos contra la administración pública y los funcionarios públicos que, por ejemplo, cobren coimas.

Uno de los cambios más importantes que hizo Cambiemos fue incluir un artículo que permitiría que, en caso de ser aprobado, pueda aplicarse al caso Odebrecht para propiciar la colaboración de la empresa brasileña en el caso de las coimas que admitió haber pagado en la Argentina.

Y es claro que apunta a la gestión de Cristina Fernández cuando apunta a los "hechos anteriores a la presente Ley" que puedan ofrecer información, sorteando el impedimento de que toda ley penal no es retroactiva. El artículo 37, que contiene esa mención, es el que motivó las principales quejas de la oposición.

Si bien Cambiemos va por la sesión especial y tiene que reunir 129 legisladores, número que sólo puede alcanzar con opositores, accedería a algunos cambios para lograr la aprobación.

El proyecto de Ley también dispone que serán pasibles de fuertes sanciones económicas, que van del 0,5% al 20% de los ingresos brutos anuales de su último ejercicio, las sociedades, asociaciones civiles, fundaciones, mutuales, cooperativas, sean nacionales o extranjeras, con o sin participación estatal. Y hasta se podría decidir la liquidación de la firma.

Además, se incorpora la figura del "colaborador eficaz" para atenuar las sanciones a las empresas a cambio de información sobre los hechos de corrupción.

Más allá del debate político, la norma es reclamada por organismos internacionales y al Gobierno le interesa sancionarla para poder sumar a la Argentina a la OCDE. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario